Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La princesa reencarnada

La actriz Emma Corrin, en ‘The Crown’, es la última de una larga lista de intérpretes que se han metido en la piel de Diana de Gales, en el cine o la televisión P La próxima será Kristen Stewart

GENEVIEVE O’REILLY La irlandesa lo fue en ‘Last days of a princess’. (L)

Diana de Gales vuelve a la pantalla. La mujer más mediática del siglo XX, protagonista de millones de artículos, unas cuantas biografías, documentales, telefilmes y películas varias, llega a The Crown de la mano de Emma Corrin, actriz que interpreta a Lady Di –entre 1981 y 1996– en la cuarta temporada de la serie que Netflix estrena el próximo domingo.

Y así, entre escenas con Isabel II y el príncipe Carlos vuelve Diana a un primer plano del que nunca termina de irse, con su constante paso por la televisión y el cine. Si en The Crown comienza encarnando la esperanza de un enlace de cuento con el díscolo Carlos, 13 años mayor que ella, en su país recuerdan estos días sus dos momentos estelares: hace 40 años, cuando a los 19 se presentó por primera vez ante los británicos con un anillo de pedida del brazo de su futuro marido. Y hace 25, cuando el 20 de noviembre de 1995 la BBC emitió su famosa entrevista en el programa Panorama.

Hasta 23 millones de personas vieron cómo Diana destrozaba la reputación de Carlos, a quien describía como un adúltero que no estaba preparado para ser rey, confesaba que eran tres en su matrimonio y que ella misma tuvo una aventura. La entrevista cambió su vida, marcó el final de su relación con la familia real y llegó un año después de la concedida por el príncipe de Gales en la que admitía su affaire con Camilla Parker Bowles, su actual esposa. Tres años antes, en 1992, se había publicado Diana: su verdadera historia, biografía en la que Andrew Morton expuso por primera vez la infelicidad de la princesa, su bulimia y la sombra de Camilla. Todo contado por la propia Diana en grabaciones sacadas a escondidas de palacio.

Aquellas confesiones se recordaron hace unas semanas, cuando Channel 4 emitió Diana: la verdad detrás de la entrevista, documental que denuncia los métodos empleados por la BBC para conseguir la gran exclusiva en sus 98 años de historia. Channel 4 (que en el 2017 emitió otro polémico documental no autorizado con grabaciones privadas entre Lady Di y el profesor que la entrenaba para hablar en público) se pregunta cómo un desconocido periodista, Martin Bashir, convenció a la princesa para sentarse frente a las cámaras en un momento en el que recibía peticiones diarias de los grandes de la televisión, desde Barbara Walters hasta Oprah Winfrey. La conclusión es que llegó a ella a través de su hermano, Charles Spencer, a quien Bashir mostró extractos bancarios falsos para hacerle creer que un exempleado les había traicionado. Spencer ha enviado una carta al director de la BBC, Tim Davie, exigiendo la apertura de una investigación formal.

En el documental aparecen, entre otros, el secretario personal de Diana y el entonces editor del Daily Telegraph, con quien se reunió en el verano de 1995. “Me quedó claro cuánto odiaba a Carlos, que el matrimonio había sido un infierno desde el principio y que solo le importaba la sucesión de su hijo en el trono”, afirma el periodista. Todos concluyen que la princesa era muy vulnerable, que veía conspiraciones y enemigos en las altas esferas, que tenía miedo. “Vivía en un mundo de ansiedad y Bashir jugó con eso”, afirma Morton. Aquella Navidad la reina escribió a Carlos y Diana para pedirles finalizar el divorcio. Otra Navidad, la de 1991, le sirvió a Lady Di para romper su matrimonio mientras pasaba las fiestas con la familia real en Sandringham, la casa de campo de los Windsor en Norfolk.

Tres días fatídicos

Una nueva película titulada Spencer y dirigida por el chileno Pablo Larraín, también director de Jackie, filme sobre Jackie Kennedy protagonizado por Natalie Portman, recordará aquellos tres días cruciales para Diana, que entonces tenía 30 años. Actualmente en preproducción, Kristen Stewart protagonizará este biopic “que mostrará la parte más humana del personaje”, apunta el realizador. Ya Naomi Watts encarnó a la princesa en el 2013 en Diana, que cuenta los dos últimos años de su vida con el cirujano paquistaní Hasnat Khan y Dodi Al-Fayed, junto al que murió en un túnel de París en 1997. Pero hay más. La lista de actrices que han dado vida hasta ahora en televisión o el cine a Lady Di es larga. Genevieve O’Reilly, Bonnie Soper, Lesley Harcourt, Laurence Burg y Jeanna de Vaal son solo algunas de ellas.

Compartir el artículo

stats