El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha pedido este viernes "acciones" al Banco Central Europeo (BCE) con el fin de acabar con la fragmentación de los mercados de crédito y lograr un "tipo de interés único" en Europa para las empresas de la misma calidad. Por su parte, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha desvelado que está "reflexionando" sobre nuevas medidas para garantizar que la liquidez inyectada por la autoridad monetaria llegue a las pymes que necesitan financiación.

Draghi ha respondido así al ser preguntado por las peticiones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del ministro de Economía, Luis de Guindos, para que el BCE tome medidas adicionales con el fin de acabar con la fragmentación del mercado de crédito para empresas.

"Estamos reflexionando sobre esto y estamos determinados a garantizar que todos los fondos que se están inyectando en la economía no se paren en términos de liquidez sino que acaben llegando para financiar al sector real, a las pymes y los hogares", ha dicho el presidente del BCE en rueda de prensa al término del Eurogrupo.

No obstante, Draghi ha subrayado que el BCE "no puede hacer mucho" y que necesita la colaboración de otras instituciones como el Banco Europeo de Inversiones o los Bancos Centrales de los países de la eurozona.

En todo caso, el presidente del BCE ha asegurado que la fragmentación del mercado de crédito en la eurozona "está disminuyendo" desde julio del año pasado, y que todos los indicadores "han mejorado dramáticamente".

Además, ha sostenido que la mayoría de los bancos españoles no tienen dificultades de financiación ya que han devuelto las inyecciones de liquidez a tres años del BCE con dos años de antelación.

Las empresas españolas "muy solventes están pagando un diferencial de tipos de interés" respecto a sus competidoras de los países del norte, ha denunciado el ministro de Economía.

"Está roto el mecanismo de transmisión de la política monetaria y eso requiere acciones. Acciones que yo creo que el primer interesado en poner en marcha es el propio BCE, y ahí es donde vamos a estar", ha resaltado Guindos.

Al ser preguntado por si espera que el Eurogrupo respalde dar dos años más a España para situar el déficit en el 3% del PIB, Guindos ha dicho que no espera que esta cuestión se aborde en Dublín y ha confirmado que el Gobierno aprobará el 26 de abril el programa de estabilidad que definirá "el marco fiscal a medio plazo" y también un nuevo plan de reformas.

A su juicio, las reformas "tienen que ir hacia el fomento del crecimiento económico". "En estos momentos el crecimiento económico es algo que está faltando en Europa, es uno de los problemas fundamentales".

"Mientras otras zonas económicas del mundo como Estados Unidos, los mercados emergentes, Japón han vuelto a crecer, sin embargo Europa se está volviendo a quedar detrás", ha apuntado Guindos. "Tenemos que pensar sobre ello, ver lo que no hemos hecho bien y ver lo que se puede hacer para evitar una situación que está golpeando al bienestar de los europeos", ha insistido.