20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo Feria Internacional de Berlín

El pabellón del Cabildo en la feria de Berlín divide a la patronal grancanaria

La Cámara de Comercio defiende el estand independiente mientras la Federación de empresarios Hoteleros lo critica

El pabellón del Cabildo en la feria de Berlín divide a la patronal grancanaria

El pabellón del Cabildo en la feria de Berlín divide a la patronal grancanaria

La crítica de los empresarios turísticos tinerfeños al expositor independiente que el Cabildo de Gran Canaria ha montado en la feria ITB de Berlín ha aflorado las divisiones entre la patronal grancanaria. Desde la Cámara de Comercio se defiende la instalación del estand porque el pabellón canario esta gestionado por personas de Tenerife que defienden los intereses de esa isla, mientras que desde la patronal turística de Las Palmas se critica esta división porque rompe la unidad de la marca Canarias y porque considera poco eficiente acudir a un certamen internacional por separado.

La institución insular reunió ayer a la delegación de empresarios y representantes de los distintos organismos de la Isla para, entre otros asuntos, explicar la decisión de acudir a la capital alemana con un expositor propio. "El objetivo ha sido reafirmar nuestras principales señas de identidad como destino y las singularidades que definen la oferta turística de la Isla", dijo el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, que además destacó la buena aceptación que ha tenido el estand al igual que ocurriera en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur).

El consejero de Turismo, Melchor Camón, calificó de "surrealista" la situación creada por la denuncia de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), que criticó que el expositor de Gran Canaria estuviera al lado del pabellón canario. "Es como si Coca Cola le dice a Pepsi Cola cómo tiene que hacer la promoción de sus productos", dijo. Asimismo, Camón acusó a los empresarios tinerfeños de estar "acostumbrados a dictarle al presidente del Gobierno de Canarias lo que tiene que hacer para todas las islas, como hemos visto con las leyes de turismo".

Desde la Cámara de Comercio de Gran Canaria se apoyó la decisión del Cabildo. El presidente de la Comisión de Turismo y de IFA Hotels, Santiago de Armas, aseguró que esta división se produce porque la Isla "prácticamente no tiene representación en los órganos directivos de Promotur [la empresa pública que gestiona la imagen de Canarias]" que defiendan sus intereses. "Si empezamos a analizar encontramos en cuarta o quinta línea el primer representante con residencia en nuestra Isla", agregó. De Armas entiende que la entidad está gestionada "principalmente" por "personas de Tenerife con intereses en Tenerife". Esto, en su opinión, justifica la instalación de un stand para así "tener voz y marca propia".

Por su parte, la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT) no comparte este apoyo a la institución insular. Su presidente, Fernando Fraile, criticó la presencia diferenciada porque "daña la imagen de unidad de Canarias", además de suponer un coste añadido. "Es gastar dinero en balde", dijo ayer desde Berlín Fraile, que señaló que "se puede hacer la misma labor, más barato y con mucha más fuerza haciéndolo todos juntos".

Esto no significa que Fraile no defienda la presencia de un expositor independiente de Gran Canaria en otras ferias como Fitur, tal y como se viene realizando en las últimas ediciones. "El cliente peninsular sí que conoce Canarias, sabe que existen siete islas y ahí es lógico que cada uno pueda aportar su propio stand", pero en un certamen internacional "la unidad a la hora de promocionar es importante, como hacen Tailandia, Turquía o Túnez, porque para un turista alemán es fácil retener un criterio único, puede recordar Canarias, pero no el nombre de cada isla", explicó.

El viceconsejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Ricardo Fernández de la Puente, se limitó en calificar de "innecesaria" la opción tomada del Cabildo grancanario porque "desde el punto de vista profesional y técnico no está justificado".

Compartir el artículo

stats