Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Viceconsejero de Turismo del Gobierno de Canarias

Fernández de la Puente: "Sería un error entrar en una guerra de precios con los destinos competidores"

El Gobierno canario cierra Fitur envuelto en una ola optimismo, similar a la que ya obtuvo durante el ejercicio de 2014 por las cifras récords de visitantes al Archipiélago

Ricardo Fernández de la Puente en el estand de Fitur.

Ricardo Fernández de la Puente en el estand de Fitur. LOF

¿Donde está el suelo de la previsible caída de turistas en los próximos meses?

Yo no creo que vaya a haber una gran caída de turistas, pero que cuando uno se compara con su mejor año, en algún momento tendría que bajar, como nos ocurrió ya en el año anterior. No creo que sea para rasgarse las vestiduras el que podamos caer un 5 o un 6% en 2015 respecto a 2014, aunque nuestro objetivo es mantener las cifras que tenemos y crecer un poquito más. Y por el incremento en casi un 2% de plazas de avión, las perspectivas son positivas. No estamos aquí para minimizar la hipotética caída, sino para seguir aumentando. No trabajamos con un horizonte de caídas, aspiramos a seguir creciendo, manteniendo el turismo extranjero con tan buenos resultados e intentar recuperar el turismo peninsular perdido. Pero independientemente de las cifras, el objetivo del sector debe seguir siendo incrementar el gasto medio por turista, que los turistas que vengan se dejen un poquito más y de manera constante. Y para eso es fundamental que el turista tenga cosas que hacer y experiencias que vivir en las Islas, primero porque sus vacaciones serán más satisfactorias, y estará en una mayor predisposición de comentar positivamente en redes sociales y en su entorno sus vacaciones en Canarias. .

¿Nos beneficia la caída del precio del petróleo o perdemos más por el efecto que tiene en el mercado escandinavo?

En líneas generales el abaratamiento del petróleo debería repercutir en un abaratamiento de los billetes, y en consecuencia de los paquetes vacacionales, pero también es más barato ir más lejos y eso hace más competitivo el mercado del Caribe, por ejemplo. Además, en efecto, la caída del precio del crudo hace que el euro se aprecie respecto a las monedas de los países nórdicos y eso repercute en que automáticamente nos volvamos más caros. La posible caída del mercado nórdico nos preocupa porque por volumen es un mercado importante, sobre todo para islas como Gran Canaria, y ahí tenemos un problema.

Como parece ocurrir también con el mercado ruso, ¿no?

El mercado ruso es otra cosa, son cifras muy diferentes, con 160.000-180.000 visitantes, y la crisis en ese país ha hecho que de los datos de crecimiento espectacular de los últimos años hayamos caído de forma importante en lo últimos meses. Los operadores rusos dicen que no están para planes de crecimiento, sino para mantenerse como puedan y ver cómo llegan a final de año. Pero nosotros como destino Islas Canarias vamos a seguir apostando por ese mercado, que tiene unas potencialidades enormes. Mayoritariamente van a Tenerife, pero hemos conseguido abrir Gran Canaria y vamos a intentar abrir también Lanzarote y Fuerteventura.

Aparte de lo que pueda afectar las dudas sobre la economía alemana, ¿podemos perder mercado germano por las ofertas que realice Egipto?

Alemania está marchando más o menos bien, hay ahora un pequeño descenso, pero es que hemos crecido un 10% el año pasado. La competencia siempre es buena. Egipto viene de muy abajo, la venta de paquetes en ese destino está creciendo de manera muy importante y evidentemente es un competidor. El mercado británico tiene un comportamiento similar al año pasado, y el turismo nacional es la incógnita y queremos seguir recuperando ese millón largo de turistas que hemos perdido. Yo confío en que en el 2015 lo cerremos con cifras similares a las del año pasado.

¿Se ha logrado consolidar el turismo francés e italiano, o volverán a preferir Túnez?

Túnez no es un competidor muy directo de Canarias, algo nos puede influir pero su producto es de bajo precio. En el mercado italiano hemos crecido y tenemos largo recorrido. Pero esto es una carrera de fondo y tenemos que seguir trabajando porque no tiene aún un alto grado de conocimiento sobre el destino canario. Francia está funcionando muy bien. El mercado francés lo tuvimos, lo perdimos y ahora estamos recuperándolo. Este sí es un mercado del que nos beneficiamos con la situación del norte de África hace cuatro años. Los franceses miraron para otro lado y ese otro lado ha sido Canarias. Y hemos seguido creciendo a un ritmo importante. Es verdad que el turista francés prefiere destinos donde se hable su idioma, pero confiamos en mantenerlo. Polonia también y es un mercado en el que queremos trabajar promocionalmente porque queremos ser uno de sus destinos preferidos.

¿Será necesario este año hacer ofertas y ajustar los precios de los paquetes?

Yo creo que Canarias nunca va a poder competir en precios con Turquía, con Túnez, con Egipto... Tienen otras condiciones laborales, otra reglamentación, otros costes. Canarias lo que tiene que hacer es que la calidad de su producto sea lo suficientemente buena como para que el cliente prefiera esa buena relación calidad-precio que solamente precio. Aquellos establecimientos que han renovado han conseguido subir los precios, pero hay muchos que o no han podido o no han querido hacerlo, y solamente pueden competir en precios para mantener sus niveles de ocupación. Yo creo que eso es un error entrar en una guerra de precios con esos destinos, pero son los propios hoteleros en función de los productos que ofrecen y los servicios que dan los que tienen que ajustar esos precios.

