Las Islas seguirán perdiendo en los próximos meses plazas aéreas para volar a la Península, a pesar de que en los últimos años éstas ya han retrocedido en "cifras importantes". Así lo señaló ayer el viceconsejero de Turismo, Ricardo Fernández de la Puente, quien mantuvo que ese descenso del número de plazas aéreas ha perjudicado al Archipiélago reduciendo las llegadas de turistas nacionales, así como incrementando el coste de los billetes.

El balance realizado por el Ministerio de Fomento sobre la evolución de esos vuelos sostiene que el encarecimiento de las tarifas no ha sido tan elevado como el que repetidamente denuncia el Gobierno autonómico. Por su parte, Fernández de la Puente defendió que "el incremento ha sido muy superior" a lo que sostiene Fomento, que ha cifrado en "poco más de cien euros de media" el coste de un billete con la Península.

El viceconsejero rechazó compartir las afirmaciones realizadas desde Fomento sobre que los precios no han subido tanto en las conexiones aéreas de Canarias, si bien matizó que la discrepancia entre los datos del Ministerio y los del Gobierno regional se deben a la base de la muestra que se ha usado para estudiar las tarifas. "Desconozco el ámbito que ha abarcado el estudio de Fomento", declaró.