Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Santa Brígida son los canarios con mayor renta declarada

La Aldea se coloca en el último lugar de las localidades isleñas - Las dos capitales están en los primeros puestos Entre las localidades con más de 50.000 habitantes, Santa Lucía es la peor de España

Vista aérea del Monte Lentiscal, en Santa Brígida. LP/DLP

Los satauteños son los canarios con el bolsillo más desahogado y los aldeanos quienes mayores problemas enfrentan para llegar a fin de mes. Además, de los diez municipios cuyos vecinos tienen las rentas personales más bajas, ocho pertenecen a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, mientras que las dos capitales del Archipiélago se incluyen entre los diez con los vecinos que disponen de mayores ingresos anuales.

Así se desprende del estudio realizado por los investigadores de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) Míriam Hortas y Jorge Onrubia sobre la renta personal de los municipios españoles y que ofrece datos de 2007.

La renta media declarada a la Agencia Tributaria por los ciudadanos censados fiscalmente en Santa Brígida es de 30.516 euros, mientras que los que mantienen el domicilio en La Aldea de San Nicolás se quedan en 11.133 euros. Es decir, los primeros multiplican por 2,7 veces la renta de los segundos.

"Eso era en 2007, ahora la situación seguro que es peor", señaló ayer el alcalde de La Aldea, José Miguel Rodríguez. Según detalló el regidor, la crisis no ha hecho sino rebajar las posibilidades de los ciudadanos de su municipio para mejorar los niveles de renta.

El aislamiento

Si Canarias en su conjunto tiene prácticamente vedado el acceso a economías de escala, La Aldea es paradigma por excelencia de esta circunstancia. El municipio del oeste grancanario sigue a la espera de una carretera que lo ponga en igualdad de condiciones con el resto. "La economía es local, no tiene relaciones con otros municipios", lamentó el alcalde Rodríguez.

Un mercado de tamaño tan reducido prohíbe prácticamente el crecimiento, con lo que la prosperidad pasa de largo. Más aún si desaparece un sector como el de la construcción, que empleaba a un buen número de aldeanos. Ahora, la escasa relación económica de La Aldea con su entorno se reduce a "mandar mano de obra al vecino municipio de Mogán para trabajar en el turismo", explicó el alcalde.

Para terminar de cerrar el círculo vicioso, el único sostén que queda, la agricultura de exportación, se enfrenta durante los últimos años a problemas para disponer de las ayudas que equiparen al tomate aldeano con el del continente. "También en este sector se ha producido un retroceso y se han cerrado empresas", relató José Miguel Rodríguez.

No lejos de La Aldea, como segundo municipio cuyos habitantes disponen de rentas anuales más escasas aparece Tazacorte. Quienes tienen fijada su residencia fiscal en este municipio palmero cuentan con 11.166 euros en cada ejercicio. Buenavista del Norte (11.289 euros), Los Silos (12.100) y La Guancha (12.502) completan el ranking de las cinco localidades con las peores rentas por habitante.

En el extremo contrario, la cercanía de Santa Brígida a Las Palmas de Gran Canaria y su oferta de un entorno distinto, más en contacto con la naturaleza y alejado del ritmo urbano, permite a la localidad satauteña concentrar algunas de las rentas más elevadas de la Isla.

De un efecto similar disfruta el municipio costero tinerfeño de El Rosario (25.482 euros). Es el segundo en la clasificación por nivel de renta declarada a Hacienda por sus habitantes, si bien a más de 5.000 euros de distancia de los ciudadanos de Santa Brígida.

Inmediatamente después, y en tercer lugar, aparece Santa Cruz de Tenerife con una renta media por habitante de 22.232 euros, aventajando en solo 40 euros a Las Palmas de Gran Canaria (22.193 euros). Sin embargo, ambas se sitúan a gran distancia de las principales ciudades del país: Barcelona (30.816 euros) y Madrid (30.735). Tegueste (20.836 euros) completa el cuadro de los cinco principales en las Islas.

Ninguno de los municipios canarios de más de 50.000 habitantes están entre los primeros del país. Esta clasificación la encabeza la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, con un renta media por habitante declarada de 57.918 euros. En cambio, Santa Lucía de Tirajana cierra el ranking de municipios españoles con ese volumen de ciudadanos censados a efectos fiscales. La renta media de los habitantes de esta localidad del sureste grancanario frena en los 13.703 euros.

Aunque la renta prácticamente iguala a las dos capitales canarias, sí existe una diferencia sustancial entre ambas. La establece el reparto de los ingresos entre sus ciudadanos. Mientras que en Las Palmas de Gran Canaria el 1% de sus habitantes acumula el 13,36% del volumen total de renta, en Santa Cruz de Tenerife esa concentración de riqueza se queda en el 9,26%.

Esta acumulación en pocas manos alcanza su cenit dentro de las Islas en la localidad majorera de Antigua, donde el 1% de sus habitantes atesora más de la quinta parte (20,47%) del total del dinero declarado a la Agencia Tributaria. Solo el municipio turístico de Adeje, en el sur de Tenerife, se coloca también por encima, en concreto dos décimas, del 20%.

Curiosamente, el tercer ayuntamiento con un peor reparto de las rentas es La Aldea de San Nicolás. En la localidad canaria con el nivel de ingresos más bajo declarado por sus ciudadanos, el 15,41% de la suma de todas las rentas se la queda solo un 1% de la población.

Los autores del trabajo tomaron para la realización del documento los municipios de más de 5.000 habitantes y se comprometieron a tener, "en un plazo de tiempo razonablemente corto", los datos completos para los años que van de 2002 a 2009.

Compartir el artículo

stats