Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SERIES | Protagonista de ‘Besos al aire’

Loreto Mauleón: “El amor a mi gente ha crecido con el virus”

La actriz vasca vuelve a la televisión con una miniserie en Disney + Star, una comedia romántica que le da un punto dulce a la tragedia de la pandemia

(L)  | VALERO RIOJA

(L) | VALERO RIOJA

Hay actrices a las que les sienta bien la pandemia y Loreto Mauleón (Burgos, 1988) es una de ellas. Hace unas semanas recogió el premio Feroz a la mejor actriz de reparto por su brillante trabajo en la serie de HBO Patria como Arantxa, la conmovedora joven de la silla de ruedas. Y ahora estrena en Disney+ Star la miniserie Besos al aire, una emotiva comedia romántica de dos capítulos sobre el amor en los tiempos del confinamiento. Ahí interpreta a Elena, una intrépida y acelerada cámara de televisión que aspira a beberse la vida a tragos. La actriz vasca parece recoger ahora los frutos sembrados en El secreto de Puente Viejo, la serie diaria de Antena 3 que le sirvió de escuela y trampolín.

¿Cómo definiría Besos al aire?

Es una miniserie de dos capítulos que habla sobre los confinamientos y las experiencias que tuvimos todos al principio de esta pandemia. Gira en torno a un hospital y una comunidad de vecinos. Son ocho historias entrelazadas que le dan un poquito de amor y humor a todo el drama que hemos vivido este último año.

¿Ha tenido alguna historia de amor en sentido amplio durante la pandemia?

Lo que ha hecho el confinamiento es hacerme sentir que el amor que tenía a mi gente ha crecido más todavía. Lo he sentido muy vivo. Al tener a mucha gente que quería lejos, les he echado muchísimo de menos. La necesidad de tenerlos cerca ha aumentado. Esa es la historia de amor que he tenido.

¿Qué particularidades cree que tiene enamorarse en estos tiempos de pandemia y confinamiento?

No me he parado a pensarlo. Supongo que habrá sido por pantalla. No habrá sido un enamoramiento al uso… ¡Qué pregunta tan difícil! Seguiré pensando y en la siguiente entrevista se lo diré.

¿Cómo es su personaje de Elena?

Es una cámara de televisión que va con su compañero, que es reportero y lo interpreta Jaime Olías. Son como un dúo que van a todos los sitios juntos. Elena es una chica divertida y alegre que no le da seriedad a las cosas y que intenta ver lo sencillo de la vida. Pero a la vez tiene bastante carácter. No le gusta que le tomen el pelo y se hace respetar. Ella se limita a hacer su trabajo y a ser feliz. Con este chico se le remueve algo dentro a lo que ella normalmente le da la espalda. Y algo ocurre entre ellos… Al ver que ella no es la primera opción de él, que pone por delante el trabajo, se cabrea bastante. Los dos se van a pasar el confinamiento juntos y ahí es donde ocurren cosas inesperadas.

¿Cuál es su comedia romántica preferida?

Siempre me ha gustado mucho Notting Hill. Los personajes son estupendos y Hugh Grant está espléndido. La he visto muchísimas veces y siempre que la pillo me quedo viéndola. Es como una especie de Pretty woman, como un clásico, pero esta me gusta más.

¿Cómo ha sido compartir serie con unos compañeros tan potentes como Paco León y Leonor Watling?

Les he disfrutado poquito porque no teníamos muchas secuencias juntos, pero son dos compañeros a los que admiro mucho. Y como personas son fantásticos. Me ha gustado coincidir con ellos, aunque fuera poco.

¿Qué actor o actriz de esta serie le ha sorprendido más por la calidad de su trabajo?

No he podido ver la serie entera, pero hay artistas estupendos. David Castillo, Ariana Martínez, Alejandro Sigüenza…

¿Se puede contar bien una historia en solo dos capítulos o prefiere disponer de más ?

Es verdad que estamos acostumbrados a series más largas, de ocho capítulos como mínimo y de hasta cinco temporadas. Pero en estos dos capítulos se recoge esta especie de pequeña reconciliación con lo ocurrido y se le da un punto más dulce a la tragedia de la pandemia. Es como un homenaje, y haciendo más capítulos a lo mejor perdería la gracia.

La actriz Loreto Mauleón.  | ELD

La actriz Loreto Mauleón. | ELD

¿Con quién se hubiera ido a pasar el confinamiento juntos?

Con mi madre, porque la tuve lejos. Para mí fue muy duro.

¿Y con qué personaje histórico?

Con ninguno, porque no los conozco en persona. Para hacer un confinamiento con alguien necesito mucha confianza. Ya tengo suficiente en un confinamiento con aguantarme a mí misma, como para aguantar a alguien que no conozco.

¿Y con qué compañero de profesión y con qué político?

Tampoco, yo solo con familia.

¿Usted ha sido solidaria durante la pandemia? ¿Le ha tocado la fibra de la sensibilidad social?

Menos de lo que debería. A todos nos tocó la fibra, pero el problema para mí no fue en el confinamiento. Ahí todos intentamos ayudar a los vecinos y a los amigos. Hubo gente que se portó de forma increíble. Para mí el problema ha venido después, cuando nos han abierto las puertas de casa y se nos ha olvidado todo eso. Creo que el drama es ese, que cuando nos vemos todos en peligro nos ayudamos, pero cuando nos dejan salir el egoísmo vuelve a nuestras vidas. Ha sido bastante triste comprobarlo.

Su confinamiento ha debido de ser menos duro al poder salir a trabajar, ¿no?