¿El previsible crecimiento del turismo peninsular será tan tímido como el de 2014?

El turismo peninsular cayó en barrena en 2008 y 2009. El año pasado veníamos a Fitur con el mismo objetivo, parecía que la economía española empezaba a mejorar y que la alegría venía al consumo. Los datos que teníamos en Fitur del año pasado hacían presagiar que podía llegar esa recuperación del turismo nacional. La realidad es que hemos subido muy poco. Lo que podemos hacer es tratar de mejorar la conectividad. De momento hay un aumento de 90.000 plazas aéreas disponibles para el verano respecto al 2014, un 4% más. Antes había más conexiones con provincias con las que podíamos armar pequeños paquetes con pequeñas agencias operadoras. Eso, con la pérdida de algunas compañías aéreas, con la centralización en Madrid y Barcelona de todas las operaciones está siendo un hándicap. Si a eso le sumamos el encarecimiento de los billetes, y que el mercado español tiende a comprar a última hora, tenemos que ser cautos en las previsiones.

¿La luz verde a la construcción de nuevos hoteles será un acicate para que los existentes mejoren su oferta?

Independientemente de que se incorporen nuevos establecimientos a la oferta alojativa en cualquiera de las Islas, por delante queda por hacer una tarea importante de renovación en los hoteles. Los hoteles tienen unos ciclos de vida y los clientes van cambiando sus gustos. Si no vamos adaptando los establecimientos a los gustos del cliente, en cuanto a instalaciones, servicios, etc, se van quedando atrás y se van a ver relegados. Son aquellos más nuevos o los renovados los que tienen los mejores precios, los mejores contratos y las mejores ocupaciones. La tarea de la oferta alojativa y de la oferta comercial y de ocio tenemos que seguir trabajándola y adaptándola porque es la única manera de que Canarias siga siendo un destino líder y mantenga los actuales niveles de ocupación y gasto.

¿Construir nuevos hoteles enterrará la necesidad de remodelar el destino en sus áreas más degradadas?

De ninguna manera. Los hoteles y apartamento más antiguos y que necesitan más renovación fueron los primeros en llegar y por eso son los que tienen las mejores ubicaciones. No podemos olvidarnos que es en los mejores espacios donde hay una oferta que ya no puede ni competir con precios porque es un producto que se ha quedado obsoleto, y no pasa nada por reconocerlo y decirlo. Hay que ponerlos en valor. Lo hemos visto en muchas zonas del mundo, zonas obsoletas en las que se ha hecho una renovación y sale con mucha fuerza al mercado. Esa es una realidad que tenemos en Canarias en varias zonas, son nuestras zonas pioneras y sería una locura olvidarse de ellas y taparlas con una sábana.

¿Como afectará al negocio turístico la privatización parcial de AENA?

Puede tener consecuencias negativas importantes. La gestión pública no tiene por qué ser ineficiente. Aena con una gestión totalmente pública ha mejorado notablemente sus ingresos y ha generado beneficios. Los aeropuertos canarios generaron el año pasado 200 millones de beneficios. Y ahora el Estado no puede pretender malvender todo un patrimonio y una infraestructura que es estratégica para Canarias. La gestión tiene que ser pública primando el interés general. La privatización parcial puede perjudicarnos desde el punto de vista de la modificación de las tasas. El ministerio dice que hay un real decreto que las mantiene congeladas durante dos años, pero un real decreto se puede cambiar con otro y aquí no pasa nada. Una empresa privada cuando invierte lo que busca es maximizar su beneficio, quiere ganar dinero y eso es lícito. Aena tiene que ganar dinero, pero tiene que primar el interés general. La privatización es mala y el sector turístico canario lo tiene claro y así lo ha expresado.

¿Cual ha sido la clave de la promoción turística en estos años de récord?

La clave ha sido la profesionalización de la promoción, ha sido el contar hasta diez y a partir de ahí tomar decisiones, el no improvisar, el hacer un trabajo constante y con guión, escuchando a las siete islas. Con toda esa información elaboramos un plan estratégico 2012-2016 y ahí se fijó la hoja de ruta. Elaboramos toda una estrategia sobre todo digital para la promoción, que es la manera más efectiva. No renunciamos a promociones tradicionales, pero el 90% de nuestra promoción está enfocada al mundo digital porque es donde podemos constatar quien nos ve, cómo nos ve, y cómo podemos hacer una promoción específica según los intereses de los turistas que nos visitan.

¿Cómo valora la actuación del ministerio de Turismo de José Manuel Soria durante estos cuatro años?

Para hablar de ello nada mejor que remitirse a los datos. El ministerio de Soria aprobó un Plan Estratégico de Turismo que no pasa de ser un documento de intenciones pero sin ninguna concreción y sin los recursos necesarios, y eso es algo en lo que está de acuerdo todo el sector turístico español. En relación con Canarias, el balance no puede ser más negativo si lo comparamos con lo que había hace cuatro años. Se ha perdido todo: un convenio con Turespaña para promoción conjunta por 1,5 millones de cada administración para promocionar la marca España y la marca Islas Canarias de manera coordinada con las oficinas de turismo en aquellos mercados que nos poníamos de acuerdo; un convenio de infraestructuras turísticas de tres años pactado con todos los cabildos, del que faltaba una anualidad que se ha perdido; además de la injerencia del ministro Soria en las leyes que se ha promulgado por el Parlamento de Canarias.

Compartir el artículo

stats