Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CCOO evidencia su fractura interna

Un grupo de críticos con la dirección hace un escrache a una asamblea de delegados sindicales

Imagen de la asamblea de delegados de CCOO celebrada ayer. YAIZA SOCORRO.

La división interna en el sindicato Comisiones Obreras vivió ayer un nuevo episodio con un escrache de los críticos a una asamblea de delegados del sindicato convocada por la ejecutiva provisional. El pulso deja en el aire la celebración del congreso extraordinario, ya que la previsión inicial era celebrarlo en primavera pero no se va a poder cumplir, según reconoce el presidente de la dirección regional, Fernando Lezcano. Ambas partes se arrogan la mayoría de los afiliados de cara a la organización de la cita congresual.

El conflicto se inició en noviembre con la dimisión del secretario general, Juan Jesús Arteaga, tras los problemas surgidos por el intento de la dirección confederal de fusionar las federaciones de Hostelería y Turismo y Banca. Manuel Fitas, portavoz de los autodenominados "rebeldes", afirma que no se han convocado aún ni el congreso de la nueva federación ni el regional "porque no les salen los números". En su opinión, la dirección provisional de hostelería y banca "sabe que pierde el congreso si lo convoca en las actuales circunstancias porque la mayoría de los afiliados están con nosotros".

Fitas recuerda que la sectorial que él dirigía hasta la fractura interna de noviembre aglutina al 52% de todos los delegados con los que cuenta CCOO en Canarias y cuenta con 800 delegados más que UGT en comercio, hostelería y turismo. "Frente a un sindicalismo cercano y participativo nos quieren imponer un modelo centralista y autoritario", critica Fitas.

En relación con el congreso extraordinario regional, el exdirigente sindical cree que si no se ha convocado ya es que no será en primavera porque "no les salen los número y seguirán presionando hasta que sepan seguro que lo van a ganar. Cada día que pasa estamos más fuertes y convencidos de que somos mayoría".

Por su parte, el presidente de la ejecutiva provisional y secretario de Organización confederal de CCOO, Fernando Lezcano, reconoce las dificultades que tienen para cumplir los plazos reglamentarios, con lo que es muy probable que la convocatoria del congreso sea más allá de la primavera. "El problema que podemos tener para que caiga en la primavera son los plazos reglamentarios para cumplir con los derechos de participación de los afiliados y las posibles reclamaciones al proceso, eso nos puede llevar más tiempo pero el plan es el mismo e intentaremos ser escrupulosos para cumplir con los planes", añade Lezcano.

Puertas abiertas

El dirigente sindical asegura que el sindicato no le cerrará la puerta a nadie en el congreso que elegirá a la nueva ejecutiva y a los órganos que dirigirán los destinos de la central en un año en el que también hay elecciones sindicales, en las que Comisiones Obreras se juega seguir siendo el sindicato mayoritario del Archipiélago. Lezcano añade que "todos tienen las puertas abiertas para participar en el debate, se va convocar al congreso a todos y sin discriminaciones".

La ejecutiva provisional se reúne hoy para estudiar el primer borrador sobre las normas del congreso, que se pasará al debate interno entre los miembros de la dirección con el fin de ser consensuado.

Actualmente la comisión de garantías del sindicato a nivel confederal estudia los cinco expedientes abiertos a raíz de la fractura vivida en el seno de la federación de servicios de hostelería y turismo. Uno de los expedientados, Manuel Fitas, pide "disculpas" por las movilizaciones que se han convocado y el escrache convocado ayer por la asamblea de delegados pero "queremos que entiendan que CCOO debe seguir siendo una herramienta en favor de los trabajadores y cercana a las bases".

"No nos representan" fue una de las principales consignas del medio centenar de dirigentes y afiliados del sindicato que protestaron ayer a las puertas del edificio de Magisterio, en cuyo interior más de 400 delegados y representantes de comités de empresa debatieron sobre la situación de los distintos sectores económicos y productivos de cara a las trascendentales elecciones sindicales que se celebran este año.

Compartir el artículo

stats