Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Cámaras de Comercio ayudarán a 5.000 jóvenes a conseguir empleo

Las entidades orientarán y cualificarán a los chicos durante cuatro meses P Las empresas que los contraten tendrán bonificaciones

Las cuatro Cámaras de Comercio de Canarias -Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife- están decididas a reducir la alta tasa de desempleo juvenil que golpea al Archipiélago, que con un 62% de su población activa menor de 25 años en paro -56.000 personas- sitúa a las Islas como la segunda comunidad autónoma , solo por detrás de Andalucía, con la tasa más elevada del país. Así, las instituciones camerales pondrán en marcha un programa con el que pretenden ayudar a 5.000 jóvenes isleños a encontrar empleo o crear una empresa, para lo que éstas entidades se convertirán durante cuatro meses en una especie de "hermano mayor" de quienes se inscriban y a los que orientarán, formarán, cualificarán y pondrán a su disposición empresas para que desarrollen sus prácticas.

Además, las sociedades que se comprometan a emplear a jóvenes con contratos indefinidos, aumentando sus plantillas, se les incentivará con ayudas de hasta 1.800 euros, independientemente de que puedan percibir otras bonificaciones de la Seguridad Social u otros programas dedicados al fomento del empleo.

Pero este Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) no solo será un canal orientador y formador de jóvenes desempleados para insertarlos en el mercado laboral, sino que también pretende detectar y fomentar su espíritu emprendedor y por ello, para aquellos que decidan poner en marcha una empresa, además de recibir orientación y formación específica, tendrán una ayuda económica que rondará los 1.800 euros tras materializar la idea del negocio.

Quien esté interesado en inscribirse puede hacerlo a través de las Cámaras de Comercio o en www.empleoygarantiajuvenil.es.

El PICE, presentado ayer en Santa Cruz de Tenerife, es gratuito y está integrado en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil puesto en marcha en junio del año pasado. Está dirigido a aquellos jóvenes de hasta 25 años que han abandonado sus estudios o han concluido su formación y que, en la actualidad, no trabajan, ni estudian, ni reciben ningún tipo de curso de formación. En el caso de personas con discapacidad de un grado igual o superior al 33%, la edad se eleva hasta los 30 años.

En el PICE, un orientador laboral se hará cargo de la formación, cualificación e inserción de los jóvenes. Analizará sus competencias e intereses y elaborará un perfil profesional derivándolo a uno de los tres programas que componen el PICE: Capacitación, Movilidad y Dual.

De esta manera, el PICE ofrece formación obligatoria ajustada a cada perfil profesional, por lo que el periodo formativo puede ser más corto o largo dependiendo de cada uno con el objetivo de que las inserciones laborales sean duraderas.

En el programa de Capacitación, los jóvenes reciben formación presencial en competencias digitales y nuevas tecnologías, idiomas, habilidades sociales y técnicas para desenvolverse en el mundo de la empresa. Dentro de este plan también se pueden obtener certificados de profesionalidad, con lo que los jóvenes, que carezcan de formación específica para el desarrollo de una profesión, se cualifican oficialmente. El plan de Movilidad está pensado para jóvenes con mayor formación y capacidades y que podrían tener oportunidad de encontrar un empleo en un país europeo, por lo que se hace más hincapié en idiomas. El plan Dual está pensado para potenciar la Formación Profesional y el joven recibe formación teórica y las prácticas las realiza en una empresa con contrato para la formación y aprendizaje a través de convenios.

Compartir el artículo

stats