Astican y su socio panameño aspiran a duplicar la reparación de buques y la facturación de Astilleros de Balboa una vez que se hagan con la gestión del mismo, proceso que culminará la próxima semana. El astillero ubicado en la salida al Pacífico del Canal de Panamá estaba reparando una media de 70 barcos anuales y generaba un volumen de negocio de unos 40 millones de dólares (30,7 millones de euros). Responsables de Astican consultados por este periódico consideran que estas cifras se pueden mejorar sustancialmente con una buena gestión.

La empresa canaria reparó el pasado año un total de 139 buques en seco, 30 a flote y cuatro plataformas en sus instalaciones del Puerto de La Luz y facturó unos 80 millones de euros. Por ello, en el proyecto que ha presentado junto con la Sociedad Latinoamericana de Inversiones, que opera bajo la marca Petroamérica Terminal SA, se marca objetivos ambiciosos para los 20 años que dura la concesión que ha sacado a concurso la Autoridad Marítima de Panamá.

Estos objetivos pasan por aprovechar al máximo la importancia estratégica de Astilleros de Balboa, que le convierten en una industria muy atractiva para el negocio de la reparación y transformación de buques. Por un lado, al menos 100 buques pasan por la zona pendientes de ser contratados para realizar servicios, lo que les convierte en potenciales clientes para el astillero. Por otro lado, para 2014 están previsto que comiencen a operar las nuevas esclusas del Canal de Panamá, lo que facilitará la entrada de buques de grandes dimensiones.

Captación

Astican y la familia Liberman esperan captar a los grandes buques denominados post panamax, que tiene un peso muerto de 20.000 toneladas y más de 200 metros de eslora. Los astilleros del Puerto de La Luz acogen a buques con unas dimensiones máximas de 186 metros de eslora y 11.000 toneladas, lo que da idea de los barcos con los que se podrá trabajar en el astillero panameño.

Los principales clientes de Astilleros de Balboa (también conocido como Braswell) son tanto los barcos de menos tonelaje que atienden los puertos de la región como todo tipo de yates, buques graneleros, cruceros, pesqueros, etcétera. Las instalaciones cuentan con tres diques secos para la reparación de navíos, uno de ellos habilitado para atender a los buques panamax o cinco navíos pequeños a la vez. Con la puesta en funcionamiento de la ampliación del Canal de Panamá, Astilleros de Balboa se prepara para captar también a los grandes barcos que pasarán entre el Atlántico y el Pacífico a partir de 2014.

Astican y su socio panameño están completamente confiados en que ganarán el concurso tanto porque fue la mejor oferta económica en la primera apertura de plicas, lo que les da el 70% de la ponderación, como porque los recursos planteados por el grupo que presentaba a priori la mejor oferta no tienen visos de que prosperen.

Además de Astican, otra empresa española también con presencia en La Luz, el Grupo Boluda, optó para hacerse con la gestión de los astilleros panameños, aunque finalmente quedó en segundo lugar.