Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El independentismo más violento

Los años del MPAIAC

Se cumplen 45 años del primer atentado en Canarias del grupo independentista MPAIAC, liderado por Antonio Cubillo - Francisco Laína, que fue gobernador civil en Las Palmas, recuerda que «hicieron mucho ruido y bastante daño»

Simpatizantes de Antonio Cubillo, líder del MPAIAC (Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario), lo reciben en el Aeropuerto de Gando a su regreso de Argelia. Cubillo, con muletas, hace con los dedos la señal de victoria. | T.COMITI

En invierno de 1976 detonaba en el edificio de Galerías Preciados de Las Palmas de Gran Canaria algo más que una bomba casera. Ese primer atentado del MPAIAC (Movimiento para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario) fue el inicio en las islas de 18 meses de tensión y violencia terrorista, con incluso víctimas mortales, heridos y supuestas cartas de extorsión a empresarios; una situación hasta entonces inédita y hoy casi convertida en una serie de episodios marginales o anecdóticos aunque, como recordaba esta misma semana Francisco Laína García, gobernador civil en Las Palmas en aquella época, dichas acciones «hicieron mucho ruido y bastante daño».

Aquel primer atentado, el 1 de noviembre de 1976, en el entonces edificio de Galerías Preciados causó únicamente daños materiales pero, sin embargo, representó un gran impacto social a pesar de que sus efectos físicos fueron mínimos.

La Transición política acababa de comenzar en España y las Islas vivían un momento crítico: una gravísima situación económica (la primera gran crisis turística) y el abandono español del Sáhara, que se traducía en la casi desaparición total de la actividad pesquera en el banco canario-sahariano y su reexportación comercial a África, «que era la segunda pata de los llamados puertos francos», según indicaba la prensa de la época.

Antonio Cubillo, avezado líder del MPAIAC, supo jugar no sólo las bazas comentadas anteriormente, quejándose en sus discursos del imperialismo del Estado explotador y caciquil sobre la castigada población de Canarias, sino que también sumó a su lucha independentista el intento de venganza de Argelia contra España por la entrega del Sáhara a Marruecos.

De hecho, antes de aquel primer atentado en Galerías Preciados, el terrorismo canario se había estrenado con el secuestro, finalmente fallido, de un pequeño barco mercante canario en alta mar cuando dos militantes independentistas enrolados a los efectos intentaron desviarlo al puerto de Orán. Las autoridades argelinas, sin embargo, se negaron a admitir el atraque del barco, con lo que el MPAIAC optó por abortar aquella operación y los secuestradores se tiraron por la borda del buque, ganando la costa argelina a nado. Jamás fueron detenidos. «Aunque con el paso del tiempo se convirtieron en una cosa casi marginal sí es cierto que tenían cierto impacto internacional con los ataques a los pesqueros en el banco canario-sahariano, que se cobró incluso alguna víctima», añade Laína.

Destrozos provocados por un artefacto en las dependencias de South African Airways, el 28 de junio de 1978, en Las Palmas de Gran Canaria.

Respuesta armada al desencanto

El nacionalismo canario surge en el Archipiélago en un momento caracterizado por la oposición al franquismo, las luchas obreras y, como se señalaba anteriormente, la influencia de los procesos de descolonización del continente africano y todo lo que aquello supuso para la ya tocada economía de las Islas Canarias.

Por si eso fuera poco, a finales de 1959 el régimen de Franco ejecuta a Juan García El Corredera, un hecho que conmociona a la opinión pública y provoca en la sociedad de las islas una mayor conciencia política, tendencia que, unida al descontento popular existente, se acabaría materializando en la aparición del Movimiento Canarias Libre, en Gran Canaria, en 1961.

Aquel grupo inicial lo formaban activistas de izquierdas como Fernando Sagaseta, Carlos Suárez, Armando León o Andrés Alvarado, todos ellos posteriormente miembros del PCE; también intervendrían en su formación sectores ya vinculados al Partido Comunista de España, entre ellos Agustín Millares Sall. Canarias Libre acabó teniendo poca incidencia en las islas, y apenas se organizó fuera de Gran Canaria salvo el caso de algún pequeño grupo, que se coordinaba en Tenerife, y entre cuyos fundadores destacaba el abogado laboralista Antonio Cubillo.

