La Audiencia Nacional ha rechazado hoy que el juez Fernando Andreu deba acordar la intervención judicial de Bankia y la suspensión de cualquier medida que pueda perjudicar a los accionistas, acreedores y empleados de la entidad, entre ellas el ERE pactado con los sindicatos, medidas solicitadas por UPyD.

En un auto notificado hoy, la sección tercera de este tribunal desestima íntegramente el recurso de apelación presentado por el partido político contra las resoluciones en las que, primero el 30 de julio de 2012 y luego el pasado 31 de enero, Andreu ya denegó intervenir judicialmente Bankia.

En el recurso, UPyD afirmaba que la nueva directiva de Bankia es una continuación de la destituida y que existe el peligro de que tome medidas que le impidan cumplir con una posible condena, en caso de que resulte culpable en el proceso abierto contra la entidad, su matriz -Banco Financiero de Ahorros (BFA)- y los 33 consejeros imputados.

La sala dice, sin embargo, que este motivo de recurso "no puede prosperar", porque el razonamiento de la recurrente, "sobre la insistencia en el alegato de la parcialidad de los nuevos gestores de Bankia/BFA, sustentado en exclusiva en sus presunciones de culpabilidad, no puede ser atendido en un Estado de Derecho".

Los magistrados añaden, además, que en su opinión UPyD no está legitimada para pedir la intervención judicial de Bankia.