Igual que en el eslogan promocional de Canarias para este verano, el ministro José Manuel Soria entona el: "Yo me quedo". La recomendación del titular de Turismo a los españoles para que veraneen en destinos nacionales en vez de optar por lugares "recónditos" , "que soportan 40 grados de temperatura " y "mosquitos" ha tenido buena acogida entre políticos y empresarios canarios. Al fin y cabo, apuntan, es promoción gratuita.

"Es una publicidad muy valiosa y necesaria para recuperar el turismo peninsular", manifestó ayer el viceconsejero autonómico del área, Ricardo Fernández de la Puente, quien recordó que es precisamente el turista nacional el que más ha dejado de viajar por culpa de la crisis económica. "Soria defiende la marca nacional, nosotros vendemos las excelencias de Canarias. Y en Canarias todo el mundo es bienvenido", precisó sin hacer ascos al capote del ministro, que estos días pasa sus vacaciones en un hotel de Playa Blanca, en Lanzarote.

Los empresarios turísticos en las Islas también vieron con buenos ojos las declaraciones hechas por Soria. "Me parece un consejo muy acertado porque, además, es una persona que predica con el ejemplo ya que siempre pasa sus vacaciones en el Archipiélago, incluso antes de ser ministro", apunta Tom Smulders, presidente de la Asociación de Empresarios Extrahoteleros. No obstante, Smulders no considera que estas palabras vayan a traducirse en un incremento de los visitantes peninsulares que llegan a Canarias. "Este sigue sin ser un buen año para el turismo nacional", afirma.

Santiago de Armas, presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, reconoció compartir la recomendación del ministro canario. "En muchas ocasiones nos puede la obsesión por salir fuera de las Islas y del país y no valoramos lo que tenemos a un solo paso y de lo que podemos disfrutar sin tener que renunciar a nada", comenta.

Este pensamiento es compartido por el consejero delegado del Grupo Dunas, Ángel Luis Tadeo, según quien "debemos volver a la cultura boomerang". "El pensamiento general cuando salimos fuera es darnos cuenta de lo bien que estamos en casa. Ahora toca valorar lo que tenemos ante esos destinos vacacionales que nos atraen muchas veces por lo inaccesibles que se presentan en tiempos de crisis", explica.

Para Tadeo, las palabras de José Manuel Soria "forman parte de un plan de marketing que alienta a los empresarios a seguir adelante". El consejero delegado del Grupo Dunas añade que la necesidad de viajar en tiempos de crisis "ha creado una simbiosis que hace que el turista se decida a viajar entre las propias Islas". Tadeo no duda en afirmar "que este verano lo hemos salvado gracias a los canarios".