La acción del movimiento originario se basaba, principalmente, en la difusión de pasquines y panfletos y la realización de pintadas. También crearon, en septiembre de 1961, la bandera canaria con el blanco, azul y amarillo, surgida por la superposición de los colores de las banderas de las dos provincias. Con posterioridad, el MPAIAC añadiría a este emblema siete estrellas verdes y, si bien fue adoptada por otras fuerzas políticas de distintas tendencias posteriormente, en un primer momento esa enseña representó las reivindicaciones del independentismo.

Pero volviendo a Cubillo y la acción armada del grupo independentista que funda, el abogado parte desde la isla de Tenerife al exilio, instalándose finalmente en Argelia donde crea en 1964 el MPAIAC y, 12 años después, las Fuerzas Armadas Guanches, el brazo armado del MPAIAC, grupo a quien se menciona, por ejemplo, en las supuestas cartas de extorsión que recibieron algunos empresarios turísticos de Canarias por parte del grupo terrorista.

25 millones de pesetas como impuesto revolucionario


[Transcripción exacta de una carta del MPAIAC]

M.P.A.I.A.C. (Movimiento por la Autodeterminación y la Independencia del Archipiélago Canario)

Secretaría General

56 bis, Rue Khelifa Boukhalfa (1º)

ARGEL

Teléfonos: 667902-605358

Correspondencia: M.P.A.I.A.C.

BP 216 ARGEL RP ARGELIA

REGISTRO DE SALIDA 514


[...]

Director General

Sr. [...]

[...]

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

ISLAS CANARIAS

Sr. Director General, la presente en para comunicarle que su empresa extranjera actuando en nuestra Patria colonizada, va a ser impuesta como todas las demas empresas, con un Impuesto Revolucionario anual, por las actividades economicas llevadas a cabo en Canarias. Como ustedes sabran, nuestro Movimiento esta luchando por la Indepencia de nuestra Patria, para que Canarias se convierta en un estado libre e Independiente. Todas cuantas empresas extranjeras trabajan actualmente en nuestro pais se veran obligadas a pagar el correspondiente Impuesto Revolucionario, segun la cuantia que se fijará de antemano. Al pago de las cantidades fijadas, nuestra organización remitira a su empresa el correspondiente recibo, el cual será valedero en el futuro, una vez Canarias Independiente, para demostrar que en su día han hecho los correspondientes pagos a nuestra causa justa y legitima.

Sus negocios en Canarias les permiten redondear sus ganancias y sacar el maximo de beneficiosde nuestro pais sin dejar apenas nada entre nuestro pueblo.

Si ustedes piensan continuar ejerciendo sus negocios en Canarias como hasta ahora les señalamos que a su empresa se le ha fijado la cantidad total de VEINTICINCO MILLONES DE PESETAS EN DIVISAS CONVERTIBLES, pagaderas mediante transferencia bancaria a la cuenta corriente del MPAIAC:


MPAIAC

C.C. 108.454.58060.3

Credit Populaire d’Algerie

Agence Principal Amirouche

Ed. Amirouche

Argel-Argelia


Queda sobreentendido, que esta cantidad deberá ser pagada en el plazo maximo de 20 dias, apartir del recibo de esta. Caso Contrario, nuestras Fuerzas Armadas Guanches, se veran obligadas a llevar toda clase de acciones militares contra sus instalaciones en Canarias, asi como de los intereses que posea su empresa en nuestra Patria. Ustedes ya están al corriente de las diversas acciones armadas que se han venido llevando a cabo contra diferentes empresas hoteleras en el Archipielago muchas de las cuales han sido afectadas por nuestras acciones armadas. La empresa [...] puede verse seriamente afectada, no solo en las instalaciones hoteleras sino tambien cuantos turistas se dirijan a ella en sus diversos medio de transportes.

Sin mas por el momento, esperando acepte nuestra ADVERTENCIA deseariamos que su empresa comprendiese perfectamente el contenido de esta y no nos obligase a pasar a acciones CONTUNDENTES contra la misma. Se Sobre-entiende, que todo pago sera tenido en secreto por nuestros servicios.


A 15 de Marzo de 1978

Firmado: MPAIAC

«Como gobernador civil, una de mis obligaciones era tratar de combatir y controlar al MPAIAC. Eran pocos, pero daban su guerrita», recuerda Laína González, que insiste en otro detalle: «eran más ruidosos que activos».

