20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las pymes alertan del efecto pernicioso de una tasa turística en el Archipiélago

Cecapyme advierte del impacto negativo que tendría en todos los subsectores de los servicios

Inauguración de la ITB de Berlín.

Inauguración de la ITB de Berlín. LA PROVINCIA / DLP

La Confederación Canaria de la Pequeña y Mediana Empresa (Cecapyme) cree que la posibilidad de implantar una tasa turística en Canarias tendría efectos "perniciosos" no sólo sobre el principal motor de la economía de las Islas sino también sobre el resto de los subsectores que engloban los servicios, entre ellos el comercio, las agencias de viajes, el transporte, servicios de limpieza, el ocio y la restauración o la seguridad privada. Por ello exige que haya más debate y un amplio consenso social en torno a este asunto.

La patronal de las pymes demanda de las administraciones públicas y de los representantes políticos que las decisiones que se adopten sobre el sector turístico se realicen bajo criterios de "responsabilidad, objetividad, conocimiento y valoración del impacto" ya que son muchas las empresas y trabajadores que dependen del sector servicios, que ha actuado de amortiguador durante la crisis económica por su importancia en el Producto Interior Bruto (PIB) de las Islas.

Cecapyme cree que una tasa turística tendrá un efecto "disuasorio" no tanto en los usuarios sino sobre todo en los intermediarios turísticos, como los turoperadores, de lo que dependen buena parte de las empresas de alojamiento y de la llegada de turistas a las Islas.

Los pequeños y medianos empresarios critican la iniciativa legislativa presentada en el Parlamento por Nueva Canarias (NC) para la creación de una tasa que grave la entrada de turistas en los establecimiento alojativos del Archipiélago. De hecho considera que su exposición de motivos "muestra claramente la debilidad argumental de esta propuesta, porque está llena de lugares comunes e inexactitudes, con el fin de justificar la sinrazón de crear un nuevo impuesto en Canarias específico para el sector turístico", advierte Cecapyme en un comunicado.

La creación de una tasa turística la ha llevado Nueva Canarias al Parlamento en varias ocasiones en los últimos dos años, pero ha contado hasta ahora con el rechazo del resto de los grupos políticos con representación parlamentaria. También los sindicatos y otros agentes sociales y colectivos respaldan este impuesto, que cuenta con el rotundo rechazo de las patronales y las organizaciones empresariales sectoriales.

La proposición de ley de NC se tratará en el último pleno del Parlamento de esta legislatura, que se celebrará el 24 y 25 de marzo, pero ya Coalición Canaria ha avanzado que rechazará su toma en consideración, al igual que lo hará el PP. Sin embargo, tanto los nacionalistas como los socialistas han dejado la puerta abierta a que en la próxima legislatura se pueda introducir una figura impositiva de este tipo en el marco de una reforma fiscal, una vez que se consolide la recuperación económica.

Sin embargo, Cecapyme recuerda que el sector turístico de las Islas lleva varios años beneficiándose de la inestabilidad política en el norte de África y en Oriente Medio, situación que puede revertirse en cualquier momento. Por ello, la patronal advierte que no hay ninguna razón que sirva de base o justifique la creación de nuevos impuestos en el sector turístico. "Resulta estéril y subjetivo hacer previsiones de recaudación basadas en la situación actual y menos aún hacer previsiones futuras de recaudación para renovar nuestro destino", añade la organización.

Las pymes creen "endeble" justificar el nuevo tributo haciendo comparaciones con otros destinos turísticos que ya cuentan con una tasa. La mayoría de estos destinos son urbanos y no de sol y playa.

Compartir el artículo

stats