Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"UGT-Canarias no puede ser un premio de consolación tras perder el congreso federal"

Yves Franquelo.

Yves Franquelo. QUIQUE CURBELO

¿Se mantendrá hasta el final luchando con Gustavo Santana?

Mi intención es firme, pero no quiero engañar a nadie. Nuestros estatutos obligan a conseguir el aval del 25% de los delegados [32 de los 125] y a día de hoy sólo tengo el 20%. Según se está poniendo el ambiente, no descarto que durante el desarrollo del congreso los apoyos bajen en lugar de subir. De momento, soy un precandidato.

El actual secretario general presentó en el reciente congreso federal una enmienda para bajar ese mínimo al 10%.

De entrada, acepto el sistema, pero no me parece justo. Cada uno sabrá lo que hace, pero por estas cosas la gente está cansada de los sindicatos y los partidos; decimos una cosa pero hacemos otra.

¿Qué propone al respecto?

Eliminar el sistema de avales. Obliga a los compañeros a poner su nombre y su firma, y ya se ha preguntado quién apoya a Yves. Cuando se utiliza ese tono, a la gente le entra el miedo. Defiendo un sistema de primarias en el que pueda presentarse quien quiera y que los dos más votados pasen a una segunda vuelta.

¿Y qué estima que se lograría de esa manera?

Nos haría mucho más fuertes. Al tener un funcionamiento más participativo, los afiliados se sentirían parte de la organización en mayor medida y eso es precisamente lo que tenemos que lograr.

¿Por qué decide intentar ser candidato?

Creo que Gustavo Santana ha hecho una buena labor, pero tenemos visiones totalmente diferentes. Somos islas y nuestra estructura tiene que estar descentralizada. Él se coloca al frente de un organigrama, toma decisiones y lleva todo el peso. Pienso que el secretario general tiene que tener menos protagonismo e impulsar una estructura más transversal. Además, muchos pensamos que UGT-Canarias no puede ser un premio de consolación tras perder en el congreso federal.

¿Por dónde pasa que todo se quede un intento?

Por que Gustavo Santana se siente con quienes me apoyan e intentemos llegar a un consenso. No me cierro, no soy un kamikaze.

¿Con qué se da por satisfecho?

Mayor apoyo a las uniones insulares, más transversalidad en la toma de decisiones, más democracia, mayor participación en las calles... Somos sindicalistas y debemos estar a pie de calle. En una manifestación en favor de los refugiados sirios celebrada hace unos días no había representación institucional de UGT y muy poca el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Estamos perdiendo nuestro territorio natural.

Compartir el artículo

stats