Los precios cayeron el 1,2% en el primer mes del año en las Islas, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El retroceso fue generalizado en prácticamente todos los grupos de consumo y especialmente intenso en el comercio de vestido y calzado (-13,2 %) por el efecto de las rebajas de invierno. Este tradicional abaratamiento del comercio textil condujo la tasa mensual nacional del índice de precios de consumo (IPC) a una caída del 1,3% en enero, dato que no se registraba desde junio de 1963, cuando la tasa descendió el 1,8%.

La tasa de inflación interanual de Canarias se situó en el arranque de 2013 en el 2,3%, dos décimas por debajo de la de diciembre. Es además la más baja de España, cuya media tras la caída es del 2,7%.

De los doce sectores que componen el indicador, nueve comenzaron el año en el Archipiélago con bajadas de precios, uno repitió (enseñanza) y dos se encarecieron (hostelería, un 0,1%, y bebidas alcohólicas y tabaco, un 9,6%). En el último caso, en la subida incidió el incremento fiscal del tabaco que entró en vigor en enero.

También se abarataron respecto a diciembre el ocio y la cultura (-1,6%), las comunicaciones (-1,2%), los bienes y servicios asociados a la vivienda (-1,0%) y el menaje de hogar (-0,8%). Completan la lista de los grupos que abarataron sus precios la medicina (-0,7%), los alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,6%), el transporte (-0,3%) y el conjunto de bienes y servicios bajo el epígrafe "otros" (-0,2%).

Los sectores más inflacionista en las Islas son la medicina y la enseñanza, que presentan un alza respecto a enero de 2012 del 14,0% y el 12,7%, respectivamente, acusando todavía la introducción del copago farmacéutico y el incremento de las tasas universitarias a mediados del año pasado, informa Efe.

Les siguen, aunque a distancia, el transporte, que se ha encarecido en el último año un 5,1% debido al aumento del precio de los combustibles, y las bebidas alcohólicas y el tabaco, con un 3,7%. Este último sector cerró 2012 con una caída interanual del 4,9%, completamente anulada por la subida de enero.

En cuanto al conjunto del Estado, el INE atribuyó el descenso anual a la vivienda, con una disminución de más de un punto hasta una tasa del 4,4 %, debido principalmente a la bajada de los precios de la electricidad frente a la estabilidad del año pasado. También destacó el menor aumento de los carburantes en enero de este año frente al de 2012, lo que hace que la tasa del grupo del transporte baje nueve décimas, hasta el 2,2%.

Desde el Gobierno central, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, manifestó que es previsible que la inflación mantenga en los próximos meses la senda de moderación y termine el año en un nivel "sensiblemente" más bajo que el actual. Destacó, además, que la evolución del IPC junto con la "esperada" moderación salarial permitirá ganar competitividad y consolidar el buen comportamiento de las exportaciones, "un elemento necesario" para que la economía vuelva a crecer este año.

Por su parte, CCOO-Canarias defendió la inversión en salarios por parte de la administración pública, con el fin de potenciar la compra, favorecer la fluidez del crédito y aumentar la recaudación tributaria. El sindicato aseguró que la reducción de precios está vinculada a la elevada tasa de paro registrada y a la mala calidad de demanda.

Mientras, UGT denunció que el coste del ajuste de la actividad económica está soportado íntegramente por los trabajadores, que tienen que hacer frente a la subida de precios e impuestos mientras sus sueldos se contienen.

La patronal de Las Palmas (CCE) incidió en el hecho de que la inflación subyacente -sin alimentos frescos ni productos energéticos- creció solo un 0,9% el último año en las Islas y un 2,2% en el conjunto de España, lo que denota que el consumo en el Archipiélago permanece estancado.