La bolsa española bajó hoy el 0,79 por ciento arrastrada por la caída de la banca por las intenciones de crear impuestos sobre el sector financiero y por noticias relacionadas con la solución de la crisis de deuda en Europa.

Con la prima de riesgo en 329 puntos básicos, el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, bajó 68,50 puntos, el 0,79 por ciento, hasta 8.644,30 puntos. Las pérdidas anuales crecen hasta el 12,32 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,339 dólares, bajaron las principales plazas, ya que Milán cedió el 1,24 por ciento; Fráncfort, el 0,57 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,5 por ciento; Londres, el 0,39 por ciento, y París, el 0,11 por ciento.

La bolsa española comenzaba el día con ganancias considerables, del 1 por ciento, que le situaban sobre la cota de 8.800 puntos, animada por la aprobación de los presupuestos de Grecia para el próximo año. La amenaza de Standard and Poor's de rebajar la deuda a los países de la zona euro no mellaba el comienzo de la jornada.

Nuevas propuestas para resolver la crisis de la deuda en Europa, como la instauración de dos fondos de rescate avalados por el FMI, también impulsaban a la bolsa, que también se beneficiaba de la recuperación de euro, que se cambiaba a 1,345 dólares, y del elevado precio del crudo Brent, a 111,5 dólares por barril.

Durante cuatro horas se mantuvieron las ganancias, que se apoyaron en el crecimiento de la producción industrial en el Reino Unido y Alemania (cayó en Italia) en octubre, así como en la subasta de la deuda germana a cinco años, en la que se vendieron títulos al 1,1 por ciento de interés.

Sin embargo, el mercado nacional reducía sus ganancias progresivamente y perdía el nivel de 8.800 puntos antes del mediodía e incurría en pérdidas poco después de conocerse el crecimiento del 12,8 por ciento de las peticiones semanales de hipotecas en los Estados Unidos.

A falta de cuatro horas para el cierre al circular noticias sobre la aprobación en la cumbre europea de un impuesto sobre transacciones financieras y comentarios sobre el fondo y el mecanismo de rescate europeos, empezó a caer la banca y surgieron las ventas en el mercado de deuda.

La caída de Wall Street en la apertura, que se reforzaba con el descenso del euro y del precio del petróleo, sirvió para ahondar en la recogida de beneficios.

Al final de la sesión, el mercado neoyorquino, que había bajado cerca del 1 por ciento, reducía sus pérdidas, lo que servía para atenuar la caída de las plazas europeas.

Todos los grandes valores bajaron: BBVA, el 2 por ciento; Telefónica, el 1,35 por ciento; Repsol, con el petróleo Brent en 109 dólares por barril, el 1 por ciento; Iberdrola, el 0,75 por ciento, y Banco Santander, que vendió su filial en Colombia, el 0,32 por ciento.

Sacyr comandó las pérdidas del IBEX con una bajada del 2,59 por ciento, en tanto que Gamesa subió el 2,08 por ciento, seguida de BBVA, mientras que Bankia cayó el 1,94 por ciento.

Siete compañías consiguieron ganancias, que lideró Bolsas y Mercados Españoles con un alza del 1,65 por ciento, mientras que Mediaset avanzó el 1,16 por ciento, y Banco Sabadell, a la que el Banco de España adjudicó la CAM, subió el 1,07 por ciento.

En el mercado continuo destacó la bajada del 10,61 por ciento de la constructora San José, seguida de la CAM, que cedió el 9,35 por ciento, en tanto que Amper presidió las subidas con una avance del 7,05 por ciento.

El efectivo negociado se situó en 3.122 millones de euros, de los que cerca de 500 fueron intermediados por inversores institucionales.

Prima de riesgo

La prima de riesgo española -que mide la diferencia entre la rentabilidad de la deuda alemana y la española a diez años e indica el sobrecoste de invertir en España- subió hoy hasta los 330 puntos, según datos del mercado.

Los analistas consultados han señalado que este repunte ha acontecido por un aumento de la rentabilidad de la deuda española después de varios días de bajadas al conocerse informaciones que cuestionan un arreglo para la crisis de deuda en la cumbre europea.

La rentabilidad de la deuda española a diez años creció 21 centésimas y se situó en el 5,396 por ciento, en tanto que el rendimiento de los títulos alemanes de igual plazo bajó del 2,1 al 2,18 por ciento.

La prima de riesgo española se mantuvo alrededor de los 300 puntos básicos hasta el mediodía, cuando comenzó a subir, y marcó un máximo intradía de 342,6 puntos a las 14.29 horas.

La evolución de la prima de riesgo española ha sido paralela a la de otros países europeos, debido en parte a bajada de la rentabilidad del bono alemán a diez años en el mercado secundario, que es el que sirve de referencia.

La rentabilidad del bono alemán en el mercado secundario bajó hoy después de que Alemania colocara 4.090 millones de euros en deuda a cinco años a un interés del 1,11 % en una subasta que registró una fuerte demanda.

Además, alrededor del mediodía, fuentes del gobierno alemán pusieron en duda que se vayan a alcanzar grandes acuerdos sobre el futuro del euro en la reunión del Consejo Europeo que se celebrará el jueves y el viernes, lo que quebró el optimismo de los últimos días.

La prima de riesgo italiana cerró hoy en 389 puntos básicos, la belga en 236, la francesa en 111, la irlandesa en 667 y la griega en 3.190.

Sin embargo, la prima de riesgo portuguesa ha bajado 63 puntos básicos respecto al cierre de ayer -de 1.147 a 1.084- después de colocar esta mañana mil millones de euros en letras a tres meses al menor interés conseguido en una subasta desde agosto.