Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Campaña de los tabloides británicos por el encarecimiento de los viajes a las Islas

Turoperadores y hoteleros negocian en estas semanas los precios para el próximo invierno

Campaña de los tabloides británicos por el encarecimiento de los viajes a las Islas

The Sun y el Daily Mirror, los dos tabloides principales del Reino Unido, coincidieron estos días en destacar el encarecimiento de los precios que tendrán que asumir los británicos si quieren pasar sus vacaciones este año en Canarias. Ambos medios recogieron unas declaraciones del director ejecutivo del turoperador Thomas Cook, Peter Fankhauser, que periódicos españoles tradujeron libremente en una intención de recortar el envío de clientes a España. Todo sucede cuando operadores turísticos y hoteleros negocian los precios para el próximo invierno y a las puertas de la celebración de la Bolsa Turística de Berlín (ITB), la principal feria mundial del sector en la que se negocian miles de millones de euros.

Un portavoz de Thomas Cook atribuyó a un error de traducción por parte de los medios de comunicación españoles la supuesta intención de la compañía de reducir su presencia en el mercado canario. Lo cierto es que el Daily Mail citó a Fankhauser reconociendo como "natural" que los empresarios del sector alojativo eleven los precios en sus establecimientos dada la coyuntura. Sí es cierto que el primer ejecutivo del gigante de la turoperación descartó repercutir en sus márgenes de beneficio esa subida. Desveló que la intención de la compañía es la de primar la calidad en lugar de buscar grandes volúmenes de clientes en cualquier rincón.

Los dos diarios detallaron una suma de factores que dotan de lógica al incremento de los precios: la devaluación de la libra, la falta de alternativas para viajar ante los problemas de seguridad de los destinos africanos y Turquía, y el repunte de los precios del petróleo. Sin embargo, ese razonamiento cartesiano no tuvo cabida en los titulares. The Sun atribuyó a los empresarios españoles del sector alojativo la intención de hacer caja con los turistas británicos que buscan un lugar seguro en el que pasar sus días de asueto, mientras que el Daily Mail destacó que la subida de precios alcanza hasta un 15%.

El mensaje ha llegado a los protagonistas del principal motor económico del Archipiélago. "Los turoperadores son grandes estructuras que han integrado verticalmente todo el negocio y no les ha salido bien en algunos casos", señaló uno de los consultados. Necesitan hacer caja para sostener las inversiones fallidas que ha supuesto tener hoteles en propiedad en lugares como Egipto o Turquía. Las tasas de ocupación allí son mínimas, porque, a pesar de que ofrecen precios muy bajos, la potencial clientela prima el factor seguridad sobre cualquier otro, no quiere sobresaltos durante las vacaciones.

Las Islas viven hoy un momento dulce por esta cuestión. La demanda supera a la oferta y las leyes de mercado dictan que en estas circunstancias los precios suben. Lo saben todos los que trabajan en torno al turismo. "A veces la comunicación se utiliza para estas cosas", señaló el presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), Jorge Marichal, que, no obstante, alertó de que entrar "en una escalada de precios que no lleve aparejado un cambio a mejor en la infraestructura o en el servicio" puede provocar "el colapso de los flujos de turistas" que aportan los turoperadores.

Su homólogo en la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la provincia de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricua, descartó la posibilidad de que se produzca un recorte en las llegadas de británicos en el futuro más próximo. "El incremento de plazas aéreas para Gran Canaria desde Gran Bretaña es del 20% de cara al verano", resaltó y destacó el protagonismo que cobra en ese avance el turoperador Jet2Holidays, con un alza "del 70%" para el periodo estival.

Las grandes cadenas hoteleras se dan por enteradas del mensaje pero no varían un ápice su estrategia. "Es cierto que los turoperadores no están acostumbrados a que la realidad adopte este esquema, siempre han estado en una posición de fuerza para la negociación", destacaron desde una empresa hotelera. "Ve tú a decirle a RIU, Lopesan y otros grandes que no suban los precios", continuó el mismo portavoz.

También los turoperadores saben que los mensajes de este tenor tienen escaso impacto en las grandes empresas. Entonces, ¿para qué sustanciar el debate? "Los destinatarios del mensaje son los pequeños empresarios extrahoteleros. Algunos de ellos tienen incluso contratos de exclusividad con determinados turoperadores", detalla una fuente del sector.

En base a eso, toda vez que resta importancia a los mensajes que han llegado en los últimos días y reitera la necesidad de no meterse en una espiral alcista, Jorge Marichal sí estimó necesario "estar atentos a las peticiones de otros turoperadores". Los proveedores de clientes no tienen alternativa en invierno y la pelea por las plazas en verano es dura. Si no quiere las camas uno, en la puerta hay muchos más esperando por ellas.

Compartir el artículo

stats