Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gran semana de Eurovisión

Eurovisión: Cita en Turín

Cuarenta países compiten por la victoria en el festival de Eurovisión, que este año se celebra en Turín (Italia) - Solo los anfitriones, España, Reino Unido, Francia y Alemania, tienen asegurado un puesto en la final del sábado 14 de mayo - Los demás deberán ganárselo en las semifinales de los día 10 y 12

Chanel, representante de España en Eurovisión 2022. EUROVISION

España es una de las grandes favoritas en Eurovisión, que se celebra los días 10, 12 y 14 de mayo en Turín. Esto no pasaba desde 2003, en que Beth acabó octava con 81 puntos. Chanel, la representante de TVE, tiene a su alcance pasar página a casi una década de pésimos resultados: en este tiempo, España ha quedado de las últimas salvo en 2012 y 2014, en que acabó décima; con Pastora Soler y Ruth Lorenzo respectivamente.

Chanel es quinta en las casas de apuestas. Eurovisión ha supuesto el inicio de su carrera como solista: SloMo, su canción para el festival, es la primera de su trayectoria como cantante. Con ella, supera con creces los nueve millones de reproducciones en Spotify y ha entrado en la lista de Los 40. Aprovechando el tirón eurovisivo, en abril voló a Miami para grabar algunas piezas más, con las que empezará a crear su propio repertorio. Ahí se dio cita con Willy Will Yanez y Beat Butcha, productores que colaboran habitualmente con Eminem y Beyoncé, entre otros.

Los anfitriones, Italia, tienen muchas opciones con Mahmood (derecha) y Blanco.

Chanel debutó hace más de diez años en los escenarios, en varias obras de teatro musical como Mamma mia!, El rey león, Flashdance y El guardaespaldas. Ha formado parte del cuerpo de baile de Shakira y de Tu cara me suena, y como actriz ha intervenido en varias series. Hasta estuvo a punto de que Spielberg la seleccionara para el papel de Anita en West side story.

Con todo ello, Chanel aterriza en Turín con la etiqueta de artista más completa de este festival. Acompañada de cinco bailarines y coristas y vestida por Palomo Spain, su número consistirá en cantar y bailar durante tres minutos, en un espectáculo que se prevé trepidante y muy visual.

Esa fue una de las claves de su victoria en el Benidorm Fest, donde contó con la colaboración del coreógrafo norteamericano Kyle Hanagami. Ahora vuelven a trabajar juntos para preparar el número de Turín, que será distinto al de Benidorm.

Ganar, no obstante, no será fácil. Chanel tendrá algunos huesos muy duros de roer; especialmente cuatro: Reino Unido, Suecia, Italia y Ucrania. Los británicos llegan decididos a no volver a repetir un currículum eurovisivo aún más desastroso que el de España estos últimos años. En las ediciones más recientes, por ejemplo, acabaron en el farolillo rojo y en 2021, encima, con cero puntos.

Éxito en TikTok

Esta vez apuestan fuerte por la victoria. Su representante, Sam Ryder, era un auténtico desconocido hasta que, aburrido durante el confinamiento, empezó a colgar covers de artistas de renombre en TikTok. Y lo petó. A finales de 2020 ya era el artista británico con más seguidores en la plataforma y la industria discográfica se fijó en él.

Ryder tiene probablemente la mejor voz que escucharemos en Turín; la flexiona a placer y llega a notas no aptas para todo el mundo. En resumen: es el candidato ideal para los jurados profesionales. Compite con Space man, un tema que ha escrito junto a Max Wolfgang y Amy Wadge y que trata sobre un desamor. Su carisma completa el gancho.

Los suecos siempre están entre los favoritos. Esta vez envían a Cornelia Jakobs. Dio sus primeros pasos como artista en 2008, intentando pasar una audición para entrar en el programa Idol. No lo logró. El jurado la rechazó con comentarios burlescos sobre sus capacidades y la prensa sueca se hizo eco del tema porque el padre de Cornelia era miembro de una de las bandas de metal más famosas del país. Se armó un escándalo. Ahora, después de aquel infierno, tiene la oportunidad de alcanzar el cielo con Hold me closer, un medio tiempo sobre una ruptura sentimental.

Italia es la anfitriona, pero vuelve a tener opciones de ganar. Lo intentará con el dúo Mahmood y Blanco, dos solistas que decidieron unir puntualmente sus trayectorias artísticas para ir a Eurovisión. Mahmood ya fue segundo en el festival que se celebró en Tel Aviv hace tres años. Blanco, rapero de 19 años, se catapultó al estrellato musical de su país el año pasado: en verano de 2020 había colgado sus primeros trabajos musicales en la plataforma SoundCloud y arrasó.

Universal le fichó y ahí empezó a acelerar su ascenso hasta la cumbre; solo en 2021 ganó 12 discos de platino. Juntos defenderán la balada Brividi, que trata sobre una relación sentimental entre dos hombres. Aunque Blanco ha declarado que no es gay, la magia entre ambos en el escenario transforma en real la letra de la pieza, que trata sobre un amor verdadero e intenso, pero que hace sufrir y del que resulta imposible alejarse.

Ucrania optará a su tercera victoria eurovisiva con Kalush Orchestra. De hecho, son los principales favoritos en las casas de apuestas. La invasión del país y la guerra causada por Rusia hace prever que ganarán el televoto, pero hay que esperar para ver cómo les valorarán los jurados de expertos. Antes de la guerra, no obstante, ya estaban entre los favoritos con su tema Stefania, dedicado a las madres.

Con la invasión, la banda se separó. Mientras unos organizaban la asistencia a personas desplazadas, otros se iban al frente a luchar. Tras recibir el permiso del Gobierno para salir del país, se volvieron a reunir para preparar su actuación en Turín tan solo un mes antes del festival. Su pieza fusiona rap con el ritmo folk ucraniano. También cuentan para la victoria Finlandia, los Países Bajos y Grecia. Y recordemos que Rusia fue expulsada en febrero a raíz de la invasión de Ucrania.

15 idiomas distintos

El festival se celebrará en el Palasport Olímpico de Turín. Acogerá a 12.000 espectadores en cada una de las tres galas: las dos semifinales, del martes 10 y el jueves 12 (ambas en TVE-1, 21.00), y la gran final del sábado 14. En total, 40 países y 15 idiomas distintos, con la habitual goleada del inglés. Atención porque este será el primer festival en que no habrá ni un solo tema en francés. El país vecino esta vez compite con una canción interpretada en bretón, y Bélgica y Suiza intervendrán en inglés.

De cada semifinal se clasificarán diez países. En la final se encontrarán con España, Italia, Francia, el Reino Unido y Alemania; son los llamados Big Five. El ganador se decidirá con el voto de un jurado de expertos constituido en cada país, y con el de los telespectadores del certamen, contabilizado, también, país por país.

Laura Pausini será una de las presentadoras. Junto a ella estarán el también cantante Mika y Alessandro Cattelan, que es una de las caras más conocidas de la radio y la televisión italiana. Los organizadores explicaron meses atrás que su primera idea era fichar a Raffaela Carrà como presentadora del show. Pero no les dio tiempo, porque la artista falleció en julio del año pasado.

Compartir el artículo

stats