Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carmen Ruizseries: “Lloré al enterarme de que iba a trabajar con Carmen Maura”

La familia Carranza, capitaneada por Carmen Maura, de la que soy hija, tenemos un susto tremendo por un grave problema económico

(L)

(L)

Carmen Ruiz (Madrid, 1974) lleva camino de convertirse en una gran actriz secundaria del cine español si algún director clarividente no lo remedia. En sus apariciones en televisión hasta ahora ha podido cobrar un mayor protagonismo gracias a series como Yo soy Bea, Cuestión de sexo y Gym Tony. En su nuevo trabajo le toca ser la hija de la protagonista de Deudas, una comedia gamberra que acaba de estrenar Atresplayer Premium y que se podrá ver dentro de un tiempo por Antena 3. Ese papel de Lucía podría ser uno más en su carrera si no fuera porque su madre en la ficción es su idolatrada Carmen Maura, por la que sentía y siente una gran devoción. Las lágrimas que se le saltaron cuando supo que iba a codearse con la diva lo demuestran.

¿Por qué se presenta esta serie como una comedia macarra, gamberra y provocadora?

Tiene un tono marcado de comedia, pero desde la verdad. Eso es difícil de hacer desde la interpretación y la dirección porque hay veces que estás a punto de pasarte y sobreactuar. Habla de muchas cosas sin tapujos, pero sin decantarse por ninguna parte. Hay crítica para todo el mundo. Es la guerra de dos familias que cada una es muy bestia a su manera. La lucha de clases sociales en la que los pobres son muy fuertes y macarras, pero los ricos también lo son. Son macarras no tanto en las formas como en el contenido, en la esencia. La serie tiene un humor negro importante y cosas muy divertidas y con mucha acción. Es lo que necesita la gente ahora mismo.

¿Cuál es su hilo argumental?

La familia Carranza, capitaneada por Carmen Maura, de la que soy hija, tenemos un susto tremendo por un grave problema económico. Tenemos una deuda muy grande con la familia De la Vega. Hay una lucha feroz porque esta familia quiere quedarse con todo lo nuestro por piques de toda la vida. Nosotros nos buscamos la vida para pagar esas deudas.

¿Cómo es su personaje?

Lucía es una maravilla. Para mí ha sido un lujazo y un sueño cumplido trabajar con Carmen Maura. Es una mujer que con 75 años tiene una energía y vitalidad increíbles. Es un ejemplo admirable. Como tiene esa verdad como actriz que te crees todo lo que hace aunque sea un barbaridad es un gustazo trabajar con ella. Carmen nos dijo que estaba muy contenta con los hijos que le habían tocado. El elenco es muy potente y muy diferentes unos de otros. Eso le da mucha vida a las familias.

¿Pensó en alguna ocasión en la posibilidad de trabajar con Carmen Maura?

No. Cuando me llamó mi representante para decírmelo estábamos confinados en casa. Yo acababa de terminar la segunda temporada de Madres y mi agente me preguntó si estaba sentada. Me contó que me había salido esta serie y me preguntó: “¿Sabes quién va a ser tu madre?”. Cuando me lo dijo se me saltaron las lágrimas. Lo reconozco sin ningún tipo de pudor. Se lo he contado a ella. Es una grande de este país, una institución. Tenemos una buena relación porque es una mujer muy normal y muy guay. Le gusta estar con la gente. Es estupenda.

¿Le gustaría seguir sus pasos y convertirse algún día en chica Almodóvar?

A mí me gusta ir siguiendo mis pasos. Yo admiro a mucha gente de la profesión que son mi referente, pero asumo el camino por donde me lleve la vida. Sí que me gustaría trabajar con Almodóvar. ¿Ser chica Almodóvar? No lo sé… Pero me encantaría trabajar con él.

¿Cree que la gente tiene ganas de reírse con la que está cayendo?

Lo que necesita la gente es reírse un poco, porque si no...

¿Pero no cuesta ahora más hacerles reír?

No lo sé. Hacer reír cuesta siempre, en todo momento. La comedia es muy difícil y complicada. Ahora cualquier cosa de comedia que esté bien hecha y que toque la fibra de la gente para divertirla y emocionarla viene de maravilla. Yo no hago más que escucharlo todos los días por la calle. Me dicen que la comedia es necesaria y que ahora se hacen menos porque hay mucho thriller. Yo les contesto que a ver si a partir de ahora se hacen más.

¿Se lo ha pasado bien durante la grabación?

Sí, ha sido muy divertido. Mis compañeros son unos trabajadores increíbles, pero con un sentido del humor maravilloso, lo que se agradece mucho. Lo que nos hemos reído Carmen Maura y yo con ellos ha sido una barbaridad.

¿Le tranquiliza que la serie se vaya a emitir en abierto por Antena 3?

Sí. A mí me dan pena los espectadores que no tienen plataformas de pago y que se pierden las series.

¿Tiene usted muchas deudas económicas o morales?

No, no. Yo no quiero deber dinero a nadie. ¡Qué horror! Eso no te deja dormir. Y deudas morales, para nada. Prefiero dormir bien por las noches. Mejor una vez roja que ciento morada. No me gustan las deudas de ningún tipo.

¿Qué compañero de reparto le ha sorprendido más?

