Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sesión cómplice de Kira y Ciro

Kira Miró: “La imagen y las apariencias pueden engañar, no hay que prejuzgar”

Kira Miró viste sastre y camisa de Karl Lagerfeld.  CHARLY CALDERÓN/WOMAN

Kira Miró viste sastre y camisa de Karl Lagerfeld. CHARLY CALDERÓN/WOMAN

Bellos, camaleónicos y atrevidos. Así son los hermanos granacanarios Kira Miró y Ciro Miró [entrevista en las paginas siguientes], a quienes también une la interpretación, el sentido del humor, el “ser agradecidos” y el amor por la moda. De hecho, el motivo de esta entrevista a la recién coronada ganadora del programa de Antena 3 Televisión El Desafío (sobre esto nos hablará) y al sensato Alfredo de la ficción de Movistar Hierro (el personaje que Ciro interpreta en la exitosa serie rodada en la isla canaria) es una preciosa sesión fotográfica firmada por el estilista José Herrera que nos hace pensar que la elegancia es cosa de genes. La pareja presume de complicidad y hemos encontrado muchas similitudes pero, también, diferencias. Kira es la primera en atender las preguntas de este cuestionario.

¿El hábito hace al monje?

La imagen y las apariencias pueden engañar, no hay que prejuzgar. A veces rascas un poquito y, debajo, hay un tesoro.

¿Y qué dice su hábito de usted?

Mi ropa es bastante sencilla, muy poco ostentosa. Utilizo colores lisos, neutros... El menos es más lo llevo a rajatabla. La pandemia me ha cambiado en que ahora llevo más vaqueros sueltos, culotte, porque son más confortables y antes era más de vaqueros tipo pitillo. Todavía no me he animado con el chándal, aunque me encanta.

Está imponente en la sesión con el estilista José Herrera. ¿Cuál de todas las Kiras que vemos en las fotos es más usted?

Me encantó la sesión porque en todas las fotos puedo ser yo en un momento dado. Aunque para la vida soy de más de vaqueros y camiseta, me gusta jugar a ser distintos personajes cuando tengo un evento o algo especial, como actriz que soy. José Herrera ha sabido sacar todo eso: la Kira más explosiva, la más sofisticada, la más elegante... me gusta ser camaleónica cuando me hago fotos. Todo lo que no juego en la vida cotidiana, lo juego en las sesiones.

Comparte shooting con su hermano, Ciro. ¿Quién farda más del otro?

En eso estamos a la par. Él se deshace por mí y yo, por él. [¿Y quién da más consejos?] Ninguno de los dos es de dar consejos, somos más de acompañar. Lo que haga el otro, se le apoya y se le acompaña.

Un lago. ¿Quién de los dos se tiraría al agua y quién guardaría la ropa?

Creo que los dos nos tiraríamos al agua. Somos juguetones, nos encanta la aventura. Y somos de mar y no renunciaríamos a un baño.

Su hermano dice que él es más cabeza loca y usted, la disciplinada y aplicada, siempre de sobresaliente.

Cuando éramos pequeños, él era más desastrillo y yo, de estudiar. Era superresponsable, muy ordenada. Entrenaba a baloncesto y luego llegaba a mi casa y hacía los deberes del día e, incluso, los de la semana siguiente, no lo dejaba todo para el último momento. Pero los dos somos atrevidos. Y Ciro, después, de mayor, ha estudiado cuatro idiomas, es autodidacta, pinta... mientras, yo, tal vez, me he ido relajando un poco.

Ccon top de MVP Wardrobe y falda de Momoni.

Ccon top de MVP Wardrobe y falda de Momoni.

Aunque no en El Desafío...

En El Desafío me he entregado mucho a cada reto. Me suelo tomar muy en serio las cosas y esto también me lo he tomado muy en serio, he trabajado mucho para que saliera bien. Y he tenido mi premio.

¡Ha sido la ganadora!

Ha sido increíble. La experiencia ha sido maravillosamente sufridora, un sufrimiento muy gratificante. Me he dado cuenta de que nosotros mismos nos ponemos barreras. Tu mente te dice que no vas a poder cumplir esos retos y a base de pequeños (grandes) esfuerzos, muchos de ellos los consigues. Es muy satisfactorio ver cómo el sufrimiento de trabajártelo duro tiene su recompensa y en mi caso he conseguido prácticamente todos los desafíos que a priori pensé que no lograría.

