Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Director de la empresa Carburos Metálicos

Francesco Maione: "Tener un producto más competitivo nos permite ampliar el mercado en África"

"Vidrieras reduce sus emisiones y nosotros dejamos de quemar gasoil para producir dióxido de carbono", asegura el director de Carburos Metálicos en el sur de Europa y África

Francesco Maione, durante la entrevista en la sede de Carburos Metálicos. Y. SOCORRO

¿Dónde reside el carácter innovador de este proyecto?

La tecnología ya existía, pero su aplicación a un horno de vidrio es algo único en el mundo.

¿Por qué no se ha hecho antes?

Por la complejidad de recuperar el dióxido de carbono (CO2), de conseguir extraerlo de un humo que tiene muchas partículas que son difíciles de filtrar y purificar.

¿A quién se le ocurrió la idea?

Nuestro director de Operación, José Luis Méndez, es uno de los máximos expertos que hay en España en CO2 y cada vez que venía a Canarias analizaba nuestro proceso productivo, que hasta este momento pasaba por quemar gasoil y así obtener el dióxido de carbono que luego purificábamos y licuábamos para venderlo a nuestros clientes. Él veía que Vidrieras Canarias estaba al lado de nuestra planta y emitía gases y humos que contaminaban. Pensó que sería muy buena idea traer esos residuos a través de una tubería. El resultado es que Vidrieras reducesus emisiones y nosotros dejamos de quemar gasoil para producir CO2.

¿Cuánto ahorran al dejar de utilizar hidrocarburos?

El proyecto supone una inversión de casi seis millones de euros. Estamos revisando en detalle los ahorros, pero podemos hablar de una media anual de 600.000 euros. Es decir, el retorno de la inversión se producirá en diez años.

¿Y en emisiones? ¿Lo tienen calculado?

Casi 8.600 toneladas de CO2 cada año, que es un impacto medioambiental muy importante. Podemos asegurar que encaja perfectamente con nuestro compromiso de sostenibilidad.

¿Cómo filtran y limpian el gas?

Desde el punto de vista de la ingeniería, lo que hacemos es extraer las partículas de CO2 que están en las emisiones de Vidrieras Canarias. Se logra utilizando agua con vapor, que es lo que llega hasta Carburos Metálicos, pero en ese punto todavía no está totalmente purificado. Con unos filtros muy potentes, se logran eliminar todas las partículas y solo después se llega a una pureza que permite su uso alimentario. Para transportarlo, se licua, lo que se consigue bajando su temperatura hasta los -170 grados centígrados. Una vez hecho esto, lo metemos en nuestras cisternas y lo distribuimos a los clientes.

¿La producción les permite surtir a otros mercados distintos del canario?

La idea fundamental es contar con un producto más competitivo que permita consolidar las ventas en Canarias. Cubierto ese objetivo, desde luego que nos da también laoportunidad de vender más en África: Mauritania, Marruecos, Cabo Verde... Somos proveedores de empresas como Coca Cola y, al ser más competitivos, podemos extender el alcance de nuestro mercado en el continente vecino. Ya tenemos presencia allí, pero, en ocasiones, como el producto era más caro, convenía más vender desde la Península. Eso cambia ahora.

¿Qué usos permite el gas que obtienen?

Hay varios, pero en el caso de esta planta se centrará en la industria alimentaria. Por un lado, y le nombraba antes a Coca Cola, se usará para dotar de gas a las bebidas carbonatadas, por otro, se destinará a las atmósferas protegidas; combinado con otros gases, como el nitrógeno, permite mantener la frescura de los productos envasados.

Compartir el artículo

stats