Entre otras, el exgobernador civil se refiere, por ejemplo, al baile de cifras que sobre acciones terroristas anunciaban los de Cubillos frente a los datos reales de la época. Mientras el líder del MPAIAC, según sus propias declaraciones, aseguraba que el grupo colocó unas 200 bombas, otras fuentes dicen que no fueron más de 28 «los petardos» que explosionó el movimiento terrorista.

No obstante, ese baile de cifras no le debe restar ni un ápice de importancia a la realidad de la banda y las consecuencias de sus actos, en especial los muertos que provocaron y, también, los numerosos heridos.

Operarios recogen en el Aeropuerto de Gando, el 27 de marzo de 1977, parte de los destrozos ocasionados por la bomba colocada por el MPAIAC en la floristería del aeródromo. Su cierre y el desvío de vuelos a Los Rodeos ocasionó el choque de dos aviones.

El gobernador civil en Canarias Francisco Laína en una rueda de prensa celebrada en 1977 para informar de la detención de numerosos militantes y la captura de armamento y material para fabricar explosivos del grupo independentista canario.

Su víctima más directa fue, en 1978, el artificiero de la Policía Nacional Rafael Valdenebros Sotelo, cordobés de 27 años, al intentar desactivar un artefacto cargado con dos kilos de explosivos localizado en el tejado de una sucursal del Banco de Vizcaya en San Cristóbal de La Laguna, en Tenerife.

Padre de dos hijos de dos años y siete meses, respectivamente, Valdenebros llevaba sólo medio año en la brigada especial de desactivación de explosivos de la Policía Nacional en Tenerife cuando se desplazó hasta la zona para desalojar el área e intentar neutralizar el artefacto, que contenía ocho cartuchos de Goma-2.

«En aquel infausto servicio en la calle Tabares de Cala, el funcionario llegó a localizar el artefacto, acordonó la zona y se dirigió a media calle para su manipulación. Fue en ese momento cuando le estalló en la mano. El policía», recogía El Día al respecto, «se cubría la cabeza y el cuerpo con un escudo. Pese a todo, la explosión le ocasionó lesiones muy graves», se expone en la primera noticia sobre el suceso.

Había sufrido lesiones diversas por el cuerpo y las complicaciones posteriores acabaron provocándole la muerte. En su funeral, el capitán general de Canarias, teniente general Prada Canillas, dijo: «Un hombre que es alcanzado por una bomba del MPAIAC porque no quería que hubiera ni víctimas ni daños materiales es un hombre que muere por defender al pueblo canario, por amor a la patria».

No obstante y aunque el MPAIAC y Cubillo siempre trataron de desvincularse de la catástrofe aérea de Los Rodeos de 1977, ésa es, según la justicia —ver nota en la página 2 de este Dominical—, la acción más luctuosa relacionada con el grupo armado.

El 27 de marzo de 1977 colisionan en pista dos Boeing en el aeródromo tinerfeño en un accidente que le costó la vida a 583 personas. El origen del choque fue una serie de mensajes que tanto la torre de control como los pilotos no supieron entender, pero la realidad es que ambos aparatos terminaron rodando por la pista del aeropuerto de Tenerife por la explosión de una bomba en el aeródromo de Gando, en Gran Canaria, que dejó ocho heridos de diversa consideración entre los que se encontraba una florista, Marcelina Sánchez Amador, que pasó el resto de su vida con secuelas a raíz del atentado, sometida a numerosas intervenciones quirúrgicas hasta su fallecimiento, en 1993, a los 41 años.

Con ese saldo de heridos, las autoridades se tomaron muy en serio aquella jornada una segunda llamada alertando sobre otra bomba: decidieron cerrar las instalaciones.

El aeropuerto de Los Rodeos se congestionó rápidamente, con aviones estacionados que bloqueaban la única calle de rodaje y forzaban a los aparatos que salían a rodar por la pista. Y al caos se sumó una intensa niebla. Del choque resultante fallecieron todas las personas a bordo del KLM 4805 y la mayoría de los ocupantes del Pan Am 1736, con solo 61 sobrevivientes en la parte delantera del avión.

Atentado en El Corte Inglés de la capital grancanaria en 1977.

