Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una feria del turismo repleta de adioses

Los Reyes se interesan por el rodaje de películas y aplauden los incentivos fiscales del REF al cine

Fuerteventura promociona en Fitur la prueba ciclista cívico-militar Fudenas.

Fuerteventura promociona en Fitur la prueba ciclista cívico-militar Fudenas. LP/DLP

Esta es sin duda una feria de turismo que marcará un punto de inflexión para muchos de sus protagonistas. Bajo el paraguas de optimismo con que se abría ayer el escaparate madrileño por el momento que está viviendo el sector, algunos de los asiduos del ámbito institucional de los últimos años trataban de esconder su temor a que aquello pudiera sonar a algo muy parecido a una despedida. Eso no lo pudo evitar sin embargo el presidente de Canarias, Paulino Rivero, para quien será su último Fitur en el cargo tras ocho años de visitas obligadas asistiendo a un verdadero tobogán de situaciones en la industria, y quien ayer no pudo sustraerse a la tentación de un balance triunfalista sobre cómo queda ahora, a cuatro meses de su marcha.

Pero el adiós de Rivero a la pasarela turística no fue el único. Él al menos tuvo la oportunidad de una despedida por todo lo alto, recibiendo en el estand de Canarias al Rey, junto a doña Leticia, en lo que era su estreno en la inauguración de la feria ya como nuevo monarca. Era, en efecto, el último Fitur del presidente Rivero y el primero de Felipe VI, aunque ya tenía experiencia en la tarea durante su etapa como Príncipe de Asturias. Pero puede ser también el último Fitur de varios alcaldes y algún que otro presidente de Cabildo, dado que las inminentes elecciones autonómicas y locales de mayo dejarán a algunos de ellos en la cuneta.

El primer damnificado en este sentido fue ayer el presidente de Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, quien acaba de ser desbancado por su partido como posible candidato para repetir en el cargo y al que la noticia parece que, literalmente, le ha puesto enfermo. Indisposición fue al menos lo que ayer se alegaba desde el estand de la corporación insular para justificar su ausencia. Bravo se perdió por primera vez la foto de familia junto a sus colegas y no dio ocasión a que se produjera la imagen que todas las cámaras buscaban: la del saludo con el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y responsable al fin, como presidente del PP canario, de su relevo por su compañera María Australia Navarro. Con profesionalidad y cara de circunstancias atendía el chiringuito grancanario el consejero de Turismo del cabildo, Melchor Camón, que comentaba la jugada con compañeros de partido.

También puede ser esta feria, de hecho, la de la despedida del propio Soria como ministro del ramo y en la que año a año ha tenido la oportunidad de presentar cifras históricas. Soria se prodigó ayer en el estand de Canarias, visitando todos los espacios de promoción de los cabildos y en especial el de Gran Canaria, una vez más situado en una de las esquinas del pabellón 9 de Ifema y al margen del espacio común reservado por el Gobierno regional para las corporaciones insulares.

También Rivero realizó la habitual ronda por los mostradores de promoción, aunque en su caso apenas si dejó un saludo poco más que protocolario en el espacio grancanario. No tuvo oportunidad en esta ocasión el presidente canario de una charla cercana con don Felipe y doña Leticia, a quienes acompañó por la breve visita que hicieron a una de las zonas laterales del pabellón del Archipiélago.

Los Reyes, tras saludar a los presidentes de cabildo y alcaldes presentes en la feria y a un grupo de empresarios frente al espacio del grupo Lopesan, estuvieron más interesados en comentar aspectos de algunos de los rodajes cinematográficos realizados en Canarias en los últimos tiempos y en particular el de la producción cinematográfica de Hollywood Wild Oats rodado en el Costa Meloneras. Al hilo de la conversación que mantuvieron con el presidente de Lopesan Hotel Group, Eustasio López, los monarcas aplaudieron los incentivos fiscales incluidos en la reforma del Régimen Económico y Fiscal (REF) para la producción cinematográfica en las Islas y destacaron la gran apuesta de Lopesan por transformar sus establecimientos en "hoteles de cine" para acoger grandes producciones.

Don Felipe señaló, precisamente, que guardaba un grato recuerdo de su estancia en el Baobab Resort durante el Día Mundial del Turismo, en septiembre de 2012.

Compartir el artículo

stats