Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una ingeniería canaria firma el Muelle de la Marina mauritana en Nuadibú

HS Ingeniería y Arquitectura concluye una infraestructura de ocho millones de euros de presupuesto - El país africano luchará contra la piratería desde esa base

Vista aérea del muelle proyectado en Nuadibú por la empresa canaria HS Ingeniería y Arquitectura.

Vista aérea del muelle proyectado en Nuadibú por la empresa canaria HS Ingeniería y Arquitectura. LP / DLP

Nuevo capítulo de la internacionalización de las empresas canarias. HS Ingeniería y Arquitectura ha proyectado y dirigido durante los dos últimos años la construcción del Muelle de la Marina Nacional de Mauritania en Nuadibú. Con un presupuesto de ocho millones de euros, la infraestructura dará cabida a las embarcaciones con las que el país africano vigilará la piratería, atenderá a las necesidades de la seguridad nacional y luchará contra los furtivos en defensa del principal sector de su economía: la pesca.

El director de la oficina de control de los trabajos de construcción, Borja Henríquez, afirma que su primera experiencia internacional ha resultado netamente positiva tanto en lo profesional como en lo personal. La llegada de la empresa a África se produjo de un modo casual. "No lo teníamos en proyecto", asegura Henríquez. Sin embargo, un conocido les comentó la inminente puesta en marcha de la obras, se presentaron al concurso y lo ganaron. De ese modo, ampliaron el mercado más allá del horizonte nacional, fuertemente mermado por la crisis.

En lo personal, Henríquez llegó inicialmente por un periodo de dos meses, "pero luego fueron seis, después nueve..." y así hasta los dos años que ha permanecido al frente de las obras. No hizo falta la existencia de un socio local, cuya presencia mayoritaria en los proyectos aún es obligatoria en algunos países del continente vecino. Sin embargo, otros, caso de Mauritania, están dando marcha atrás en aras de permitir una mayor penetración del capital foráneo.

En todo caso, sí recomienda la presencia de "un colaborador que ayude en la comunicación y sepa en qué puertas hay que tocar", relata Henríquez, con el fin de agilizar los trabajos. Esta ingeniería contó con uno y, además, se encontró con la "buena noticia" de que fue otra empresa canaria, la majorera Cororasa, con amplia experiencia internacional, la encargada de desarrollar los trabajos de construcción del muelle. "Fue casualidad, ni era un paquete conjunto, ni habíamos hablado antes", aclara el director de la oficina de control.

El pasado 27 de noviembre se inauguraron las instalaciones en presencia del presidente mauritano, Mohamed Uld Abdelaziz, y los jefes militares del país. Ahora se ultiman los detalles para que la obra esté en perfecto estado cuando arriben las nuevas patrulleras de la Marina del país, lo que ocurrirá en la segunda mitad de febrero.

Será el momento de la retirada de HS Ingeniería y Arquitectura. Sin embargo, Borja Henríquez afirma que su intención en permanecer en Mauritania en busca de nuevos proyectos. "El país tiene todo por hacer y ha mejorado muchísimo en los últimos años", explica este grancanario de 29 años sobre la actual apuesta del Gobierno mauritano por las infraestructuras. Además, asevera que tanto la seguridad jurídica como bancaria no presentan ningún problema. "Se trata de integrarte y entender una cultura que es diferente", señala.

En plena juventud, afirma que le resulta más interesante conocer cómo se trabaja en otros países, con lo que logra un mejor nivel formativo personal y enriquece la capacidad de maniobra de la empresa en nuevos mercados. "Cuando el trabajo disminuye, te abres a nuevas posibilidades", sostiene y es consciente de que en la actualidad puede estar al frente de proyectos de mayor envergadura más allá de las fronteras españolas. "Ya habrá tiempo de regresar", explica.

Compartir el artículo

stats