El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Las Palmas de Gran Canaria ha designado al despacho de abogados De León, Rivas, Val y Asociados como administrador del procedimiento concursal del Grupo Flick, empresa dedicada especialmente al sector de la automoción. Joaquín de León y Luis Val serán los letrados encargados de tomar todas las decisiones en nombre de la empresa durante este proceso concursal que tiene como procurador a Alejandro Valido Farray.

El Grupo Flick presentó a mediados de mayo un concurso de acreedores de manera voluntaria con la intención de mejorar la liquidez de sus cuentas dada la caída que ha experimentado en sus ventas. Las 14 empresas que forman parte del Grupo y que, por tanto, se han visto afectadas por esta situación son Flick Chapa y Pintura, Auoquality Canarias 2, Asiauto, Área Autocasión, Distribuidores Vinícolas Exclusivas Canarias, Corb Canarias 2, Centro del Automóvil Canarias 2003, Centro Auto Canarias 2, Flick Cargo, Flick Canarias 2, Flick Lanzarote 2, Flick Interlock, Flick Comercial y Maquinarias y Flick Servicios Generales de Gestión.

La decisión tomada por el magistrado Alberto López Villarrubia se publicó ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE). En tal comunicado se cita a los acreedores de la empresa para que pongan en conocimiento de la administración concursal las deudas que la empresa mantiene con ellos en el plazo de un mes.

Asimismo, se señala que el concurso se tramitará por el procedimiento concursal ordinario, destacando su carácter voluntario.

El Grupo Flick cuenta actualmente con una plantilla de, aproximadamente, 300 empleados. La delicada situación económica que ha atravesado la compañía en los últimos años, debido a la crisis y a la caída en las ventas del sector automovilístico, empujó al grupo a presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo en junio de 2012. Acción que repitió en febrero de este año.

La empresa se creó en los años 50 de la mano del alemán Harald Flick, quien aterrizó en las Islas en 1930 y pronto decidió comenzar a importar los primeros vehículos Mercedes Benz que llegaron al Archipiélago. Con la entrada en el nuevo siglo, la marca Flick disponía ya de 700 trabajadores distribuidos en 18 empresas distintas por todo el Archipiélago, contando incluso con representaciones en Madrid y Extremadura.

La compañía ha señalado en otras ocasiones que espera solventar esta situación sin tener que llegar al cierre o una liquidación.