Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Cámara denuncia en Competencia un pacto de precios entre las gasolineras

Un informe alerta que Canarias soporta los importes de los carburantes más caros de la Eurozona

La Cámara denuncia en Competencia un pacto de precios entre las gasolineras

La Cámara denuncia en Competencia un pacto de precios entre las gasolineras

La Cámara de Comercio de Gran Canaria ha solicitado a la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia (CNMC) que investigue si existe un pacto encubierto entre los operadores mayoristas -DISA, BP y Repsol- que suministran combustible en el Archipiélago para fijar precios y repartirse el mercado. La entidad ha solicitado la intervención del órgano regulador, adscrito al Ministerio de Economía, ante la situación de "oligopolio" que existe en el Archipiélago y que llega a ser "monopolística" en algunas islas.

El presidente de la institución cameral, José Sánchez Tinoco, presentó ayer un informe elaborado por la Comisión de Energía de la Cámara que revela que Canarias soporta los precios sin impuestos de gasolinas y gasóleos más caros de la Eurozona, incluso mayor que Bulgaria que dispone de los importes más elevados. Además, denunció que, a pesar de la bajada del precio del crudo, las diferencias con los del continente y con el resto de España "se han incrementado incomprensiblemente" y no se ha repercutido la caída del barril de Brent en el precio que paga el consumidor final en las Islas.

La estabilidad en el precio del petróleo es crucial para Canarias, especialmente en un contexto en el que el consumo da síntomas de recuperación.

La Cámara envió su estudio a la CNMV el 22 de julio para que inicie un expediente informativo y está a la espera de su respuesta para que se apliquen medidas correctoras o sanciones en caso de que se averiguara que hubieran cometido una supuesta infracción de las normas de competencia. En todo caso, la entidad empresarial se reserva la posibilidad de remitir el estudio a la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea.

El documento desvela que el litro de gasolina costaba a finales del pasado año 68,61 céntimos de euros sin incluir los impuestos, es decir 15,81 céntimos y un 29,94% más caro que la media nacional, y 14,21 céntimos y un 26,12% más que en el conjunto de la Eurozona.

Mientras que el litro de gasóleo sin impuestos se situó en diciembre de 2014 en 69,31 céntimos de euro, 11,41 más que en la Península y 10,81 más que en la media de los 17 países de la zona del euro.

Además, los precios de los carburantes varían según las Islas, pues es más cara en Gran Canaria que en otras como Tenerife y hasta Fuerteventura, pese a la "doble insularidad" en este último caso.

Sánchez Tinoco reconoció que debido a la lejanía del Archipiélago "puede haber un sobrecoste, pero nunca tan grande". No quiso acusar directamente a los operadores de mantener un trato tácito, pero añadió: "Si no hay un acuerdo no se afinan tanto en sus beneficios, pero no puedo acusar de algo que no sé".

Entiende que el encarecimiento de los precios puede ser porque hay muy pocos operadores mayoristas que suministran combustibles. Considera que "el oligopolio podría haber dado lugar a abusos de posición dominante por alguna empresa o haber facilitado la materialización de prácticas colusorias entre las compañías".

La entidad envió el primer informe de septiembre de 2013 a DISA como operador mayoritario, pero no obtuvo respuesta. El segundo estudio, con datos de diciembre de 2014, recibió alegaciones de la distribuidora que no han convencido a la Cámara, que, entre otros puntos, cuestiona que ésta no cuantifica los extracostes que aduce.

Sánchez Tinoco no ve justificado un aumento de precios "enorme" respecto a 2013, sobre todo teniendo en cuenta que en 2014 el crudo Brent se desplomó, pero no se trasladó a las tarifas finales.

De ahí que ha decidido acudir a las autoridades competentes para que tomen medidas que incrementen la competencia. Así, aparte de dirigirse a la CNMC, ha solicitado al Gobierno autónomo que facilite la instalación de nuevos operadores en los puertos.

Los vicepresidentes de la Cámara, Juan Acosta y Santiago de Armas, criticaron que los distribuidores no repercuten la reducción del precio de la materia prima en el consumidor final, un problema que, en su opinión, lastra la "competitividad" de la economía canaria.

Compartir el artículo

stats