Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía colaborativa con ritmo

Una plataforma que une a profesionales y usuarios del mundo de la música se alza con el Primer Premio Business Plan Executive MBA del Instituto Internacional Bravo Murillo

Economía colaborativa con ritmo

Economía colaborativa con ritmo

María del Carmen Gili y Jaime Pérez son complementarios. Ella posee un perfil creativo y entiende los entresijos de las redes sociales y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). A él no se le escapa un número y sabe qué camino debe tomarse para que un plan de marketing surta el efecto deseado. Juntos han creado Artists Page (www.artists-page.com) una plataforma que bebe de la tan en boga economía colaborativa para poner en contacto a músicos y artistas en general, y sus potenciales clientes. La idea les ha llevado a alzarse con el Primer Premio Business Plan Executive MBA del Instituto Internacional Bravo Murillo.

Clases de armónica diatónica presenciales o vía Skype, bandas de rock, cuentacuentos o violinistas son solo algunos de los ejemplos de los servicios que se ofrecen en Artists Page. "Es un market place", señala Gili, para aclarar a continuación que en el negocio que han puesto en marcha "no solo se producen transacciones comerciales, sino también colaboración".

Una pareja que va a casarse y quiere música en directo en la boda, una empresa que prepara un evento para la presentación de un nuevo producto, un particular que quiere recibir clases de piano o, por ejemplo, "un hotel que necesita profesionales capaces de amenizar una velada", apunta Pérez, conforman un abanico de potenciales demandantes lo suficientemente amplio para entender que el proyecto tiene muchas posibilidades de convertirse en un éxito.

Con cuatro meses de vida, Artists Page se acerca al centenar de inscritos -clientes y profesionales- y esa es la clave: "Llenarla de usuarios", detalla Pérez, porque "el boca a boca", añade Gili, es uno de los pilares en los que se asienta. Entendido ese trasiego de información tanto a la vieja usanza como en la versión que facilitan las nuevas tecnologías. Al igual que sucede en los casos de Airbnb o TripAdvisor, también esta plataforma permite dejar comentarios sobre el grado de satisfacción que obtienen los contratantes.

Garantía

De esta manera "nos garantizamos que hay una seriedad", explica María del Carmen Gili. De esa y también reteniendo "una parte de la transacción", añade Jaime Pérez, "hasta tener constancia de que se ha prestado el servicio".

Formar parte de Artists Page es gratuito. Basta con inscribirse en la página web. El ritmo en la llegada de usuarios es satisfactorio y el reto es que sean muchos más con el paso del tiempo. Esa es la garantía de que se producirá un alto número de transacciones, una de las vías de financiación del proyecto. Por eso en este momento los padres de la criatura se hayan inmersos en la búsqueda del capital necesario para acometer una inversión publicitaria que acelere el proceso de captación de usuarios.

El plan de negocio contempla que la cuenta de resultados sea positiva en el segundo año de andadura, de ahí la importancia de encontrar a la mayor brevedad inversores con el fin de dar un empujón al proyecto. El desembolso inicial contemplado en el business plan no es elevado, solo 80.000 euros, expone Pérez.

Ambos emprendedores reconocen que la idea inicial ha sufrido cambios hasta llegar al momento actual. "Estuvimos muy receptivos", afirma Gili sobre los conocimientos adquiridos a través del cuadro de docentes del Instituto Internacional Bravo Murillo. Los oídos bien abiertos para captar la mayor cantidad posible de información con el objetivo de acercar la idea al éxito. "Es verdad que con lo que te dicen los profesores empiezas a enfocar de manera diferente, vas mejorando el enfoque", incide Pérez.

En el caso de Artists Page, este paso fue esencial para dar forma a la vertiente financiera y de marketing. Incluso, como apunta Gili, en ocasiones son las ideas o sugerencias que aportan "los propios compañeros" las que te hacen mirar las cosas desde un ángulo diferente. "Somos muy flexibles en ese sentido, estamos en la fase inicial y es muy bueno oír todos los comentarios", coinciden ambos.

También los dos apuntan a las nuevas tecnologías como uno de los puntos fuertes de su proyecto. Las dificultades que entraña operar en Canarias, por su lejanía y la fragmentación del territorio, quedan soslayadas por la Red. De hecho, ya cuentan con usuarios en varios puntos de España, aunque ambos prefieren ir paso a paso. "Tenemos proyección internacional, pero nuestra primera intención es que Artists Page crezca aquí", sostiene Gili. De hecho, Jaime Pérez reconoce que ya existen en Estados Unidos experiencias parecidas pero ceñidas al ámbito de los locales de ensayo "y han funcionado muy bien".

Precisamente un local de ensayo de Madrid ya forma parte de los usuarios de Artists Page y se cuenta entre los que han contactado con estos dos emprendedores para confirmar la oportunidad de la puesta en marcha de la idea. "Nos han llamado para felicitarnos por la idea. Hasta ahora hemos recibido feed back positivo y eso nos sirve para comprobar que no nos hemos equivocado en el planteamiento", recalcan ambos.

Compartir el artículo

stats