El presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Juan Antonio Santamera, destacó ayer en Las Palmas de Gran Canaria la buena salud y alta competitividad de las empresas del sector, lo que motiva que España esté "entre los diez primeros países del mundo con mejor calidad de infraestructuras". Además, puso de relieve los importantes proyectos que abordan en el exterior compañías del país.

Santamera recaló en el Archipiélago ayer para la inauguración en el Museo Elder de la Ciencia de una sala en honor del ingeniero e inventor tinerfeño Agustín de Betancourt. "Un honor, porque estamos ante el reconocimiento de la figura de uno de los más grandes técnicos que han dado Canarias y España al mundo", reseñó Santamera sobre el también fundador de la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

En la actualidad, las compañías españolas que operan en el exterior ejecutan contratos por valor de 35.000 millones de euros anuales. Entre los ejemplos, el presidente del colegio citó "la Fase II de la construcción del AVE La Meca-Medina (6.736 millones de euros); el metro de Riad, en Arabia Saudí (6.030 millones); la construcción y operación de un parque eólico marino en Reino Unido (5.000 millones), o el Canal de Panamá (2.479 millones), obra esta última que quizás sea la de mayor impacto por su efectos en la economía mundial".

Otro dato resaltado por Juan Antonio Santamera fue la concentración en manos de multinacionales españolas del "40 % de las principales concesiones de transporte del mundo", que se reparten, bien como constructoras, o bien, como gestoras Abertis, Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr.

La crisis determinó en España el parón de la obra pública, circunstancia en la que encaja plenamente el hecho dado a conocer por Santamera de que "la contratación exterior en el sector es cinco veces superior a la licitación de obra de todas las administraciones públicas" españolas.

Por la tarde, los ingenieros, con el colegio de Las Palmas ejerciendo de anfitrión celebraron un acto en el Gabinete Literario que contó con la presencia del presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, cuya formación también se encuadra en este sector.