Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteleros tildan de electoralista la tasa turística que exige Nueva Canarias

Las patronales rechazan la iniciativa presentada en el Parlamento por Román Rodríguez

Jorge Marichal, presidente de Ashotel

Jorge Marichal, presidente de Ashotel LP/DLP

Rechazo sin fisuras de las patronales turísticas canarias a la proposición de ley registrada por Nueva Canarias (NC) en el Parlamento autónomo para la creación de una tasa a pagar por los visitantes. Los empresarios de una y otra provincia tildaron ayer la iniciativa de electoralista y acusaron al presidente de la formación nacionalista, Román Rodríguez, de buscar notoriedad poniendo en peligro al único sector de la economía de las Islas que funciona.

"Ya en 2012 se incrementó un 40% el IGIC al turismo, precisamente para no crear un impuesto turístico. ¿A cuento de qué viene esto?", se preguntó ayer el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), Fernando Fraile. En su opinión, la proposición no de ley solo admite manifestarse "radicalmente en contra" por la pérdida de competitividad que supondría la suma de una nueva cantidad al precio final que deben abonar los visitantes.

Por su parte, el presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), Jorge Marichal, destacó que la actividad turística "ya aporta lo suficiente" a las arcas autonómicas como para pensar en nuevos tributos. Según una nota conjunta hecha pública ayer y a la que se sumaron también las patronales de Fuerteventura (Aehtf) y Lanzarote (Asolan), la recaudación anual en el sector alojativo se eleva a 1.524 millones de euros, un tercio del total de los ingresos fiscales del Archipiélago.

"Parece mentira, solo se acuerdan de tocar lo que funciona en lugar de dedicarse a arreglar lo que no va bien", argumentó Marichal, para quien la puesta sobre el tapete de la cuestión "es interesada tanto en el fondo como en la forma".

Por su parte, Fraile explicó que ya es suficientemente difícil disputar los turistas a otros destinos en los que las normas sobre competencia son más laxas que las europeas. Como ejemplo, expuso las subvenciones de "hasta 60 euros" que el Gobierno de Egipto está dando a los operadores turísticos y aerolíneas por cada butaca que logren ocupar para trasladar clientes a dicho país africano.

A cuestiones coyunturales como esa se unen los menores costes de explotación que deben afrontar en dichos destinos, empezando por los laborales, con salarios que no tienen comparación con los que se abonan en las Islas. El presidente de la FEHT señaló que la presentación de la iniciativa parlamentaria se trata de "un ataque al sector turístico en un momento en que necesita confianza", sobre todo después de acumular dos meses consecutivos de retrocesos en el final del año pasado, aunque salvados en principio por el nuevo récor anotado en enero (ver página 33).

Las cuatro patronales turísticas del sector descartaron además que sean posibles las comparaciones con destinos de ciudad que sí tienen una tasa en vigor a abonar por los turistas que llegan a ellas. "Destinos vacacionales con playas y buen tiempo hay en muchos sitios, no solo en Canarias", destacaron en su nota conjunta, por lo que el encarecimiento podría incidir negativamente en la llegada de clientes.

Fernando Fraile argumentó, precisamente, que es el volumen de visitantes el factor que está alimentando el crecimiento del gasto en las Islas. "En 2014, el ingreso por turista es inferior al de 2010 y si crece el total es porque llegan más visitantes", expuso el presidente de la patronal turística de Las Palmas.

Además, los hoteleros canarios resaltaron el caso de Baleares, comunidad autónoma en la que se instauró una ecotasa, nombre que se dio al impuesto "para tocar la fibra sensible de mercados como el alemán", apuntó Fraile. Sin embargo, según el presidente de la FEHT, el Gobierno balear tuvo que deshacer posiciones y eliminar ese sobrecoste "porque se quedaron sin alemanes".

"Pensar que esta situación de bonanza turística experimentada desde 2011 se va a mantener sine díe es desconocer lo más esencial del funcionamiento del sector turístico", afirmaron las patronales en su comunicado conjunto.

Compartir el artículo

stats