“En ‘El Desafío’ me he entregado mucho a cada reto. Me suelo tomar muy en serio las cosas y esto también me lo he tomado muy en serio, he trabajado mucho para que saliera bien. Y he tenido mi premio”

decoration

Gracias a El Desafío, se ha convertido en reina de trending topics. ¿Quién no sale en la tele no existe?

Parece que el mundo del teatro [ahora Kira está representando la obra Escape Room en el Teatro Fígaro de Madrid] no cuenta demasiado y es una pena. Te tiras años llenando teatros y si no sales en la tele la gente te pregunta qué has estado haciendo ese tiempo. También es verdad que la televisión es una gran ventana y un altavoz. Yo hago El Desafío y nos ven 3,5 millones de personas y para que me vean 3,5 millones en el teatro, tengo que hacer muchas funciones.

¿Qué comparte con su hermano por genética?

El sentido del humor. Mi hermano es un payaso, la alegría de la casa. Mi padre también tenía mucho sentido del humor, y mis abuelos. A pesar de haber atravesado momentos muy dramáticos, en casa siempre ha habido un ataque de risa y una broma. Llevamos el sentido del humor en la sangre.

Ha hablado de barreras. ¿Alguna que haya tenido que superar por el hecho de ser mujer, ahora que el #8M aún está reciente?

Muchísimas. Sobre todo cuando era más pequeña. Si tienes un físico como el mío, no se te toma tan en serio, parece que lo que digas no cuenta igual que lo que diga un hombre con traje y chaqueta. Ser rubia y mujer no tiene tanta credibilidad. E igual no llevo traje y chaqueta, ni soy hombre, pero puedo tener un bagaje detrás y cierto criterio en según qué ámbitos.

Kiko Veneno dijo que si hubiera nacido guapo, hubiera tenido otra personalidad. ¿Qué hubiera pasado si Kira hubiera nacido con otro físico?

Tal vez no habría tenido ciertos traumas ni disgustos.

¿Tener un buen físico tiene contrapartidas?

Puede ser una carta de presentación buena para unas cosas y mala para otras. Para según qué personajes, puede resultar un handicap, como alguna vez me han dicho. A veces, puede suscitar envidias. Sin duda, Kira Miró sería de otra manera y con otra historia.

Los Feroz expresaron su temor por el futuro de las salas de cine. ¿Qué futuro le ve?

Veo un futuro complicado, en parte por las plataformas. Con las restricciones y la pandemia a la gente le cuesta salir de casa y si ya tienes todo a la carta en tu salón... Por mi parte, conservo el lado romántico del cine. Ir al cine es como tener una cita con alguien. Yo espero que nos repongamos de toda esta pandemia, y el cine también, y puedan seguir proyectándose películas en las salas. No tiene nada que ver con verlas en casa.

Entonces, ¿las plataformas son más el lastre que el salvavidas?

Puede que sean un lastre-salvavidas.

“Si tienes un físico como el mío, no se te toma tan en serio, parece que lo que digas no cuenta igual que lo que diga un hombre con traje y chaqueta. Ser rubia y mujer no tiene tanta credibilidad”

decoration

Como espectadora, ¿qué ve?

Me encantan las películas y series basadas en hechos reales porque me permiten ver a grandes actores, aprendo de la historia a la vez y empatizo muchísimo. Acabo de terminar The Crown, con actuaciones maravillosas, y me han encantado las películas La excavación y La isla de las rosas. Ahora, también, a raíz de The Crown, me he enganchado a todos los documentales de Lady Di.

Para lograr la igualdad de hombres y mujeres en la profesión, ¿qué se necesitarían? ¿Más cuotas?

A mí los extremos no me gustan: ni renegar ni ignorar pero tampoco dar preferencias por el simple hecho de ser mujer. Es verdad que a la hora de contar historias seguimos contándolas para hombres y están hechas por hombres, aunque cada vez menos. Habría que equilibrarlo pero no sé cómo.

Tras su victoria en El Desafío, ¿algún proyecto?

Estoy en el Teatro Fígaro, en Madrid, con la obra Escape Room, que es una comedia con Antonio Molero, Marina San José y Leo Rivera. Y seguiremos hasta que la pandemia nos permita. Por lo menos, hasta abril. Luego saldremos de gira.

Compartir el artículo

stats