Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Falta de ofertas y bajos salarios hacen de las Islas el peor lugar para trabajar

El mercado laboral español mejora, pero Canarias se sitúa en el último puesto de la clasificación por comunidades autónomas

Falta de ofertas y bajos salarios hacen de las Islas el peor lugar para trabajar

El mercado laboral español registra una leve mejoría que Canarias ve pasar de largo. Así se desprende del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo correspondiente al año 2016, que coloca al Archipiélago en el último lugar del ranking por comunidades autónomas. Entre el cúmulo de razones que colocan a la región en el puesto más bajo de la tabla, destaca tener los segundos salarios más bajos del país y el mayor porcentaje de parados que buscan empleo desde hace dos años o más tiempo.

La mayoría de los territorios que integran el Estado experimentaron una evolución favorable durante el pasado año, pero las Islas no estuvieron en ese grupo de once comunidades. El índice que conforma Adecco con diferentes variables se queda en 4,4 puntos tras perder un 3,1% durante el pasado ejercicio. Ese retroceso, unido a las mejorías de Asturias y Castilla-La Mancha, hace perder dos puestos a Canarias, que cae al último lugar.

El ranking lo abre Cantabria, con un índice que supera al del Archipiélago en casi dos puntos (6,4), y el avance del conjunto de España es tan leve que la nota media se mantiene en los mismos 5,5 puntos conseguidos en 2015. Madrid (6,2) y Comunidad Valenciana (6,1) completan la terna de las mejores regiones para trabajar, mientras que Castilla-La Mancha (4,6) y Galicia (5) son las que cierran la tabla junto a las Islas.

Mano de obra intensiva

El primero de los aspectos analizados por la empresa de gestión de recursos humanos es el salarial y, como es tradicional, Canarias aparece entre las comunidades autónomas en las que menos dinero se necesita para retribuir a los trabaja-dores. El gran peso del sector servicios, el escaso tamaño de la industria y la ausencia prácticamente total de innovación dibujan una oferta laboral global en la que abunda la demanda de mano de obra intensiva y escasamente cualificada. En otras palabras, las bajas remuneraciones son amplia mayoría.

El salario medio en el Archipiélago se sitúa en los 1.398 euros, un 0,2% menos que en 2015. La cifra se queda a 237 euros de alcanzar la media del país y a 637 de la que se paga en el industrializado País Vasco. Solo Extremadura (1.339 euros) empeora la marca que se anotan las Islas en esta variable.

En la práctica totalidad de los aspectos analizados, Canarias aparece en la zona en la que nadie quiere estar. A la hora de observar las posibilidades que tienen de encontrar un puesto de trabajo quienes se quedan en paro, de nuevo las Islas se sitúan como un mal lugar para lograrlo. El Archipiélago presenta el mayor porcentaje (47,5%) de desempleados que llevan dos años o más fuera del mercado laboral, adelantando en un punto y medio a Asturias, que es la segunda peor en este aspecto, y superando en más de cinco la media del Estado (42,4%).

Para medir lo que Adecco denomina "seguridad en el empleo", ese paro de larga duración se conjuga con el porcentaje de activos sin ocupación que perciben una prestación. Solo el 43,6% de los isleños que persiguen una oportunidad laboral recibe ingresos que atenúan los efectos de la falta de trabajo. Ese porcentaje medio, obtenido con los datos de cada uno de los trimestres del pasado año, contrasta con el 68,7% que cubre Baleares. Y, de nuevo, la media estatal (50,3%) aparece muy alejada.

En este caso, el único consuelo al que puede recurrir el Archipiélago es la existencia de otras dos regiones que lo tienen peor: Castilla-La Mancha, con solo el 43,3% de sus desempleados sostenidos por una prestación, y Madrid, donde la tasa se queda en el 41,6%.

Otro de los conceptos que deja mal parada a Canarias es el de la conciliación entre la vida personal y la profesional, si bien en esta ocasión esa es la tónica general para todas las regiones. "Este es el apartado que registra los resultados más adversos, la puntuación media ha descendido en todas las autonomías", destaca el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo de 2016. Solo el 8% de los canarios con empleo cursan estudios, mientras que la media española se sitúa en el 10,3%.

La única buena noticia para las Islas que contiene el informe está en el incremento del poder adquisitivo. En los últimos dos años ha mejorado en 311 euros y no porque los sueldos hayan crecido en esa medida, sino por la atonía de precios. Esa cifra mejora notablemente la del conjunto de España (160 euros), claro que la inflación canaria (1,3%) fue tres décimas inferior a la española el año pasado.

Compartir el artículo

stats