Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo Feria Internacional de Madrid (Fitur 2015)

Canarias confía en los peninsulares para compensar la caída de nórdicos

Los empresarios se resisten a dar por acabado el ciclo expansivo - Rivero realiza un balance triunfalista en su último Fitur como presidente

Canarias confía en los peninsulares para compensar la caída de nórdicos

Canarias confía en los peninsulares para compensar la caída de nórdicos

Canarias se resiste a dar por cerrado el ciclo expansivo del turismo en los últimos años pero reconoce que no habrá otro récord en 2015. Los empresarios del sector acudieron ayer a la inauguración de la 35 edición de Fitur sin atreverse a valorar las expectativas para la nueva temporada dada la incertidumbre que afecta a varios mercados. Las reservas no despejan el horizonte, pero, en general, se confía en que el mercado peninsular pueda repuntar al abrigo de la recuperación económica y compense las dudas que presenta el mercado alemán y la pérdida de visitantes nórdicos y rusos, muy afectados por la crisis del petróleo y de sus respectivas monedas.

Los empresarios se decantaron por un moderado optimismo y rechazaron un cambio de ciclo, pero reconocieron que la recuperación de destinos como Egipto y Túnez obligará a ser más competitivos y a ajustar precios. En paralelo, confían en el abaratamiento de los billetes aéreos y en la mejora de la conectividad y de ofertas de vuelos desde la Península que faciliten la recuperación del turismo nacional. La patronal hotelera de la provincia de Las Palmas confió en superar el medio millón de visitantes nacionales en 2015. Tanto el presidente de Canarias, Paulino Rivero, como el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, se refirieron a estas mejores expectativas del turismo peninsular, pero sin atreverse a cifrarlas.

"Desarrollo sostenible"

"Hay que seguir empujando por un desarrollo sostenible del sector turístico en el Archipiélago. Estamos en unos momentos históricos en Canarias", aseguró Rivero en su última participación en Fitur como presidente de Canarias y antes de hacer un balance triunfalista de la evolución del sector durante los últimos cuatros años.

Mientras, Soria aseguró que "las previsiones para el verano son buenas" y, tras recordar que las Islas recibieron en 2014 un total de 1,5 millones de turistas peninsulares, se mostró convencido de que en los próximos meses se trasladará la bajada del precio del petróleo a los billetes aéreos. Por ello, confió "en que pueda haber más competencia y que se pueda atraer a nuevas líneas desde distintos puntos de la Península. "El turismo peninsular va en aumento y cuando va, consume no sólo lo que es la oferta alojativa, sino otro tipo de productos", insistió el ministro.

Para los empresarios, el objetivo es mantener en 2015 los niveles de visitantes e ingresos de los últimos años. "Es muy difícil que el sector mantenga esas cifras con la planta alojativa que tenemos en estos momentos. Necesitamos nueva planta alojativa, ese es el camino que esperamos para 2015", señaló el presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara.

El dirigente patronal mencionó el mercado británico como el principal bastión de 2015 y expuso también la recuperación económica como factor que ha creado "desde hace seis meses un nuevo escenario" que provoca que el mercado peninsular apunte "a una recuperación importante", lo que puede mejorar considerablemente las cifras del verano".

Fernando Fraile, presidente dela Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), reconoció que "Noruega y Rusia son mercados tocados" y destacó el doble efecto que tiene la caída del petróleo: bueno para el turismo, pero malo para algunos mercados emisores.

"Esto se va a notar, y se está notando respecto a enero del año pasado", afirmó Fraile, aunque apunta también que "cuando la bajada del petróleo se pueda repercutir en los precios, puede ser una inyección de energía para el sector". El representante empresarial aseguró que mejora "el mercado nacional" y que superar los 500.000 turistas peninsulares en Gran Canaria este año "sería romper una barrera" que ya se traspasó hace años. Respecto a la recuperación de destinos como Túnez y Egipto, señaló que "obligará a muchas empresas que han sabido captar esa clientela a ajustar precios".

Por su lado, Jorge Marichal, presidente de la patronal turística tinerfeña, reconoció que en la provincia occidental el mercado nacional no ha mejorado en 2014, pero "la curva está cambiando. Esperemos que con la recuperación empecemos a ver resultados". Consideró que el reto para Tenerife pasa por "seguir trabajando para alcanzar el millón de visitantes nacionales" para compensar las fugas que pueda haber cuando se recuperen otros destinos competidores.

Estimó para 2015 un crecimiento del mercado peninsular de entre un 3% y un 5%, " una buena cifra", según su palabras y que serviría para compensar la marcha de nórdicos y rusos a destinos más baratos. Tras asegurar que el turismo británico "está muy fuerte" y que va en aumento por la mejora de la conectividad, mostró su temor por el mercado alemán, que "está un poco extraño". Italianos y franceses "siguen subiendo poco a poco".

Todas estas dudas sobre los datos para el presente ejercicio pusieron sordina al eufórico repaso que hizo el presidente de Canarias de los últimos cuatro años. Rivero recordó que en ese tiempo la facturación ha crecido en 3.300 millones de euros (30%). En cuanto al numero de visitantes, pasó de los 10,5 millones de 2010 al récord de casi 13 millones obtenido el año pasado, un incremento del 23%. Además, Rivero destacó la repercusión homogénea, ya que "todas las Islas han crecido por encima del 20%".

Vídeo del Carnaval de Maspalomas presentado en Fitur:

Compartir el artículo

stats