Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Explota el aguacate

La superficie dedicada a este cultivo crece en las Islas un 57,8% en ocho años

Explota el aguacate ANDRÉS CRUZ

Los productores canarios de aguacates cogen carrerilla para dar el gran salto a Europa. La superficie dedicada a este cultivo ha crecido un 57,8% en ocho años: de las 815,8 hectáreas de 2007 se han pasado a las 1.287,4 de 2015. Ahora bien, los agricultores tienen que esperar una media de cuatro años hasta que el árbol empieza a dar un fruto que, dependiendo de la temporada, se llega a vender hasta siete euros el kilo. La creciente plantación de aguacateros comenzó a incrementarse de forma más acusada a partir de 2013, lo que hace prever una gran producción para este ejercicio, los venideros, y la explosión del mercado. Hasta ahora, la mayor parte de la cosecha se queda en las Islas para abastecer al consumo local y la demanda de los millones de turistas que se hospedan en los hoteles del Archipiélago cada año. Sin embargo, el alza del sector ha permitido que los envíos al exterior sean cada vez mayores. La Península es su principal comprador, pero Francia o Finlandia son algunos de los países que ya cuentan con el aguacate canario en su cesta de la compra.

Ante el impulso del cultivo, el sector busca protegerse de sus principales competidores para que su incursión en Europa no se vea frenada, ya que incluso las políticas de la Casa Blanca pueden afectar a las exportaciones de aguacates canarios. La intención del nuevo presidente de Estados Unidos (EEUU) Donald Trump de renegociar el acuerdo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) -suscrito en 1992 entre la propia potencia estadounidense, Canadá y México, pero en vigor desde 1994-, es lo que hace peligrar el desarrollo de este cultivo en las Islas. El país azteca es el principal cosechador de aguacates del mundo. No en vano, México produjo en 2013 unos 1,5 millones de toneladas, según los datos más actualizados de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (Faostat). Su principal rival, la República Dominicana, no alcanza ni las 500.000 toneladas. Esta diferencia, por sí sola, da cuenta del poderío de México en este subsector agrícola.

La amenaza proteccionista del magnate, que pretende fijar un arancel del 20% a todos los productos procedentes del país presidido por Enrique Peña Nieto, podría cambiar el rumbo de las exportaciones de este Estado. Las presiones de Trump han conducido a México a mover ficha, por lo que ya busca nuevos mercados donde colocar su producción o ampliar los envíos en aquellos en los que ya tiene presencia. Es el caso de la Unión Europea (UE), con la que México tiene suscrito un acuerdo desde hace 17 años para la introducción del fruto, conocido en ese país como el 'oro verde' por su característico color.

El Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM) entró en vigor en julio del año 2000. En este convenio, ambas partes acordaron establecer un cupo específico para la entrada de aguacate mexicano a Europa sin arancel. Eso sí, la alianza contempla que los envíos, que solo pueden realizarse entre el uno de junio y el 30 de septiembre, no pueden superar las 20.000 toneladas. La tensión con EEUU, que actualmente compra ocho de cada diez aguacates que exporta el país azteca, hace peligrar el 'sueño americano' de los productores mexicanos. Ante tal situación, ya se han producido contactos diplomáticos entre México y la UE en los que el país azteca puja por ampliar ese volumen de exportaciones.

De salir adelante esta petición, el gran perjudicado sería la producción de aguacates isleños, por lo que el Ejecutivo canario reclama que en caso de que se aumente esa cuota no sea sin ningún tipo de tasa aduanera. El objetivo es claro: tratar de proteger el género de las Islas.

Esta situación recuerda a la vivida recientemente con el plátano canario. La adhesión de Ecuador al acuerdo de libre comercio que Perú y Colombia mantienen con el bloque comunitario hizo templar a los operadores de este sector. El acuerdo, que entró en vigor este mismo año, incluyó al final un mecanismo de protección para los productores europeos de plátano, de tal forma que si se supera un determinado umbral de importaciones se suspenden las preferencias estipuladas.

Calidad como diferenciación

El principal productor de aguacates de Europa es España. Las cifras de Faostat reflejan que el país cosecha al año alrededor de 70.000 toneladas, unas 40.000 más que Portugal, su principal rival. En Canarias este cultivo se encuentra en fase inicial de expansión, por lo que el mayor peso lo siguen teniendo provincias del sureste peninsular como Málaga o Granada. No en vano, el secretario general de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga), Hernán Tejera, sostiene que estas demarcaciones andaluzas son los principales competidores de las Islas en la carrera por la exportación a Europa. Si finalmente una mayor cuota de la producción de México se desvía a la UE, Canarias tendrá que consolidar su espacio "dando valor a la calidad de su aguacate".

