La bolsa española ha ganado hoy el 0,19 por ciento y se ha aproximado a 7.800 puntos animada por la mejoría de la prima de riesgo tras la subasta de deuda a corto plazo en España y por la recuperación de los mercados europeos y Wall Street al final de la jornada.

La prima de riesgo bajó de 454 a 440 puntos básicos y el principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, subió 14,90 puntos, el 0,19 por ciento, hasta 7.778,70 puntos. Las pérdidas anuales bajan al 9,19 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,281 dólares, sólo bajó Milán, el 0,25 por ciento, mientras que Fráncfort subió el 0,69 por ciento; París, el 0,65 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,58 por ciento, y Londres, el 0,18 por ciento.

El alza del 1,65 por ciento de Wall Street en la víspera y el mantenimiento de los tipos de interés en Japón entre el 0 y el 0,1 por ciento no podían impedir al comienzo de sesión la recogida de beneficios que seguía al alza del lunes, el 2,3 por ciento, la mayor en algo más de un mes en el mercado nacional.

La rebaja de la calificación de la deuda francesa por Moody's, que implica la pérdida de la "triple A" (queda en "Aa1"), condicionaba la apertura a la baja de las plazas europeas y la bolsa española comenzaba con una caída superior al 0,5 por ciento.

Media hora más tarde tocaba el nivel de cierre de la víspera y, tras diversos altibajos, regresaba a los precios de la apertura, 7.720 puntos.

Después de la subasta de letras española a un año y 18 meses, en la que se colocaron 5.000 millones a un interés similar al de la puja anterior, la bolsa reducía sus pérdidas y nuevamente se acercaba al mediodía al nivel de cierre de la víspera.

El efecto negativo de las cuentas de Hewlett-Packard y de Best Buy aumentaba las pérdidas del parqué nacional, que perdía momentáneamente el nivel de 7.700 puntos.

Con el aumento del 3,6 por ciento de las viviendas iniciadas en los Estados Unidos en octubre, la bolsa española reducía su caída, situación que se estabilizaba después de que Wall Street comenzara la jornada con pérdidas moderadas.

Las expectativas de que la reunión extraordinaria del Eurogrupo concluya con un acuerdo sobre la ayuda a Grecia y la mejoría del mercado neoyorquino, que estaba a punto de escapar de las pérdidas, y la posible tregua en el conflicto israelopalestino cambiaba el rumbo en las plazas europeas y acaban el día con subidas.

De los grandes valores cayó Telefónica, el 0,25 por ciento, en tanto que Repsol avanzó el 0,53 por ciento; BBVA, el 0,4 por ciento; Banco Santander, el 0,25 por ciento; Repsol, el 0,08 por ciento, e Inditex, el 0,05 por ciento.

Sacyr lideró las subidas del Ibex 35 con un alza del 10,54 por ciento, en tanto que Gamesa se revalorizó el 4,49 por ciento; DIA, el 3,52 por ciento, y Abengoa B, el 3,41 por ciento.

Técnicas Reunidas encabezó las pérdidas de las empresas del Ibex 35 con un descenso del 1,85 por ciento, mientras que ArcelorMittal se depreció el 1,71 por ciento; Banco Popular, el 1,4 por ciento, y Bankinter, el 1,11 por ciento.

En el mercado continuo destacó la subida del 1.890 por ciento de los derechos de suscripción de la ampliación de capital de Funespaña, seguidos por las acciones de Sacyr, en tanto que Montebalito lideró las pérdidas al bajar el 12,07 por ciento.

El efectivo negociado en la bolsa se elevó a 990 millones de euros, de los que 150 correspondieron a operaciones efectuadas entre inversores institucionales