Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las aerolíneas tradicionales apenas dejan hueco para que las 'low cost' ganen cuota

Las compañías de bajo coste rozan el 40% del mercado tras crecer casi un 14% hasta 5,1 millones de pasajeros en 2016

Las aerolíneas tradicionales apenas dejan hueco para que las 'low cost' ganen cuota

Las aerolíneas tradicionales consolidan su predominio en Canarias después de perder la mayoría de la cuota de mercado por el aterrizaje masivo del bajo coste en la segunda mitad de la pasada década, según los datos del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Tras copar uno de cada seis vuelos internacionales al inicio de la actual década, las firmas económicas rozan ahora el 40% de los cielos isleños.

La recuperación económica, el abatamiento del petróleo y la guerra de precios permitieron a las compañías convencionales invertir la tendencia favorable a las low cost desde el inicio de la gran recesión. Hasta entonces, las firmas tradicionales concentraban nueve de cada diez vuelos en las Islas, según el Instituto de Turismo de España (Turespaña), pero las low cost se aprovecharon del estallido de la crisis, a partir de 2008, para concentrar más del 60% del mercado.

La expansión turística, con cuatro récords anuales consecutivos hasta la marca histórica de 15 millones de visitantes en las Islas durante 2016, también favoreció la recuperación de las convencionales frente al bajo coste. Hasta ahora, cuando las aerolíneas económicas frenan su caída para mantenerse cerca del 40% gracias a los continuos incrementos de los viajeros.

Durante el pasado enero, los pasajeros internacionales transportados al Archipiélago por las aerolíneas de bajo coste aumentaron un 20,9% con respecto al mismo mes de 2015 hasta situarse en 465.069 personas, mientras que los viajeros a bordo de las convencionales subieron un 0,5% hasta 736.850 individuos. De acuerdo a las cifras facilitadas ayer por Turespaña, por tanto, las compañías de bajo coste controlaron el 38,6% del sector aéreo internacional, cuyo restante 61,3% dominaron las aerolíneas tradicionales.

El dato, basado en los registros de Aena, confirma la tendencia experimentada a lo largo de 2016, cuando las firmas low cost crecieron un 13,8% (5,1 millones de pasajeros internacionales) hasta concentrar el 38,1% del mercado frente al aumento del 14,1% (8,3 millones) y la cuota del 61,8% de las compañías clásicas. No obstante, desde Turespaña advierten de la dificultad de comparar los dos últimos años al no coincidir los listados de las aerolíneas de bajo coste de ambos ejercicios, ya que el dinamismo del sector provoca continuos vaivenes en función de la oferta de la competencia o los precios del crudo.

Matices estadísticos al margen, el pasado ejercicio mejoró las cifras del bajo coste en 2015: alza del 3,7% hasta 4,3 millones de pasajeros internacionales y el 37,2% del tráfico aéreo. Dos años atrás, por tanto, las aerolíneas tradicionales coparon el restante 62,8% de los cielos canarios al transportar a 7,3 millones de viajeros internacionales tras subir un 1,4% con respecto a 2014.

Desde finales de 2014, precisamente, convencionales y económicas mantienen un empate técnico en el conjunto de España, con un exacto 50% de cuota de mercado para cada grupo de compañías al cierre del pasado año (80,9 millones de viajeros internacionales en total).

Según los datos de Turespaña, Canarias se situó en 2016 como la tercera autonomía por pasajeros internacionales (13,4 millones, 16,3% del total), solo por detrás de Comunidad de Madrid (18 millones y 22,3% del total) y Cataluña (17,3 millones y 21,4%) pero por delante de Islas Baleares (13,3 millones y 16,5% y Andalucía (8,7 millones y 10,8%). En bajo coste, el Archipiélago cayó a la quinta posición autonómica (5,1 millones y 12,7% del total), por detrás de Cataluña (11,3 millones y 28,2%), Andalucía (6 millones y 14,9%), Islas Baleares(5,9 millones y 14,6%) y Comunidad Valenciana (5,8 millones y 14,5%).

Compartir el artículo

stats