Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias ficha a Bankia para fomentar el empleo entre los estudiantes de FP

La entidad impulsa el modelo educativo que incluye prácticas en empresas

La intención del Gobierno de Canarias de impulsar la llegada con éxito de alumnos de formación profesional (FP) al mercado laboral ha encontrado en Bankia un nuevo aliado. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri se comprometió ayer a aportar "la financiación que sea necesaria" para alcanzar esa meta y para iniciar el camino conjunto, ambas partes firmaron la puesta en marcha del proyecto Ditec, que llevará a 60 alumnos canarios del ciclo superior de Informática y Comunicaciones a poner en práctica sus conocimientos en empresas canarias.

El banco que alumbró La Caja de Canarias junto a otras seis instituciones de crédito, decidió hace ya tres años apoyar la FP y, sobre todo, la que lleva el apellido dual. Esta última es la que tiene por objeto elevar la probabilidad de éxito de los estudiantes a la hora de encontrar un trabajo poniéndoles en contacto directo con negocios en funcionamiento. Eso les permite llegar al último día de vida académica con experiencia real.

Bankia, entidad en proceso de devolver los más de 20.000 millones de fondos públicos que requirió para no quebrar, despliega una estrategia amable que incluye respuestas "a la principal lacra social que tiene el país", tal y como Goirigolzarri definió al paro.

En ese camino se ha encontrado con el Ejecutivo regional y su declarado deseo, reiterado ayer por el presidente del Archipiélago, Fernando Clavijo, de cubrir "la demanda laboral de profesionales" con ciudadanos residentes en las Islas, en lugar de tener que buscarlos en otros lugares de España.

El deseo del jefe del Ejecutivo es que Bankia "no pierda las mañas" y se implique en más proyectos que el Ditec, en el que desembolsará algo más de 42.000 euros. Según la nota difundida por la entidad, el espíritu del convenio marco rubricado es precisamente el de detectar y posibilitar nuevos caminos para acercar a los estudiantes de FP a un puesto de trabajo.

En el mencionado proyecto, las seis decenas de alumnos provenientes de todas las islas excepto La Gomera y El Hierro -no ofertan el ciclo superior de Informática y Comunicaciones- se concentrarán en Gran Canaria y Tenerife -30 en cada una- para recibir entre los meses de abril y mayo del año próximo 180 horas de formación en programación y emprendimiento. Las cuatro cámaras de comercio de las Islas, a través de la Fundación Incyde, se encargarán de la parte correspondiente al fomento del autoempleo como vía alternativa al hallazgo de un puesto de trabajo en una empresa. Por cuenta del Gobierno canario correrán los gastos de manutención y alojamiento de los alumnos que tengan que desplazarse desde islas no capitalinas, según avanzó la consejera de Educación, Soledad Monzón. Entre mayo y diciembre se desarrollarán las prácticas en las empresas.

"Es muy importante poner los medios necesarios para reenganchar a los jóvenes al mercado laboral y para formar a las nuevas generaciones para que puedan afrontar en mejor forma las nuevas demandas de nuestro entorno", explicó José Ignacio Goirigolzarri, que extendió el beneficio de los acuerdos de este tipo a la mejora del nivel educativo de los jóvenes, otra de las rémoras que arrastra Canarias.

Por su parte, Fernando Clavijo enmarcó esta iniciativa en la adaptación del "modelo formativo a las necesidades reales del tejido económico y productivo canario. En definitiva, nos permitirá poner el talento de nuestros jóvenes al servicio del presente y futuro de Canarias", explicó el presidente.

El hecho de que los estudiantes realicen prácticas en empresas acorta, asimismo, "la distancia que existe entre formación y empleo; entre la oferta educativa y la demanda laboral", lo que, a juicio del jefe del Ejecutivo permite avanzar "hacia el cambio del modelo económico al que ya se dirige Canarias, un cambio de modelo basado en la investigación, desarrollo e innovación, y en la sociedad del conocimiento". El pasado año la oferta educativa del Archipiélago incluyó 600 plazas de formación dual, de las que se cubrieron un total de 550.

Compartir el artículo

stats