El consejo asesor de Endesa en Canarias ha advertido este lunes de que la reforma del sector eléctrico en las islas aprobada por el Consejo de Ministros "es incompatible con la legislación comunitaria" y puede conllevar "problemas de seguridad a medio plazo" a limitarle las inversiones.

El Consejo de Ministros ha aprobado, a instancias del Ministerio de Industria, un proyecto de ley de reforma de los sistemas energéticos extrapeninsulares destinado a aumentar la competencia en esos territorios, con medidas que repercuten directamente en la actividad de Endesa en Canarias, tanto en electricidad como en gas.

Entre ellas, destaca la decisión de confiar la gestión de las centrales hidroeléctricas de bombeo y las plantas de regasificación a los gestores respectivos de las redes (Red Eléctrica y Enagás).

Endesa ganó el concurso convocado por el Cabildo de Gran Canaria para construir la central de bombeo entre las presas de Chira y Soria que servirá para almacenar los excedentes de energía producidos por los parques eólicos de la isla, participa con un 30 % en la central de bombeo Gorona del Viento, en El Hierro, y es accionista de referencia de Gascán, la empresa que construirá las plantas regasificadoras de Gran Canaria y Tenerife.

El consejo asesor de Endesa en Canarias, compuesto por 14 personalidades del mundo de la empresa y la universidad, ha hecho público hoy un comunicado en el que expresa su "preocupación" por las consecuencias de un proyecto de ley que, a su juicio, excluye "al único agente creíble que se ha comprometido" con las islas en el sector energético en los últimos años.

Este organismo de Endesa en Canarias aplaude que se pretenda incentivar la competencia, pero advierte de que el proyecto de ley opta por unas medidas que "no garantizan la reducción de costes".

Sobre el cambio de titularidad de las centrales de bombeo, denuncia que es una medida "incompatible con el derecho comunitario y la legislación española", porque va a generar una situación de "conflicto de intereses" al convertir a Red Eléctrica en "operador del sistema, transportista único y generador.

Además, subraya que la central de Chira-Soria, en la que Endesa iba a invertir 280 millones de euros, es un proyecto prioritario, porque "rebajará la factura de combustible considerablemente", ya que permitirá almacenar el excedente de energía eólica para utilizarlo en momentos en los que, hasta ahora, no había más alternativa que recurrir a las centrales térmicas.

La reforma de sector en Canarias limita, además, el pago de primas a nuevas centrales que pertenezcan a empresas que superen el 40 por ciento de cuota de mercado, situación que en estos momentos ostenta en el archipiélago Endesa.

El consejo asesor de la compañía sostiene que esa medida "conllevará a medio plazo problemas de seguridad de suministro, al impedir al único agente que ha demostrado su compromiso con Canarias" acometer nuevas inversiones en generación.

Tampoco comparte este organismo que se obligue a comprar los combustibles para los sistemas extrapeninsulares en subasta competitiva, porque considera que el método actual, basado en las cotizaciones en los mercados internacionales, "constituye la mejor referencia desde un punto de vista competitivo y de eficiencia".

"No compartimos los razonamientos que han podido llevar al Consejo de Ministros a proponer este proyecto de ley, del que no hemos tenido conocimiento en ningún momento", añade el consejo asesor de Endesa en Canarias, que entiende que la empresa "se reserve todas las actuaciones legales" que considere oportunas, aunque "desde una posición de diálogo".