Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los autónomos reclaman a Clavijo que extienda la tarifa plana a dos años

Lorenzo Amor pide la puesta en marcha de un "hospital de empresas"

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, pidió ayer al jefe del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, que amplíe a dos años la duración de la llamada tarifa plana para los nuevos empleados por cuenta propia. La idea de ATA es que sean los ejecutivos regionales los que se hagan cargo del segundo año de aplicación de la medida, una vez que el gabinete de Mariano Rajoy ha garantizado que cumplirá su compromiso de extender su duración de seis meses a un año.

Amor explicó que la tarifa plana, en virtud de la cual los nuevos trabajadores autónomos cotizan a la Seguridad Social por una cuota fija mensual de 50 euros, contribuye a hacer aflorar empleos en negro y, por tanto, a reducir la economía sumergida. En este sentido, el principal representante de ATA, que ayer se reunió con Clavijo y la consejera de Empleo, Cristina Valido, en la sede de la Presidencia del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, recordó que hay varios análisis que corroboran que es el Archipiélago la región que lidera en España la tasa de economía sumergida, de modo que "hay que invitar a esa economía informal a entrar en el sistema".

El ejecutivo del PP fijó inicialmente en solo seis meses -seis cuotas- el tiempo durante el cual los emprendedores podrían beneficiarse del descuento, si bien las presiones de ATA llevaron al PP a asumir durante la campaña electoral el compromiso de extender la medida seis meses más, lo que se plasmará en la ley de reformas urgentes para los autónomos que los populares han consensuado con Ciudadanos. Amor está ahora tratando de convencer a los gobiernos autonómicos de las bondades de que apliquen la tarifa plana durante 12 meses más para promover el empleo por cuenta propia.

En cualquier caso, no fue esta la única demanda que el presidente de ATA trasladó ayer a Clavijo. Es más, Amor puso sobre la mesa otras tres iniciativas que, a su juicio, no solo redundarían en beneficio del colectivo, sino también en beneficio de la economía y el empleo. Así, en la receta de la federación nacional figuran también un programa de reciclaje para aquellos emprendedores que han fracasado en su actividad y no tienen derecho a cobrar la ayuda de los 426 euros; la puesta en marcha de un "hospital de empresas"; y la aplicación de deducciones que obliguen a los ciudadanos a pedir siempre factura, con lo que se combatiría la actividad irregular.

Amor expuso, en lo tocante a lo que calificó de "hospital de empresas", que en nuestro país "se ayuda al que comienza una actividad y también al que fracasa", pero no a esas personas cuyo negocio ha entrado en crisis. Y esta es precisamente la propuesta que ATA está haciendo llegar a los ejecutivos regionales: la puesta en práctica de un servicio de ayuda a las empresas y autónomos "que generan empleo" y que atraviesan una situación delicada. En definitiva, la idea es que la Administración se involucre activamente en el objetivo de evitar que estos negocios acaben por echar el cierre. Amor incluso ahondó en que podrían ser las mismas cámaras de Comercio las encargadas de prestar este servicio, unas instituciones que atraviesan ahora cierta incertidumbre sobre su futuro a la espera de que el Gobierno canario adapte la normativa autonómica a la estatal.

El dirigente nacional de ATA, que estuvo acompañado por el presidente de la organización en el Archipiélago, Juan Carlos Arricivita, también reclamó que se apliquen deducciones fiscales a las familias en gastos de sanidad, educación, estética y reparaciones de electrodomésticos. "A nosotros nos interesa porque la gente pedirá facturas", enfatizó Amor, lo que automáticamente dejaría fuera a quienes se desempeñen en negro y, en consecuencia, no extiendan facturas, ya que el ciudadano no podría entonces desgravarse cantidad alguna.

Esta batería de propuestas complementaría las novedades de la ley de reformas urgentes, entre ellas la extensión de la tarifa plana al menos hasta un año.

Z Flexibilidad en altas y bajas

En primer lugar, la nueva norma permitirá que el autónomo se dé de alta "hasta tres veces" a lo largo de un año, según prevé el borrador. Por tanto, podrá darse de baja igual número de veces y, además, esta computará desde la solicitud, de modo que no se tendrá en cuenta el mes completo en el pago de la cuota.

Z Flexibilidad en la cotización

Además, los autónomos podrán también cambiar su base de cotización hasta cuatro veces en un año, dos veces más que en la actualidad.

Z Nuevas bonificaciones

La nueva ley hará posible que los autónomos se acojan a las bonificaciones por la contratación indefinida de familiares por consanguinidad o afinidad hasta segundo grado e incorporará bonificaciones a las autónomas que vuelvan a la actividad tras la maternidad.

Z Devoluciones de cuotas

La Seguridad Social tendrá que devolver de oficio antes del 1 de mayo el exceso de cotizaciones de los autónomos que estén de alta también en algún régimen por cuenta ajena. Ahora solo se devuelve a quienes lo solicitan y sin fecha.

Z Autónomos societarios

Otra novedad es que la base mínima de cotización de los autónomos societarios -con al menos diez asalariados - se fijará en los presupuestos, con lo que dejará de estar vinculada al SMI y a la base mínima del régimen general, lo que ha provocado desequilibrios en las cuotas.

Compartir el artículo

stats