El precio de la vivienda cerró 2013 con un descenso del 7,8 % en España, con lo que suavizó su caída respecto a 2012 y 2011, que terminaron con rebajas del 12,8 % y el 11,2 %, respectivamente, según los datos que publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

No obstante, se trata de la tercera mayor caída desde que se comenzó a elaborar esta estadística del Índice de Precios de Vivienda (IPV) en 2007 y el sexto año consecutivo de descensos.

En 2013, las viviendas nuevas se abarataron más que las usadas, ya que el precio de las primeras bajó un 8 % y el de las segundas, un 7,7 %.

El precio de la vivienda comenzó 2013 con descensos del 14,3 % para ir moderando posteriormente hasta ese 7,8 % del cuarto trimestre.

Frente al tercer trimestre de 2013, el índice refleja un retroceso del 1,3 %, con un descenso del 1,2 % en la vivienda nueva y del 1,3 % en la usada.

Por Comunidades Autónomas, Extremadura lideró los descensos de precios con un 15,7 %, seguida de Castilla-La Mancha, con un 14,9 %; Murcia, con un 13,8 %; Castilla y León, con un 13,2 %, y Navarra, también con un 13,2 %.

También por encima de la media se situaron Aragón, con un descenso del 12,5 %; La Rioja, con un 11,6 %; Asturias, con un 11,5 %; Galicia, con un 10,9 % y Melilla, con un 10,2 %.

Por el contrario, los menores descensos se dieron en Baleares, con un 3,7 %; Cantabria, con un 4,6 %; País Vasco, con un 5,3 %, o Ceuta, con un 5,9 %.

En Andalucía, los precios de la vivienda cerraron el año con una caída del 6,3 %, mientras que en la Comunidad Valenciana el descenso fue del 6,4 %; en Madrid, del 6,5 %; en Canarias, del 6,8 %; y en Cataluña, del 7,2 %.