Durante el último cuatrimestre del año pasado, Asaga ya propuso la creación de una asociación regional de productores y comercializadores de aguacate con el fin de estructurar bien el sector y potenciar su crecimiento. Asimismo, Tejera señala las bondades que supondría para esta actividad contar con el símbolo gráfico de calidad de las regiones ultraperiféricas. El Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) es el órgano competente para autorizar el uso de este distintivo, por lo que Tejera solicita su colaboración para la consecución del sello.

Pero ahí no terminan los objetivos. El reconocimiento de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) por parte de la UE es otra de las metas que se marca Asaga para este producto. Su secretario general considera que, dado el inminente crecimiento del mercado, no se puede esperar para comenzar a buscar su obtención. Este sello garantiza el origen del producto que lo ostenta, con lo que evita que se lleven a cabo posibles fraudes. "No sabemos cuál es el techo y desde el principio tenemos que ir con calidad", subraya Tejera.

Las extensiones de terrenos dedicados al cultivo del aguacate han dado un salto cuantitativo importante en los últimos ejercicios al pasar de 815,8 hectáreas a 1.287,4 en ocho años. Es decir, que el Archipiélago destina 471,6 hectáreas más a la obtención de esta fruta, según datos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias. La Palma (595,3), Tenerife (473,4) y Gran Canaria (181,6) son las principales islas productoras.

En consonancia con este aumento se sitúan los envíos fuera de las fronteras isleñas. Entre 2010 y 2015 se exportaron 850,5 toneladas más, ya que se pasó de 164,24 toneladas a 1.014,74. Esto es, un 517,84% más. De momento, la cuantía más importante tiene como destino la Península. En 2015, en concreto, se envió al resto del país 918,66 toneladas. Francia y Cabo Verde, con 86,72 y 8,11 toneladas, respectivamente, le siguen en importancia. Mauritania, Senegal o Finlandia son también otros de los países que reciben el aguacate canario.

El país galo es, junto con Reino Unido y España, uno de los principales importadores europeos de aguacate. España solo compra en épocas en las que no se producen dentro de sus fronteras este fruto o porque la cantidad recolectada es insuficiente, pero en el resto de Europa el Archipiélago tiene que competir con los grandes países productores.

El investigador del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), Pedro Modesto Hernández, explica que las principales remesas que recibe Europa proceden, principalmente, de la Península, Chile y Perú. En los dos primeros puntos, Hernández apunta a que el aguacate producido allí cuenta con menor calidad, especialmente en el país chileno. En el tercero, en cambio, la calidad sí es buena, pero se recolecta en épocas distintas que el canario. Ahora se podría sumar México, si finalmente consigue reforzar su presencia en el mercado europeo, pero las propiedades de sus aguacates no son las mejores. A ello se suma, además, el largo trayecto que debe salvar el género para alcanzar territorio europeo, lo que hace que las condiciones del mismo empeoren.

Diversas variedades

El Archipiélago cuenta con un amplio abanico de variedades de aguacates. El investigador del ICIA expone que los principales son hass y fuerte, pero también se encuentran pinkerton, redd, bacon, lamb hass, antillano y numerosas tipos híbridos. La creciente apuesta por el aguacate se basa, en parte, por la posibilidad de cultivarlo a cotas altas pese a ser un fruto subtropical-tropical. "El límite es la zona de inversión térmica", comenta, que es donde se estanca el mar de nubes. Además, el aguacatero "no es demasiado exigente en agua" y su poda contribuye a obtener mayores rendimientos. La plaga contra la que tiene que luchar los agricultores en este caso es la araña cristalina (Oligonychus perseae), presente ya en todas las Islas. Aun así, la combinación de diferentes variedades hace que a lo largo de todo el año se obtenga producción, si bien en los meses de verano -principalmente agosto y septiembre- la recolección es menor. "Lo que se intenta en Canarias es cubrir todo el año", incide Hernández.

El cultivo del aguacate fue introducido en las Islas en el siglo XVII de la mano de los emigrantes canarios que retornaban de Cuba y Venezuela. En la actualidad constituye una pieza fundamental de la columna vertebral de la agricultura de Mogán, municipio ubicado en el suroeste de Gran Canaria. Rosendo Quesada, productor de la localidad, cuida con mimo los ejemplares que lucen con brío en cinco hectáreas de terrenos, donde también recolecta mangos. "Antes de cogerla del árbol el aguacate ya está vendido", insiste, al tiempo que recalca que el género isleño "no tiene competidor, sobre todo el de Mogán". Quesada destaca la textura cremosa y sabor almendrado de algunas variedades, lo que convierten al fruto en un elemento muy preciado en la gastronomía. Pero sobre todo insiste en el impulso que el municipio persigue dar al 'aguacate de la verruga', una variedad original de esta localidad que busca lograr la Denominación de Origen para distinguirse en el mercado.

Compartir el artículo

stats