Hay gente maravillosa en esta serie. Yo admiro desde hace mucho tiempo a Mona Martínez, pero el trabajo que hace en Deudas es una barbaridad. Ha hecho una construcción muy buena del personaje de señora mayor cuando ella tiene cuarenta y tantos. En silla de ruedas, con muy mal carácter y una cosa descompuesta en la voz que es muy complicada de hacer. A mí me dejaba con la boca abierta todo el rato esa mujer. Su trabajo es extraordinario. Javi Coll, que interpreta al hijo de Mona, hace un homenaje total a José Luis López Vázquez. Mi hermano, Salva Reina, hace también la comedia desde un sitio que es muy difícil y te lo crees. Podría decir cosas de todos, pero con la me quedo muerta es con Mona Martínez.

¿Cómo han llevado lo de grabar con las enojosas medidas contra el covid?

Ha sido difícil. Con mucho miedo, mucho cuidado y sin verle la cara al equipo, que es algo muy desagradable y que no tiene nada que ver con nuestro trabajo del día a día. Cuando ves a un equipo trabajar y compruebas que está disfrutando con lo que estamos grabando ya sabes más o menos si le puede gustar al espectador. Les ves si se ríen y entran en la historia. Esto de las mascarillas, como comentábamos siempre Carmen Maura y yo, es una lástima. “¡Qué pena no poder veros la cara!”, les decíamos a los del equipo. Y luego encima el cuidado que tenías que tener con todo: toma de temperatura por la mañana, test cada dos por tres, precauciones en casa… Como un plus. Pero como en todos los trabajos.

¿Es garantía de éxito que en el equipo de guionistas esté el hijo del exfutbolista y exentrenador del Madrid Jorge Valdano?

El equipo de guionistas lleva trabajando con Daniel Écija mucho tiempo y son muy buenos.

¿Pero conocía al hijo de Valdano?

No. Le he conocido en el plató, pero no he tenido mucho trato. Sé que es hijo de Valdano. Y eso es curioso.

¿No será usted del Madrid?

No, yo soy del Atlético de Madrid (ríe). No me gusta demasiado el fútbol, pero soy del Atleti por tradición familiar.

¿Prefiere trabajar para una cadena pública o para una privada?

Me da igual. Yo lo que quiero es trabajar. Están las cosas como para ponerte exquisito.

¿Qué canales suele ver cuando se pone delante de la tele?

Tengo poco tiempo, pero suelo ver series en las plataformas. He visto alguna de Antena 3. La última que he visto ha sido Desaparecidos.

¿Cómo lleva la pandemia?

Yo toco madera porque cuando estábamos confinados me llamaron para hacer Deudas. Pero se me ha retrasado mucho lo del teatro. Se ha cancelado todo durante un año y está siendo muy duro, sobre todo para las compañías pequeñas. La productora con la que trabajo es independiente y están sufriendo muchísimo. Pero yo no me puedo quejar. Ahora voy a grabar la tercera temporada de Madres, con lo que he empezado el año muy bien.

¿Ha tenido casos graves de covid-19 en su entorno más cercano?

No. Menos mal. Tengo amigos que sí lo han tenido entre sus familiares.

¿Usted está entre los españoles que sufren la famosa fatiga pandémica?

Yo me he acostumbrado ya a ponerme la mascarilla. Todavía no me he resfriado, y eso debe de ser debido a la mascarilla porque yo me cojo cuatro o cinco catarros todos los años. Soy una persona que me adapto bastante bien a todo, aunque no me guste y me jorobe. Pero tengo días, como todo el mundo, que lo llevo peor.

¿Qué le parece que Miguel Bosé se haya convertido en altavoz de las tesis negacionistas?

Yo es que niego lo de los negacionistas. Soy negacionista de los negacionistas. Me da igual que sea Miguel Bosé que Pepa Pérez. A mí me hace hasta gracia. Cada vez que sale una noticia de esas digo ‘hay que ver qué material de comedia más bueno están dando para hacer una serie’. Yo no me meto con Miguel Bosé en concreto, sino en general con esas ideas. Hay muchas personas que han muerto y sanitarios que lo están pasando muy mal en primera línea contra el virus. Que venga alguien, sea Miguel Bosé o el Papa, y que me diga que todo es mentira y que todo es fruto de un complot…

¿Le molesta la severidad con que se está tratando a los cines y teatros en las medidas de lucha contra la pandemia?

Es injusto. Tú coges el tren, el metro o el autobús y no hay distancia de seguridad. Va todo el mundo pegados unos a otros. En un teatro y un cine hay unas medidas de seguridad increíbles, de aforo, de distancia, de mascarillas, entradas y salidas… Está todo medidísimo y controladísimo para que no haya ningún problema. Es más seguro el teatro que coger el metro.

¿Cree que la pandemia puede asestar un golpe mortal al moribundo cine español?

Espero que no. Pero todo está mal. El teatro también. Se están intentando hacer cosas para salvar la situación.

¿Se ve condenada a ser una actriz secundaria, como aquellos inolvidables secundarios del cine español, o todavía tiene esperanzas de protagonizar una película algún día?

Yo no lo veo difícil. Lo veo posible. De hecho ya me han ofrecido cosas de protagonista, pero me gustan mucho los secundarios. Los papeles que me han tocado me han parecido muy interesantes. A veces los protagonistas son maravillosos, pero un buen secundario…

¿De qué papel se siente más orgullosa en cine y en televisión?

Para mí fue un experiencia maravillosa la primera vez que hice televisión en mi vida con la serie Mujeres. Estoy muy orgullosa porque yo hasta ese momento solo había hecho teatro. Es una serie preciosa que se me ha quedado para siempre en el corazón. En cine, la película Fin, de Jorge Torregrossa, porque el personaje tiene mucho arco y mucho recorrido. Tiene comedia y tiene drama. También me siento muy orgullosa de la película La vida inesperada, de Jorge Torregrossa.

Compartir el artículo

stats