El Departamento de Justicia de EEUU acuerda a Standard & Poor's (S&P) una multa por 1.375 millones de dólares por el papel de la agencia en la manipulación de la calidad crediticia de activos financieros respaldados por hipotecas basura. "S&P se involucró en una maquinación para defraudar a los inversores conscientemente al inflar las calificaciones de crédito de los activos que disfrazaban su solvencia y sus riesgos", anunció ayer el fiscal general estadounidense, Eric Holder.