Los primeros meses estuve encerrada con mi pareja, pero no estaba trabajando en ese momento. Luego ya me tocó salir a trabajar. Lo que he hecho ha sido reducir mi vida social para progerme a mí misma y a mi entorno. Por suerte me hacen pruebas antes de cada sesión y me quedo más tranquila. Hay que ser conscientes de que aunque hayamos pasado el confinamiento el virus sigue estando ahí y nos tenemos que cuidar. Supongo que la gente que ha tenido que teletrabajar desde casa con niños lo habrá tenido más duro.

¿Ha perdido a alguien de su entorno por el coronavirus?

No. Pero sí tengo amigos que han perdido a familiares.

¿Ha cambiado el concepto que tenía de los cámaras de televisión después de hacer esta serie?

No. Siempre he valorado el trabajo de los técnicos, a pesar de que los aplausos nos los llevemos nosotros. Mi opinión sobre ellos sigue siendo la misma.

¿Qué opina de la polémica que se generaron con las declaraciones negacionistas de Victoria Abril antes de la gala de los premios Feroz?

Cada uno vive esto a su manera. Personalmente, yo voy a seguir poniéndome la mascarilla. Es una cuestión de respeto a mí y a las personas de alrededor.

¿Habló con ella durante la entrega de los premios?

No. No conozco a Victoria. Y tampoco podíamos tener contacto por las medidas anticovid.

¿Qué ha supuesto para usted este premio Feroz a la mejor actriz de reparto por Patria?

Un reconocimiento muy grande por venir de periodistas y críticos de la profesión. Lo valoro mucho, sobre todo por haber estado nominada con unas pedazo de actrices. Ha sido un regalazo. El personaje de Arantxa era complicado, pero me está dando muchas alegrías.

¿Le abrirá este premio las puertas para hacer más cine? Porque ha hecho poco…

Bueno... llevo 13 años en la profesión y eso ya es mucho. Me siento afortunada. No sé si el premio servirá para abrir puertas, pero voy a seguir trabajando duro.

¿Por qué ha hecho solo dos películas en estos 13 años?

Creo que hacer dos películas no es poco. Depende con quién me compare. He hecho además dos funciones de teatro y seis series. Se ha dado más la televisión y no sé por qué. Ha tocado así. Pero hay gente muy válida a la que no le llega ninguna oportunidad.

¿Qué le debe a Patria?

No lo sé. He hecho un trabajo que me ha interesado muchísimo. He conocido a grandes actores y actrices que ahora forman parte de mi vida. Nuestro trabajo ha llegado a muchas personas y ha gustado mucho. Me ha dado muchas cosas.

¿Y por qué cree que ha gustado tanto?

El libro ya gustó, por lo que había mucha gente pendiente de esta serie. Había muchas expectivas y eso da vértigo. Pero la manera de contar la historia y dar importancia a todos los personajes, con sus luces y sombras, ha contribuido mucho.

¿Se llegó a emocionar interpretando el papel de Arantxa?

Sí. Había muchas escenas muy emocionantes, desde los encuentros con Vitori hasta la primera vez que consigue decir una palabra. Toda la serie es muy emocional.

¿Ser vasca le ayudó a construir mejor su personaje en aquellos años de plomo terrorista?

Sí, ser vasca te da un conocimiento del problema. Pero cada persona tenemos un conocimiento diferente del terrorismo y lo hemos vivido de distinta forma. Aunque nací en Burgos, soy vasca porque mis padres son de Donosti y se fueron a trabajar a Burgos unos años. Viví allí siete meses solo.

¿Cree que se están cerrando bien las heridas del terrorismo de ETA?

No sé si va lento o va deprisa. Habrá gente que necesite más tiempo y otra menos. Tenemos que ser respetuosos con todos. Lo que sí creo es que hablar sana y que siempre estará bien contar historias desde muchos puntos de vista e intentar no juzgar al que tenemos delante, sino pararse a escucharle un poquito más.

¿Qué le hizo más ilusión: el premio Feroz o el título de Reina de la noche que le dio la prensa rosa por su original vestido en la gala?

(Ríe). Por supuesto llevarme el Feroz. Lo demás es un poco secundario… Está bien que a la gente le guste cómo he ido vestida, pero no es lo más importante.

¿El secreto de Puente Viejo ha sido su universidad?

Estuve dos años y medio en la serie y después volví dos meses. Y la verdad es que aprendí mucho.

¿Hacer una serie diaria se considera dentro de su profesión como jugar en Segunda División?

Yo he sentido muchas veces que hay gente que le parece que es así. Pero no estoy de acuerdo. Para mí, un serie diaria tiene un mérito increíble porque hay un trabajo tremendo detrás y delante de las cámaras. Creo que no se valora lo suficiente, pero bueno… Yo sí que lo valoro, me encantó estar en esa serie y me aportó mucha experiencia. Pero que cada uno opine lo que quiera.

¿Cree que el cine y el teatro están siendo castigados excesivamente por las normas anticovid?

No sé. No me atrevo a decirlo. En Madrid yo sigo yendo al teatro aun cuando haya menos aforo. No conozco las restricciones en otros sitios, pero en Madrid por lo menos podemos ir al teatro y estar seguros.

¿A qué se dedicaría si estuviera obligada a abandonar su profesión?

No lo sé. No me lo he planteado nunca. Pero si hace falta me pondría a trabajar en lo que fuera. No tengo otra vocación definida que sea alternativa a la interpretación.

Compartir el artículo

stats