Los pilotos de Iberia han decidido convocar dos jornadas de huelga en protesta por la creación de la nueva aerolínea de bajo coste Iberia Express, que se dedicará a cubrir trayectos de corto y medio radio. Las fechas de los paros son los días 18 y 29 de diciembre. El Ministerio de Fomento garantizó desde que se conocieron las fechas el mantenimiento del cien por cien de los vuelos que operará con el Archipiélago esos dos días.

La medida aceptada por Madrid fue exigida de forma contundente por el portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero. El Ejecutivo que preside Paulino Rivero desechó el decreto de servicios mínimos con las Islas y exigió el mantenimiento del servicio en el nivel habitual.

Marrero recordó, tras la reunión del Consejo de Gobierno celebrada en Santa Cruz de Tenerife, la importancia de las conexiones aéreas para el Archipiélago, tanto por la llegada de turistas como por los intercambios comerciales y de personas.

El ministerio señaló que el mantenimiento de los vuelos es "habitual" tanto en las Islas, como en Baleares, Ceuta y Melilla en estas circunstancias y recordó que el mismo sistema se ha mantenido durante los periodos de huelga que el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) convocó en Air Europa.

En el resto de comunidades, según Fomento, se mantendrán los servicios mínimos y la actividad de Iberia en algunos aeropuertos descenderá al 50%.

El presidente del sindicato de pilotos de Iberia (Sepla-Iberia), Justo Peral, anunció ayer que la medida se adopta tras haber agotado las negociaciones con la dirección de la compañía. Del mismo modo, y a la espera de que el Ministerio de Fomento determine las rutas que resultarán afectadas, la dirección del Sepla se comprometió a "cumplir a rajatabla" con los servicios mínimos, "sean los que sean".

Los pilotos van a la huelga en solitario tras haberse negado a secundar su convocatoria el colectivo de tripulantes de cabina de la aerolínea, que mostraron su postura contraria a esta acción en la reunión del Comité de Vuelo del pasado lunes.

Iberia emitió un comunicado lamentando los inconvenientes que puedan ocasionar estos paros a sus clientes. La compañía anunció que para intentar paliar los efectos de la huelga activará un plan de contingencia después de que se conozcan los servicios mínimos decretados.