Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias, entre las autonomías que atraen mano de obra de otras regiones

El Archipiélago recibe del resto del país 613 trabajadores más de los que hacen las maletas rumbo a la Península

Canarias, entre las autonomías que atraen mano de obra de otras regiones

Canarias, entre las autonomías que atraen mano de obra de otras regiones

Canarias figura entre las comunidades autónomas capaces de atraer mano de obra de otras regiones del país. De hecho son solamente cinco los territorios a los que llegan más asalariados que los que hacen las maletas rumbo otras comunidades. En concreto, el Archipiélago recibió a lo largo de 2015 procedente del resto del Estado un total de 613 trabajadores más de los que se marcharon hacia las restantes autonomías.

La movilidad laboral se ha incrementado en España por segundo año consecutivo. El número de ciudadanos que da el paso de salir de su región por un empleo creció en 2015 un 14,5%. Fueron 109.314 los asalariados que mudaron su hogar a otros territorios del país, cuando un año antes, en 2014, habían sido 95.436. Un dato que argumenta en favor de la recuperación de la economía y del mercado laboral. Tan es así, que Canarias, que fue en 2016 la comunidad en la que más puestos de trabajo se crearon, está entre las únicas cinco autonomías que atraen asalariados provenientes de alguna de las demás regiones.

Una realidad que ponen de manifiesto las estadísticas de movilidad laboral que acaba de publicar la Agencia Tributaria, estadísticas que revelan cómo el número de personas que cambia de territorio por motivos de empleo se incrementa por segundo año: 91.007 en 2013, 95.436 en 2014 y 109.314 en 2015. Cifras, eso sí, que aún están muy lejos de los casi 230.000 ciudadanos que hicieron las maletas allá en 2008 -el primer año que discurrió sumido de lleno en la crisis económica- por los mismos motivos, es decir, por trabajo.

En lo tocante a las Islas, el análisis del organismo dependiente del Ministerio de Hacienda y Función Pública descubre que el Archipiélago ganó 613 asalariados en 2015. No en vano fueron 4.780 los trabajadores que llegaron a Canarias desde la Península o Baleares, mientras que los residentes en las Islas que marcharon hacia territorio peninsular o hacia el otro archipiélago del país solamente fueron 4.167. Así pues, ya son tres los años seguidos en los que el saldo de la movilidad laboral en Canarias es positivo. En 2013 ganó 163 empleados -vinieron 3.884 y se fueron 3.721- y en 2014, 336 (llegaron 4.148 y marcharon 3.812). Una situación que, por tanto, se consolida y que contrasta sobremanera con la de los ejercicios inmediatamente anteriores, en los que el saldo fue negativo.

Fue especialmente en 2009 y 2010 -cuando las estrecheces se agravaron hasta límites insospechados solo meses antes- que la crisis llevó la particular balanza de la movilidad laboral a guarismos negativos. En 2010, por ejemplo, dejó las Islas un total de 5.547 asalariados, siempre según las estadísticas oficiales de la Agencia Tributaria, mientras que quienes aterrizaron en la región sumaron 4.276. La coyuntura, sin embargo, empezó a cambiar en 2013, para consolidarse ahora, algo a lo que han contribuido las mejores expectativas de conseguir trabajo en el Archipiélago. Buenas expectativas en las que subyace el periodo de bonanza -las cifras de visitantes baten récords año tras año- que atraviesa el sector turístico.

La mayor parte de las 4.780 personas que aterrizaron en la Comunidad Autónoma por razones laborales llegó procedente de Andalucía (hasta 1.112 trabajadores), Madrid (893) y Cataluña (522). Por otro lado, la Comunidad de Madrid es el destino preferido de los isleños que deciden salir de Canarias en busca de empleo. Hasta 1.265 de los 4.167 que dieron este paso, un 30%, marcharon hacia la región capitalina. Casi 690 lo hicieron a Cataluña y 643, a Andalucía.

Compartir el artículo

stats