Atentado en El Corte Inglés de la capital grancanaria en 1977. m. ayala

Objetivo: dañar al turismo

Aunque luego se vieran superados por las consecuencias del accidente de Los Rodeos y trataran de negar la mayor, la realidad es que el Movimiento para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario llevaba ya tiempo tratando de alejar al turismo de Canarias con la finalidad tan poco patriótica de generar pobreza en las islas y, de paso, enturbiar aún más la convivencia social.

Antes de la masacre de Los Rodeos, el MPAIAC había provocado un gran incendio en el hotel Beverly Park, en Gran Canaria. No hubo heridos pero el suceso dejaba clara la línea estratégica de la violencia de este grupo: sabotear el turismo. Sólo unas semanas después explotan otros siete artefactos en Las Palmas de Gran Canaria, esta vez en las agencias de viajes Fernando Poo, South África Arways e Iberia, en la Avenida Marítima, y en los antiguos Almacenes Simago, cerca de Triana.

Ese mismo 1977 otros ataques con bomba del MPAIAC se ceban, entre otros, con las oficinas de Información y Turismo del Puerto de la Cruz, donde estallaron 16 cartuchos de Goma-2; en el hotel Valle Mar del Puerto de la Cruz; en la residencia de verano del capitán general de Canarias, en La Laguna; en la Mutualidad Laboral y en Galerías Preciados de Santa Cruz de Tenerife; en el hotel Botánico del Puerto de la Cruz, donde una turista británica resulta herida, y en el Banco Central, en La Laguna, cuyo inmueble fue destrozado.

En Madrid también actuarían los de Cubillo colocando bombas en el exterior de Galerías Preciados, del Ministerio de Asuntos Exteriores y en la estatua de Isabel la Católica en la Plaza de España.

«Afortunadamente», recuerda Francisco Laína, «su mensaje no tuvo mucho calado en la sociedad del Archipiélago aunque sí lograron ese apoyo que le decía antes de Argelia e incluso el reconocimiento de la Unidad Africana», que votó a favor de declarar Canarias como Territorio No Autónomo.

El histórico político, que en la actualidad tiene 85 años y una memoria prodigiosa, cuenta sobre el final del grupo que «José Carlos Mauricio, desde el Partido Comunista, ayudó de una manera muy activa a acabar con el MPAIAC demostrando un gran compromiso con el Estado español cuando el PC aún no estaba legalizado».

Cubillo, por su parte, sufrió un intento de asesinato en Argel, en 1978, que la Audiencia Nacional consideró organizado por los servicios secretos españoles. El líder del MPAIAC falleció en 2012 en Tenerife a los 81 años.

Catástrofe con el sello del terrorismo



A las 17:06:50 horas del domingo 27 de marzo de 1977 tenía lugar en el aeropuerto tinerfeño de Los Rodeos el accidente más grave, hasta la actualidad, en la historia de la aviación civil. Dos Boeing 747 (uno de KLM y el otro de la Pan Am) colisionaron sobre la pista, perdiendo la vida 583 personas. El siniestro se produjo tras el cierre del Aeropuerto de Gando, en Gran Canaria, después de que explosionara en la floristería del aeródromo una bomba del MPAIAC (Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario) y se alertara sobre la supuesta presencia de otro explosivo en las instalaciones. Para evitar riesgos, las autoridades desviaron hacia Tenerife los vuelos que debían llegar a Gran Canaria. Entre ellos el de la aerolínea estadounidense, que acabó chocando en pista con el avión holandés.

El grupo terrorista canario siempre negó su vinculación con el siniestro de Tenerife pero el Tribunal Supremo, en sentencia 67/2014 del 7 de enero, recoge en un apartado que «la causa de la inusual saturación del tráfico aéreo en el aeropuerto de Los Rodeos fue la explosión en el aeropuerto de Gando», quedando así patente la relación causa-efecto y la responsabilidad del grupo en el accidente.

Asimismo, el líder de la organización terrorista, Antonio Cubillo, afirmó posteriormente al respecto: «Canarias se encuentra en estado de guerra desde el primero de noviembre (...) hemos advertido a todos los turistas que no vengan a las islas mientras no se alcance la independencia y se normalice la situación». La tragedia de Los Rodeos restó aún más apoyos si cabe al MPAIAC entre la sociedad del Archipiélago.

Compartir el artículo

stats