El Gobierno recaudará en Asturias 162,7 millones de euros más gracias a la subida del IRPF convalidada la semana pasada por el Congreso de los Diputados. En total, 504.000 contribuyentes de la región se verán afectados por una de las medidas impuestas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy para combatir el déficit del Estado, que alcanza el ocho por ciento respecto del producto interior bruto (PIB). La pérdida media para cada uno de ellos será de 323 euros, según un estudio elaborado por docentes de dos universidades madrileñas. Aún así, es significativamente inferior a la media nacional, que alcanza los 387,86 euros.

El informe no coincide con los cálculos realizados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que cifra en 222 euros esa subida por cada uno de los españoles obligados a pagar.

Variación del 7,70%

El cambio legislativo hará que los canarios pasen de aportar una cuota media de 2.889 euros a 3.112, una varación del 7,70% y del 7,76% en el tipo marginal. Los bolsillos canarios serán los sextos más afectados de las quince comunidades a las que obliga la medida (el País Vasco y Navarra quedan al margen, al estar dotadas de un régimen fiscal especial).

La palma se la llevan Madrid y Cataluña, con un incremento de 610,72 y 440,51 euros de media, respectivamente. Por contra, los que menos notarán los cambios serán los extremeños, que abonarán 224,84 euros más, y los castellano-manchegos, con una pérdida de 251,57 euros.

Según el informe, el Estado recaudará 5.088 millones de euros adicionales, 239 menos de lo anunciado por el Gobierno tras hacer su propia valoración de la medida después de aprobarla en el Consejo d eministros del penúltimo día del pasado año.

El informe de las universidades madrileñas constituye la primera valoración hecha pública al margen de los datos oficiales. Además, también desvela que el setenta por ciento del total del incremento recaudatorio lo soportarán los contribuyentes que disfrutan de rentas más altas, mientras que los que ingresen menos de siete mil euros anuales tendrán que hacer frente a una carga extraordinaria de 18,6 euros.

El Gobierno de Rajoy explicó el incremento de este impuesto directo como una medida necesaria para afrontar la consecución de los objetivos de déficit impuestos por la Unión Europea y que eran para el pasado año del 6%.

A la espera de los datos definitivos, el Ejecutivo que la desviación sobre el objetivo puede alcanzar cerca de los dos puntos porcentuales.