Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias logra otro récord y se queda a las puertas de los 13 millones de turistas

Las Islas reciben 854.232 visitantes extranjeros más que en 2013 y se consolidan como destino líder

Canarias, un destino turístico imbatible. El Archipiélago ha roto las estadísticas con un nuevo récord en la llegada de visitantes, aunque se quedó a las puertas de los ansiados 13 millones de turistas en 2014. Un margen mínimo de 8.940 personas impidió lograr esa meta. El sector mostró su satisfacción por haber rozado una cifra inédita, pero alerta de que cada vez más los viajeros optan por alojarse en viviendas alquiladas, una decisión que afecta a la creación de puestos de trabajo y de riqueza.

El pasado año Canarias recibió 12.991.060 turistas entre extranjeros y nacionales, 846.238 más que en 2013, según datos de la Encuesta de Movimientos Turísticos de Fronteras (Frontur). Mientras que el número de visitantes desde otras autonomías no termina de arrancar y se mantiene en 1,5 millones al año, el Archipiélago logró la mejor cifra de turistas internacionales de su historia, con 11,47 millones de llegadas. El incremento interanual se situó en el 8%, lo que se tradujo en 854.232 foráneos más.

Esta subida situó al Archipiélago como segundo territorio que más aporta al crecimiento neto de turistas en España, por detrás de Cataluña, que contabilizó 16,8 millones.

2014 fue, sin duda, el mejor año del negocio turístico español, con 65 millones de extranjeros, 4,3 millones más que el año anterior. El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, destacó ayer que estos datos no sólo consolidan a este país como tercera potencia mundial en llegadas, por detrás de Francia y Estados Unidos, sino que superan las expectativas de la Organización Mundial del Turismo, que esperaba un crecimiento para Europa de un 4,5%.

Por primera vez España registró un repunte interanual en el volumen de visitantes internacionales superior al 7%. Hasta ahora el mayor incremento se registró en 2005 y 2011, con un 6,6%.

No es casualidad. Las más de doce millones de llegadas a las Islas confirman los pronósticos optimistas de la patronal, que atribuye sobre todo el auge de foráneos a la fidelización de clientes desde que en 2010 comenzaron las revoluciones y protestas en el mundo árabe. Los conflictos, fundamentalmente en Egipto y Túnez, provocaron el desvío de pasajeros a las Islas, un "aluvión" que los operadores se han esforzado por mantener durante estos cuatro años. "Hemos hecho los deberes", enfatizó el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (Feht), Fernando Fraile. De hecho, Canarias captó en 2014 un 32,4% más de excursionistas franceses (443.654), un 16,3% más de italianos (339.212) y afianzó sus principales mercados, al aumentar en un 10,9% los turistas británicos (3,9 millones) y un alza del 8,8% de alemanes (2,7 millones).

Pero los principales competidores del Norte de África no descansan. El lobby turístico Exceltur alerta de que sus campañas de promoción se han intensificado a finales de 2014 y eso se aprecia en los informes oficiales, que revelan una pérdida de clientes extranjeros en Canarias ante el resurgimiento de Túnez y Egipto. En este sentido, a pesar de superar el millón de turistas internacionales y reafirmarse como líder en la temporada de invierno, Canarias experimentó en diciembre una ralentización en el cómputo de foráneos, con un 2,2% menos respecto al mismo mes del año anterior. A diferencia de lo acontecido en el conjunto de España, que en diciembre batió su propia marca en la serie histórica de este mes, con 3,26 millones de turistas extranjeros, 196.909 más que en los últimos 31 días de 2013.

Crisis del petróleo

Especialmente drástica fue la merma de turistas rusos en las Islas en diciembre, un 47,3% menos hasta los 6.290, seguida por la disminución del 12% de los procedentes de países nórdicos, hasta los 236.034.

El principal factor que se esconde tras estas caídas es la crisis del petróleo. La bajada del precio del crudo tiene ventajas para el sector turístico a medio plazo, pero también un inconveniente inmediato, pues en las economías de los países productores de petróleo, clientes de las Islas, como Noruega o Rusia, sus monedas han bajado de valor y eso tiene una relación directa en el coste del paquete turístico en comparación con el euro. "De momento no es motivo de gran preocupación", indicó Fraile.

Por islas, en 2014 Lanzarote recibió 2.399.750 turistas, un 10,6% más respecto a 2013; Fuerteventura fue visitada por 1.990.987 personas (+13%). Gran Canaria cautivó a 3.580.316 turistas, un 5,7% más; y Tenerife fue el lugar escogido por 4.773.184 (+3,7%). La Palma recibió 154.057 visitas, un 3,5% más.

Según el tipo de alojamiento, de los 11 millones de personas de otros países que volaron al Archipiélago el pasado año, 9,1 millones se alojaron en hoteles, un 8,3% más que el año anterior, y 2,3 millones en establecimientos extrahoteleros. Sin embargo, las patronales insistieron ayer en que aumenta los viajeros extranjeros optan por quedarse en viviendas alquiladas. Según Frontur, 1.66.840 foráneos se decantaron por esta alternativa en 2014, un 7,4% más.

Precisamente en diciembre hubo un descenso del 2,6% en el hospedaje de extranjeros en hoteles de las Islas y un 0,8% menos en apartamentos. Por contra, subió un 5,5% la estancia en régimen de alquiler. Esta tendencia "está creciendo" y repercute "automáticamente" en la disminución de contratación de personal, avisó Fraile. El presidente de la patronal turística tinerfeña, Jorge Marichal, resaltó que esta actividad, "lejos de ayudar a la economía canaria, va a empobrecerla todavía más porque se van a perder un montón de puestos de trabajo reglados y legales en los establecimientos extrahoteleros de los núcleos turísticos por la competencia desleal que ejercen estas viviendas vacacionales". Marichal cree que la nueva ley de viviendas vacacionales que el Gobierno regional prevé aprobar antes de concluir la legislatura "dará al traste con la industria turística" de esta región.

¿Canarias anotará un nuevo récord turístico en 2015? Las perspectivas no son tan halagüeñas como en 2014. "A priori la tendencia no es batir récords", reconoció Fraile. Argumentó que eso dependerá de si "somos capaces de vender mejor nuestra temporada baja, de abril a julio". Para ello exigió al Estado y al Gobierno autonómico que en la negociación de las medidas económicas del Régimen Económico y Fiscal se tenga en cuenta la estacionalidad de Canarias.

Compartir el artículo

stats