Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo Inauguración de la World Travel Market de Londres

Las reservas de los agentes británicos para el verano se disparan un 38%

Los hoteleros inician en Londres la pelea para mejorar los datos estivales

Las reservas de los agentes británicos para el verano se disparan un 38%

Las reservas de los agentes británicos para el verano se disparan un 38%

El momento dulce del turismo en Canarias no parece tener punto y final. Durante la inauguración ayer de la World Travel Market (WTM), la feria de turismo internacional de Londres, la consejera de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, María Teresa Lorenzo, anunció el incremento en un 38% de las reservas que los agentes británicos han realizado de cara al próximo verano.

Dentro de la matrícula de honor general de la que disfruta desde hace prácticamente cinco años el principal sector de la economía del Archipiélago, la temporada baja, sobre todo entre los meses de abril y junio, deja un amplio margen para la mejora. Esa es una de las asignaturas de las que se examinan el sector público y privado isleños durante esta semana en la capital del Reino Unido.

Lorenzo explicó que aún "es pronto para avanzar" cuál será el comportamiento del mercado británico durante la próxima temporada estival. La inestabilidad que presentan a estas alturas destinos competidores de las Islas son en buena medida el motor de la demanda de plazas. Lo viene siendo también durante todos estos años de récords. De aquí al verano pueden ocurrir muchas cosas y parte de ese notable crecimiento de las reservas podría quedarse en la simple intención. Con todo, es un dato lo suficientemente demoledor como para ser tenido en cuenta.

Mientras, el presidente de IFA Hotels (Grupo Lopesan), Santiago de Armas, confirmó también que es pronto para tener en cuenta estos datos de cara al próximo verano, "pero sí sirven para constatar un cambio de tendencia".

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la provincia de Las Palmas (FEHT), Fernando Fraile, confirmó que esos meses son en los que los hoteleros intentan dar a los números la condición de "excelentes. Se trata de ver si somos capaces", recalcó el representante empresarial. De momento y según reflejan los datos de reservas para el próximo estío parece que se está en el camino para conseguirlo.

"Los británicos siguen confiando en un destino seguro, con unas playas envidiables y un clima excepcional", afirmó la consejera. Ni siquiera el mal tiempo de las últimas semanas lima en lo más mínimo la pujanza del destino Islas Canarias. "Todo el mundo sabe que tiene que llover de vez en cuando", señaló por su parte Fernando Fraile. Nulo fue el espacio que las últimas lluvias y sus efectos ocuparon en los corrillos que desde primera hora de la mañana se formaron en el recinto ferial ExCel del este de Londres.

Allí el Archipiélago se vende en un área de 700 metros cuadrados que incluyen un macroexpositor y una pantalla aérea de 100 metros cuadrados. En esta se proyectan imágenes de las Islas en 360 grados.

Para la temporada de invierno que acaba de iniciarse, las Islas contarán con un incremento de la conectividad aérea del 12%, que en el caso de los vuelos que las unirán con Gran Bretaña es del 11%. Mientras mercados como el alemán, el segundo en importancia para Canarias, se muestra dubitativo, aunque sin apartar este destino de entre sus predilectos, los británicos baten récords mes a mes.

Como destacó la consejera Lorenzo, cada año viajan al exterior "cincuenta millones" de ciudadanos de ese país. De los que un día se decantan por venir al Archipiélago, el 84% repite y dos de cada diez lo hacen en más de diez ocasiones. Los datos exponen la certeza de contar con un mercado muy fidelizado, pero tanto los políticos como los hoteleros incidieron en la pertinencia de no dar todo por hecho. Al contrario, expusieron la necesidad de estar muy próximos a los operadores para que este comportamiento no varíe lo más mínimo.

De ahí que se vieran con agrado los primeros contactos establecidos durante la mañana de ayer por parte de responsables de la compañía de bandera británica British Airways con responsables del Gobierno de Canarias. Precisamente para explorar la posibilidad de incrementar su operativa en las Islas durante el próximo verano.

No obstante, en la WTM no todo el tiempo lo ocupan los negocios que tienen por protagonistas a operadores del Reino Unido. Santiago de Armas señaló que a la feria acuden los principales ejecutivos turísticos de todo el mundo. Y si el negocio británico pinta más que bien, "las perspectivas con el resto también son buenas".

Los germanos han dado pequeños sustos, colocando algún mes en negativo la comparación de su afluencia con respecto al año pasado. Sin embargo, han surgido nuevos mercados que crecen con una intensidad muy deseable y, en casos, cercana a lo impensable.

Francia, Italia y Polonia

"Franceses, italianos o polacos", destacó la consejera de Turismo, han venido a cubrir los huecos. No solo el más pequeño dejado por los alemanes, sino también el provocado por la marcha atrás que han metido los nórdicos y los rusos. La caída del precio del crudo ha sido determinante para que la llegada de noruegos haya retrocedido drásticamente durante este año.

Suecos, daneses y finlandeses se sumaron a la tónica negativa, en casos por las fluctuaciones de sus monedas y, en otros, por el efecto contagio que produce el hecho de estar incluidos en un mismo paquete de venta.

En cuanto a los rusos, fue la devaluación del rublo la que acabó con una demanda que aún era incipiente. Sin embargo, en lo que va de año las buenas noticias ganan a las negativas y las cifras de llegadas se mantienen en positivo con respecto al pasado año.

En la WTM están presentes 186 países, hay 5.000 expositores y se prevén más de 36.000 visitantes. El presupuesto del pabellón canario es de 758.247 euros, 58.584,29 menos que en la edición de 2014.

Compartir el artículo

stats