El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, tildó de "niñatos descerebrados y malcriados" a quienes en las últimas semanas están protestando contra el turismo en Cataluña y Baleares, y criticó a aquellos partidos políticos que "no condenan sus actos vandálicos".

Martínez-Maíllo, que asistió a un acto del partido en Alicante, advirtió de que "se comienza tirando confetti como en Baleares y se acaba quemando autobuses como la kale borroka, como pasó en su momento en el País Vasco".

El coordinador popular ha abogado por tomar este asunto "con la importancia que tiene" y criticó a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por limitarse a "lanzar un tuit".

"Hay que condenarlo de manera clara y rotunda, y poner medidas para evitarlo y que esos niñatos no vuelvan a tener esa tentación permanente de atacar una de nuestras principales industrias", defendió.