Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El canario que regresó al Sáhara

El ingeniero industrial Rafael Ruiz vuelve a El Aaiún casi cuatro décadas después de residir en la ciudad con sus padres - Dirige una empresa de estructuras metálicas para gasolineras

Rafael Ruiz, junto su esposa, Nora Anoya (centro) y su suegra, Mbarka Labeid, el pasado sábado en una zona residencial de El Aaiún. A. F.

La posibilidad de trabajar en El Aaiún y su relación desde pequeño con la capital del Sáhara Occidental y la antigua colonia española, llevaron hace nueve meses al ingeniero industrial grancanario Rafael Ruiz Rodríguez a hacer las maletas y regresar a tierra africana.

Rafael tiene 40 años y dirige la empresa de construcciones metálicas Sté. Doutin, especializada en la instalación y mantenimiento de gasolineras en El Aaiún. Como él mismo reconoce, su caso es "especial", puesto que su familia vivió en El Aaiún hasta el año 1975 y su mujer, Nora Anoya, formada en gestión hotelera en la escuela Hecansa en Gran Canaria, es de origen saharaui. Por ello, afirmó el ingeniero, "he tenido la oportunidad de venir aquí de la mano de uno de los empresarios más conocidos de la región".

Sus progenitores, Rafael Ruiz, quien trabajó para la empresa Cubiertas y Tejados (luego convertida en Acciona) y Auri Rodríguez, quien llegó a tener un trabajo como empleada de un supermercado en El Aaiún, viven en el municipio grancanario de Firgas.

Tras su vuelta a El Aaiún, lugar con el que no rompió del todo sus vínculos, a pesar de que sus padres se fueron a Canarias cuando él tenía alrededor de año y medio, ha podido comprobar las posibilidades de desarrollo que ofrece la zona. "La población local sigue manteniendo un gran cariño por los canarios y los productos españoles son altamente valorados por su calidad, por lo que creo que debido a la cercanía con el Archipiélago, los empresarios canarios deberían aventurarse a realizar inversiones en la región", aseguró.

Entre las posibilidades que ofrece El Aaiún, consideró Rafael, "los paisajes son atractivos para el turismo de aventura" y "la situación geográfica y el apoyo de las autoridades locales, que están realizando inversiones en infraestructuras y formación de los jóvenes, así como el bajo coste de la mano de obra, invitan a la creación de factorías de manufactura". Añadió que "actualmente hay empresas italianas y alemanas que están realizando inversiones en la zona" y le cuesta comprender que "los canarios miren para otras regiones, cuando tienen aquí un mercado cercano con posibilidades en todas las áreas".

"Mirar hacia otro lado"

Rafael reconoció que, "ciertamente, las costumbres locales difieren mucho de las que tenemos en España, pero la relación entre las provincias del sur y Canarias existe desde hace muchísimos años y siempre ha funcionado, beneficiándose de dicha relación ambas regiones".

Cree que "durante unos años las Islas han mirado para otro lado y la necesidad de trabajo, así como la crisis que se vive en el Archipiélago, llevan a pensar que la única salida que tiene Canarias es buscar nuevos mercados y posibilidades y son sus vecinos africanos los que le pueden ofrecer ese mercado". Invitó a todos los empresarios canarios a conocer de primera mano las necesidades y posibilidades que ofrece El Aaiún para sus negocios.

La empresaria del sector textil y periodista Mbarka Labeid es suegra de Rafael. Nacida en El Aaiún, ha pasado largas estancia en Canarias y la Península. Su padre fue militar y comerciante y sirvió al ejército español durante más de treinta años en el cuerpo de la Policía Territorial del Sahara. Su madre, ama de casa. Ambos han fallecido. El negocio de Mbarka se llama Comercial Acrópolis y vende ropa de caballeros que importa de Las Palmas de Gran Canaria.

En la actualidad escribe sus memorias en relación al trabajo de voluntariado de mas de treinta años en la Asociación ADAPH, una ONG que fundó en 1982 para ayudar a las personas con discapacitadas de la región de El Aaiún.

Mbarka manifestó que "la mujer siempre ha jugado un importante papel en nuestra sociedad" y añadió que "últimamente ha habido grandes avances gracias a las reformas legales y además, la Constitución garantiza el derecho al voto, a circular libremente, al trabajo, a la educación y a participar en las tomas de decisiones económicas y políticas". Precisó que "cada vez hay mayor presencia de las mujeres en las movilizaciones para revindicar sus derechos y encontrar soluciones a situaciones difíciles".

En lo político y económico la participación de la mujer es fundamental, según Mbarka, y son numerosas las mujeres que dirigen sus propias empresas u ocupan un puesto de alta responsabilidad.

Por otro lado, opinó que en lo que respecta a las provincias del sur de Marruecos, las relaciones comerciales con Canarias podrían mejorar y hay confianza para invertir. Se quejó del "monopolio" del transporte aéreo en Canarias y El Aaiún.

Compartir el artículo

stats