La reforma del Impuesto de la Renta que entró en vigor en enero supondrá un ahorro para los canarios de 253 millones de euros con la reforma del IRPF, según cálculos del Ministerio de Hacienda. Esta rebaja beneficiará a los 782.716 contribuyentes que están censados en Canarias como declarantes del impuesto, según datos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

La reforma se aplicará en dos fases, en 2015 y 2016; en el primer año los canarios se ahorrarán 200 millones de euros; en 2016, el impacto de la reforma sumará otros 53 millones de euros adicionales, gracias a una nueva reducción en los tipos de gravamen, según indica en un comunicado la Delegación del Gobierno en Canarias.

Por provincias, el impacto (ahorro para los contribuyentes) de la reforma del IRPF alcanza los 139 millones de euros en Las Palmas y los 114 millones en Santa Cruz de Tenerife.

El Gobierno sostiene en la nota que la reforma es progresiva, de forma que los más beneficiados son los contribuyentes con menores rentas. Así, aunque la rebaja media en el IRPF se sitúa en el 12,5%, el 72% de contribuyentes (rentas bajas y medias), que cuentan con unos ingresos inferiores a 24.000 euros anuales, tendrá una reducción del 23,5%.

El pasado mes de enero fue el primero en aplicarse la reforma en las nóminas de los trabajadores. De media, el aumento de la nómina es de 30 euros.

Entre los nuevos incentivos fiscales incluidos en el IRPF se encuentran las ayudas a familias numerosas y los contribuyentes con personas con discapacidad a su cargo, ya sean ascendientes o descendientes, por el que podrán deducirse 1.200 euros anuales por cada circunstancia. Esta deducción puede solicitarse por anticipado de forma que cada mes se reciba 100 euros.