La decisión de la Eurocámara de no prorrogar el acuerdo de pesca que mantenían de forma provisional la Unión Europea y Marruecos dejará a partir de hoy en casa a un centenar de barcos españoles, sobre todo andaluces y canarios. De las 100 licencias que ofrece a España el protocolo pesquero en vigor para faenar en aguas del país africano, 52 corresponden a buques canarios.

El informe del eurodiputado liberal finlandés Carl Haglund denuncia que este acuerdo provoca la sobreexplotación de algunas especies y es ilegal según el derecho internacional porque interfiere en los recursos de la población local saharaui. La prórroga fue rechazada por 326 votos a favor, 296 en contra y 58 abstenciones.

Dado que el voto del Parlamento Europeo es vinculante y el acuerdo se aplicaba de forma provisional desde el 28 de febrero de 2011, ahora tendrá que cesar de forma inmediata.

En este sentido, el Gobierno de Canarias rechazó ayer el veto de la Eurocámara al acuerdo pesquero con Marruecos por las consecuencias que podría tener para la flota canaria que faena en el caladero marroquí y por la pérdida de actividad económica y de empleos.

En 2011 las flotas artesanal y atunera de Canarias han capturado un total de 5,51 toneladas, que suponen 7,18 millones de euros, si bien las consecuencias de esta decisión del Parlamento Europeo afectan también a otros sectores como el de la descarga portuaria, transportes y los servicios.

La flota española utiliza en torno a 70 permisos (lo que realmente faenan), y de éstos, 26 corresponden a barcos isleños que están al corriente de los pagos por esas licencias que exige Marruecos, con validez, en principio, hasta el 31 de diciembre próximo. Seis de los barcos canarios que faenan actualmente en el caladero marroquí se dedican a la pesca artesanal y los veinte restantes son atuneros, según el Ejecutivo regional. En cuanto a la fecha efectiva de aplicación, el Gobierno canario está a la espera de la comunicación por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y de la Comisión Europea.

Tomateros

Por el contrario, el sector tomatero canario expresó ayer su satisfacción por el veto al acuerdo pesquero. Confía en que el convenio agrícola con Marruecos siga los mismos pasos y se rechace cuando se vote el próximo mes de febrero "por lo perjudicial" que resulta para las producciones del Archipiélago.

La Federación de Exportadores de Productos Hortofrutícolas de Las Palmas (Fedex) destacó que más del 50% de la producción de tomates de Marruecos se produce en el Sahara.