Enagas cerró ayer la compra del 41,94 por ciento del capital de Gascan en manos de inversores isleños, con el propósito de impulsar los proyectos para construir las dos plantas de regasificación de Tenerife y Gran Canaria, según informó la compañía. Enagas se convierte así en el segundo accionista mayoritario de Gascan, que también está participada por Endesa (con un 47,18%) y por el Gobierno canario, a través de Sodecan (con 10,88%).

Gascan (Compañía Transportista de Gas Canarias SA) es una sociedad constituida con el objetivo de construir dos plantas de regasificación que permitirán introducir el gas natural en las Islas Canarias, una en el puerto de Granadilla (Tenerife) y otra en el puerto de Arinaga (Gran Canaria).

Cada una de esas dos plantas contarán con un tanque de almacenamiento GNL de 150.000 metros cúbicos, una capacidad de emisión de 150.000 Nm3/hora y un atraque para recibir buques metaneros de hasta 145.000 metros cúbicos de capacidad. Enagas asegura, en un comunicado, que su entrada en Gascan "supone un impulso para ambos proyectos", gracias a la experiencia que la compañía tiene en la construcción de este tipo de infraestructuras.

"Las plantas de regasificación permitirán a Canarias diversificar las fuentes energéticas y reducir la actual dependencia del petróleo, lo que se traducirá en una mayor seguridad de suministro", apunta la empresa, que confía además en que esas instalaciones "tendrán un efecto dinamizador" en las islas y generarán empleo. De las dos plantas, la correspondiente a Tenerife es la que se encuentra más avanzada.