Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias ahorra casi 1.200 millones en intereses con los fondos de Hacienda

El Ministerio que dirige Cristóbal Montoro publica en un estudio comparativo el ahorro que les reportó a las autonomías no tener que financiarse en los mercados

Canarias ahorra casi 1.200 millones en intereses con los fondos de Hacienda

Canarias ahorra casi 1.200 millones en intereses con los fondos de Hacienda

La Administración autonómica ahorrará casi 1.200 millones de euros en intereses con los distintos mecanismos de financiación del Ministerio de Hacienda. Esa es la suma que calcula el departamento estatal en un informe en el que detalla los "beneficios" que estos mecanismos y las medidas para potenciar la liquidez han reportado y reportarán a cada una de las regiones. El Ministerio que dirige en funciones Cristóbal Montoro expone que el plan de pago a proveedores y el Fondo de liquidez autonómico (FLA) "han facilitado una elevada liquidez a las Comunidades Autónomas a unos costes muy reducidos, en un período de crisis económica que requería unas mayores necesidades de financiación y en un entorno de fuerte inestabilidad en los mercados financieros que en muchos casos les impedía acceder a la misma y en otros les exigía costes muy elevados".

Entre 2012 y 2015, el Gobierno de Canarias se acogió a varios de estos "mecanismos". Del Fondo para la financiación de los pagos a proveedores percibió poco más de 315 millones de euros: 231,27 millones en el ejercicio de 2012, 24,36 millones en 2013 y 59,38 en 2014. En 2012, el quinto año consecutivo de estrecheces presupuestarias, Hacienda creó el FLA, que se destinó para financiar vencimientos de deuda y para cubrir déficit. El Ejecutivo que presidía Paulino Rivero se sumó al fondo desde su puesta en práctica en 2012 (solo lo hicieron otras ocho regiones). Ese año, el Gobierno regional dispuso de 906,85 millones de euros, que serían 841,87 millones en 2013 y 816,69 en 2014. En total, más de 2.565 millones.

Además, el Ministerio ideó el año pasado el Fondo para la financiación de las comunidades autónomas, dividido entre tres subfondos: el de facilidad financiera, para aquellas comunidades que, como el Archipiélago, cumplen los objetivos de estabilidad presupuestaria, de ahí que ofrezca mejores condiciones; un nuevo FLA, para las regiones incumplidoras; y el fondo social, para sufragar deudas con entidades locales (ayuntamientos). La Administración canaria recibió de estos últimos recursos estatales, y en concreto del Fondo de facilidad financiera, algo más de 1.000 millones.

En consecuencia, y según el informe de Hacienda, el Ejecutivo que hoy preside Fernando Clavijo administró gracias a estos programas un montante que supera los 3.884 millones, esto es, casi un 3% de los prácticamente 131.100 millones repartidos entre las Comunidades que han participado de los fondos. El Ministerio explica que Canarias ya ha devuelto 231,38 millones de euros del extinto Fondo para financiación a proveedores, una cuantía que llega a 392,5 millones si se incluyen los intereses. Con todo, el departamento de Montoro saca pecho por los beneficios que estos mecanismos han reportado a las depauperadas arcas autonómicas, unos beneficios en forma de ahorro de costes e intereses que calcula, en el caso de las Islas, en alrededor de 1.200 millones.

Estimación

Hacienda obtiene esta cantidad de la diferencia entre el coste que le habría supuesto a cada región financiarse en los mercados y el de los préstamos estatales. Los técnicos del Ministerio tienen en cuenta la cotización que en el mercado secundario (el de la compraventa de títulos) habrían alcanzado emisiones de deuda equivalentes a los préstamos del Gobierno. El Departamento que dirige Montoro se basa para ello en información bursátil de Reuters. "La estimación de ahorros se realiza tanto por años como considerando todo el plazo de las operaciones formalizadas con cargo a los mecanismos", puntualiza Hacienda.

El Ejecutivo del Partido Popular aplicó a los mecanismos adicionales de financiación un tipo de interés fijo, cuando cada una de las Comunidades habría conseguido en el mercado unas condiciones que habrían variado sobremanera en función de su rating, el indicador que dictan las polémicas agencias de calificación y que determina la mayor o menor capacidad de los países y sus territorios para satisfacer sus pagos.

En el caso de Canarias, esto ha supuesto ahorros, en términos porcentuales, que oscilan entre un 0,46 y un 5,99%. El primer crédito del plan de pago a proveedores, por ejemplo, habría supuesto un interés del 11,99% en el mercado de deuda, un porcentaje sensiblemente más alto. En otras palabras: las Islas tendrían que haber destinado más dinero para pagar intereses. De modo que si se tienen en cuenta todas las operaciones cerradas con cargo a los programas estatales, amén de todos los plazos que conllevan, el ahorro llegará en el caso del Archipiélago a, exactamente, 1.158,79 millones de euros.

El informe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas también expone los beneficios que, en cifras, han supuesto otras políticas del Gobierno para potenciar la liquidez de las comunidades autónomas. Así, la ampliación del plazo para reintegrar los importes de las liquidaciones negativas del sistema de financiación en 2008 y 2009, decisión que se tomó en 2012, redundó en beneficio de la liquidez de las arcas canarias en un montante de casi 685 millones. Además, Canarias, como la mayoría del resto de regiones de régimen común (todas salvo Navarra y País Vasco), disfrutó de un aplazamiento de la amortización de los préstamos del FLA y demás fondos estatales de un montante de 113,36 millones.

Compartir el artículo

stats